Tu navegador (Internet Explorer 7 o anterior) está obsoleto. Tiene fallas de seguridad y no puede mostrar todas las características de este y otros sitios web. Aprende a actualizar su navegador.

X

Navegar / buscar

24 PEREGRINOS HERIDOS EN TRÁGICO CAMIONAZO

El Sol de Cuernavaca

José Luis Rojas

Cuernavaca, Morelos.- Más de treinta lesionados dejó como saldo, un aparatoso accidente, registrado alrededor de las 19:00 horas de este domingo, al quedarse sin frenos un camión de transporte turístico, de la empresa “Autobuses Ortega” de Zacatepec placas 700RH-9 del Servicio Público Federal, cargado de peregrinos proveniente del santuario de Chalma, sobre la carretera federal Cuernavaca-Huitzilac a la altura de “Las Huertas de San Pedro”.

 

De acuerdo a la versión de autoridades locales y capitalinas, el percance se registró cuando el camión se quedó sin frenos, al calentarse las balatas, a consecuencia de la pronunciada pendiente de la citada carretera, lo que provocó que el conductor del citado camión se impactara inicialmente contra la camioneta Ford Explorer color gris placas PWN-4260 del estado en la que se dijo viajaban cinco personas, que por igual resultaron heridas.

 

Posteriormente el pesado camión se estrelló contra una barda y finalmente se volcó en una barranquilla de la zona y la carretera, provocando que decenas de pasajeros resultaran lesionados.

 

Al lugar del percance arribaron ambulancias del Escuadrón de Rescate y Urgencias Médicas de la Secretaría de Seguridad Pública estatal, de Cuernavaca, de la Cruz Roja, del Centro de Control de Emergencia de Civac, Bomberos de Cuernavaca, de Cruz Ámbar y del Distrito Federal, ante el número de lesionados ya que se destacó que el camión turístico traía 40 pasajeros.

 

Hasta las 20:30 horas se notificaba que 13 lesionados habían ingresado oficialmente al Hospital General de Cuernavaca, nueve más al del Seguro Social, ocho al hospital de la Cruz Roja y otros más habían sido llevados por diferentes ambulancias y vehículos particulares a nosocomios privados, sin que hasta ese momento se reportara un solo deceso.

 

Desgraciadamente habría que destacar que ante la magnitud de la contingencia los voceros de la Secretaría de Seguridad Pública estatal incapaces de proporcionar la elemental información, simple y sencillamente adoptaron “la política del avestruz”, escondiendo la cabeza.