Propuesta de la ANUIES sobre la Ley de Educación Superior | Jaime Valls Esponda

Con las reformas constitucionales en materia educativa, se asumieron diversos compromisos de formulación de las leyes secundarias, entre ellos, elaborar una Ley General de Educación Superior, antes de que concluya 2020.

Desde 2015 la ANUIES trabaja de manera colegiada con especialistas de sus asociadas en una propuesta de marco jurídico en materia de educación superior que considerara el contexto de la sociedad del conocimiento, el escenario mundial cada vez más globalizado y el nacional; permitiera enfrentar los retos actuales y asegurara la calidad, pertinencia y sustentabilidad del sistema de educación superior. Se contó con un diagnóstico sobre la vigente Ley para la Coordinación de la Educación Superior de 1978 (LCES), el cual reflejó rezago, obsolescencia y contenido limitado. Entre otros aspectos detectados, se encuentra que el desuso de sus normas provocó su sustitución por prácticas, especialmente en la gestión directa para la obtención de los presupuestos para las universidades e instituciones de educación superior (IES). La asignación presupuestal y los criterios de distribución de los recursos se consideraron muchas veces insatisfactorios, insuficientes e incluso, inequitativos ante las distintas condiciones y necesidades, así como por la diferencia en el tamaño y matrícula de las IES.

Si bien se prevé en la LCES, la coordinación de la educación superior ha carecido de mecanismos efectivos y en los hechos, se realizó mediante convenios entre instituciones públicas y dependencias federales y estatales, aunque se hizo cada vez más compleja ante el surgimiento de nuevos y distintos subsistemas.

Leer más

¿Qué modelo electoral quiere Morena? | Alberto Aziz Nassif

Las piezas que más se han movido en las últimas décadas son, sin duda, las del modelo electoral. Prácticamente después de cada elección se le hacen modificaciones para corregir lo que falló en las elecciones anteriores. Con el método de ensayo y error, la clase política se la ha pasado puliendo y limpiando los lentes de la democracia electoral. Hoy, el que lleva la voz es el partido gobernante, por eso preguntamos ¿qué modelo electoral quiere Morena?

Durante años se pensó que de estas reglas dependía —en buena medida— el futuro democrático del país. Ahora de nueva cuenta parece que estamos frente a las intenciones de otra reforma, sin embargo, hay dos condiciones extrañas, como me lo hizo ver una especialista en materia electoral: las reformas anteriores las ha promovido la oposición, con el fin emparejar el terreno y generar mejores condiciones para una competencia equitativa; y, como una consecuencia de lo anterior, se han construido consensos más o menos definidos en donde todas las fuerzas ganan algo. Hoy la oposición no aparece como actor, quizá porque no ha logrado recuperarse del tsunami de 2018, por lo que no ha expresado con fuerza sus demandas. Tampoco queda claro cuál es el objetivo de hacer otra reforma.

La obsesión de este gobierno es la austeridad, en lugar de que sea el bienestar. Con ese propósito hay que descubrir la intención de Morena para mover el modelo electoral porque hoy es el partido gobernante y domina el espectro político. La iniciativa del diputado de Morena Sergio Gutiérrez tiene como eje básico la palabra austeridad, al extremo de que se establece como una característica de lo que debe ser la República, ya no sólo será representativa, democrática, laica, federal, sino también, austera. Se pretende cortar el financiamiento público a los partidos a la mitad, una propuesta que seguro tendrá mucho consenso popular; también se quiere quitar a los Organismos Públicos Electorales Locales (OPLEs), que forman parte del modelo que generó la reforma de 2014. Otros diputados de Morena quieren fusionar direcciones del Instituto Nacional Electoral (INE), por ejemplo, la de capacitación y la de organización, como si su trabajo fuera asimilable, incluso se propone desaparecer la función de educación cívica y quitar al consejo general. En suma, el morenismo dice que quiere organismos técnicos y no políticos. ¿Será posible?

Leer más

Cómo mejorar la abogacía en México | Miguel Carbonell

Imagine el lector que, en el transcurso de un proceso judicial, el abogado de una de las partes deja vencer a propósito un plazo procesal para interponer un recurso, o le “vende” información sensible a la parte contraria. O sencillamente abandona sus tareas de defensa y produce un resultado pésimo para los intereses de sus clientes. ¿Debería ser sancionado por ello?

La respuesta es evidente: desde luego que sí. Pero si ese abogado trabaja en México es bastante poco probable que sea castigado por su actuación negligente. La rendición de cuentas, en la abogacía es algo que todavía no se ha logrado.

Durante la campaña electoral del año pasado y a lo largo de los primeros meses del gobierno del presidente López Obrador el discurso en contra de la corrupción ha sido una constante. Muchos millones de mexicanos decidieron apoyarlo por sus promesas para limpiar las áreas opacas del Estado. Muchos de los actos de corrupción que tanto daño le han causado al país involucran, de una u otra forma, a profesionales del derecho, respecto de los cuales no hay ninguna propuesta gubernamental para generar un desempeño ético y apegado a la legalidad.

La idea del Presidente de “dar a conocer” los nombres de los abogados y bufetes que han planteado juicios de amparo contra la construcción del aeropuerto de Santa Lucía es del todo inefectiva, además de que —como atinadamente lo ha señalado la Barra Mexicana, Colegio de Abogados— supone un riesgo para la separación de poderes, la autonomía de los abogados y la protección de los datos personales de los quejosos. Yo no he participado en ninguna de las más de 140 demandas de amparo que ya se han presentado en el tema o respecto a la construcción de la Refinería de Dos Bocas, pero si lo hubiera hecho me sentiría orgulloso. No me importaría que la opinión pública conociera mi actuación, pues el juicio de amparo es un instrumento de defensa constitucional y de derechos humanos que mucho apreciamos los abogados mexicanos.

Leer más

¿Reforma electoral? | José Woldenberg

En México las elecciones funcionan. Han sido el cauce pacífico y participativo para que la diversidad política pueda convivir y competir y son una fórmula inmejorable para expresar, recrear y ofrecer un conducto a las oscilaciones de los humores públicos. Por ello los fenómenos de alternancia en todos los niveles y los cuerpos legislativos plurales. Suele decirse que si algo funciona no lo toques. Pero, en la Cámara de Diputados se ha abierto una nueva ronda para discutir una reforma en la materia. Si ello es así, quizá valga recordar lo medular del asunto, aquello que no debe ser vulnerado porque produciría una involución con tintes autoritarios.

1. Autonomía de la autoridad electoral. Los partidos, los candidatos y las coaliciones formales e informales que se generan para contender en las elecciones, son creaturas poderosas, con recursos, enorme visibilidad pública, redes de relaciones, que desatan de manera natural confrontaciones agudas. De eso tratan los comicios. Pues bien, precisamente por su centralidad, por su importancia, por su gravitación en la vida nacional, requieren de un organizador y un árbitro que se coloque por encima de esas pasiones y sea capaz de ofrecer garantías de imparcialidad a todos.

2. Necesidad del consenso. Por tratarse de las reglas del juego es imprescindible que tengan el mayor apoyo posible. Las mejores reformas electorales han sido las que surgen del acuerdo entre los partidos enfrentados. Manteniendo sus diferencias lograron conformar un cuadro normativo que les ofrecía garantías a todos. Una legislación facciosa en esta materia, avalada solo por uno o unos actores, con la exclusión de otros, no presagiaría nada bueno. Recordemos que la legislación debe ser el punto de partida para que las elecciones cumplan con la estratégica función de legitimar a los gobernantes y legisladores y permitir que la mecánica de mayoría y minorías tenga todas las condiciones para su reproducción.

Leer más

Morena en las alturas | Guillermo Sheridan

Las añejas discusiones sobre la religión que profesa AMLO se reactivan ante el protagonismo del líder de la Confraternidad Nacional de Iglesias Cristianas y Evengélicas (CONFRATERNICE), pastor y licenciado Arturo Farela, quien predicó una homilía ante los poderes republicanos en Tijuana, durante el mitin o liturgia o tedeum o lo que haya sido esa sincrética sesión solemne que presidió AMLO después de derrotar al diablo.

Fue interesante. El pastor Farela declaró que Estados Unidos es bueno porque lo fundaron “hombres puros, íntegros que sembraron la semilla de la palabra de Dios en esa gran nación”. Una idea que concuerda con la de AMLO en el sentido de que Estados Unidos es un país bueno porque es cristiano.

¿Y México es bueno? También, dijo Farela porque “tenemos principios y valores que transforman vidas, que hacen nuevas (sic) a los hombres y a los matrimonios, a las familias y a los pueblos”, otra coincidencia con AMLO, quien tiene el dato de que la “reserva de valores de México es la más grande del mundo”.

En Tijuana, el pastor Farela sostuvo que gracias a AMLO “México está sufriendo (sic) esta transformación maravillosa” y le dijo a Dios que muchas gracias no sólo por haber hecho el cielo y la tierra sino también por haber “puesto orden tanto en el gobierno estadounidense como en el gobierno mexicano”.

Leer más

Las medicinas en unicel, joven, por fa | Luis Cárdenas

En la Mira

“No hay nada más terrible, insultante y deprimente que la banalidad”. Chéjov

Estallará una crisis inédita en el sector salud.

Será una bomba de necedades que contará bajas, con muertos, resultado directo de la incompetencia pero más, mucho más, de la obcecación.

Probablemente, esa misma crisis termine por convertirse en los primeros trozos de la caja mortuoria de la Cuarta Transformación, máxime si continúan, como van hasta ahora, dejándolo todo al destino, a la “fe” y a que la culpa de todo viene del pasado. Sí, esta es justo una de esas crisis que puede terminar con los “proyectos de nación”, especialmente cuando estos nacen más de la imaginación que de las realidades… Así de grave y así de simple.

Con el desbordado afán por recortar y recortar a costa de lo que sea, el gobierno de la República optó por retrasar, desde hace varias semanas, la publicación de las reglas de licitaciones para la compra de medicamentos para el sector público, estamos hablando de más de tres mil claves que representan casi 400 millones de unidades farmacéuticas, es decir de medicamentos e insumos.

Leer más

Un mito y porras contra la inseguridad | Carlos Loret de Mola

Historias de Reportero

En el discurso, la Guardia Nacional se convirtió en la solución mágica a la que se han aferrado la administración federal y los gobiernos estatales.

Ya va a venir la Guardia y cambiará todo, se asegura.

Los gobernadores de estados en los que la violencia está fuera de control aún repiten que van a pedir que les ayude la Guardia Nacional.

Se ha vuelto un mito, un anhelo desesperado frente al incremento de la inseguridad.

Las cifras oficiales y de organizaciones civiles coinciden en mostrarlo, las imágenes desgarradoras de cada semana lo acentúan y el miedo de la sociedad, más que fundado por lo que ve y enfrenta a diario, lo sella: la violencia va al alza en el país.

No es una batalla política ni de percepciones. Es simplemente la realidad. Negarla desde la autoridad no la va a desaparecer pero sí dificultará modificarla para bien.

Leer más

Aispuro y edil electa se suben al ring por abucheos | Corresponsales de El Universal

Kiosko

Aispuro y edil electa se suben al ring por abucheos

Tras los abucheos que recibió el gobernador de Durango, José Rosas Aispuro (PAN), y las protestas en contra de la construcción del Metrobús durante la visita del presidente Andrés Manuel López Obrador al municipio de Gómez Palacio, nos cuentan que, de inmediato, el mandatario comenzó a buscar culpables. Así, nos comentan, el góber identificó como autora intelectual de las manifestaciones a la alcaldesa electa de ese municipio, la morenista y expriista Marina Vitela, asegurando que ésta posee “intereses” ajenos a la región. Ante ello, nos señalan, doña Marina no se quedó callada y calificó estos comentarios como irresponsables, ya que contribuyen a la polarización del tema e incluso aclaró que ella únicamente acudió al evento como invitada. Este, nos aseguran, es el principio de una serie de rencillas entre don José y la alcaldesa del segundo municipio más importante de la entidad. ¿De qué cuero saldrán más correas?, se preguntan los duranguenses.

Novio “peleonero” avergüenza a diputada

Desde Jalisco, nos platican, el novio de la diputada local, Berenice Rivera Rodríguez (MC), protagonizó un desfiguro que la dejó mal parada por intentar defenderlo. El asunto, nos confían, es que mientras un reportero pretendía fotografiar a la emecista durante una sesión del pleno, el joven se molestó y trató de obstruir la labor del periodista empujándolo en repetidas ocasiones. Después de un rato, nos explican, el comunicador decidió confrontarlo, por lo que los asesores de la legisladora optaron por sacar al novio del recinto. Sin embargo, nos dicen, la cosa no paró ahí, ya que doña Berenice se sacó de la manga un punto de acuerdo para tratar de impedir el acceso del periodista al Congreso y pedir que su empresa lo cambie de fuente. Ver para creer.

Leer más

Migración: el tema incómodo | Gabriela Vargas G.

En días pasados fuimos espectadores de la nueva modalidad de intimidación en nuestras relaciones bilaterales con Estados Unidos: la imposición arancelaria, como el arma más eficaz para obligar a un socio comercial a modificar sus políticas internas, como es la migratoria, en el caso de México.

¿Cuál es la condición, que no la petición, en la era Trump para mantener nuestra relación bilateral sin la amenaza de la recesión?: endurecer nuestras medidas migratorias en nuestras fronteras, para frenar los movimientos de población del sur, por donde entran todos los indocumentados de Centroamérica, cuya mayor motivación es escapar de prácticas nocivas que, al amparo de gobiernos ineficientes o cómplices por acción u omisión, han violentados sus derechos humanos.

Estos movimientos migratorios contemporáneos, a decir de expertos, difícilmente se les puede encuadrar como migraciones económicas voluntarias, dada su magnitud y características. Incluso, se ha puesto sobre la mesa considerarlas migraciones forzadas, por surgir de circunstancias similares a las de los desplazamientos forzados. Ambos obedecen a nivel nacional e internacional a causas similares: conflictos armados, violencia generalizada, violencia sociopolítica, desastres naturales, crimen organizado nacional y trasnacional, violencia de género, y más recientemente, por políticas de desarrollo que auspician industrias extractivas a gran escala, con su consecuente impacto ambiental y social.

Leer más

El escalofriante infierno de “Las Pelonas” | Héctor De Mauleón

En Tercera Persona

La banda de secuestradores más peligrosa de México comenzó a operar en la capital del país entre los años 2002 y 2003. La organización comenzó secuestrando a jóvenes estudiantes de universidades y escuelas privadas del sur de la capital. Se caracterizó desde el principio por su agresividad para negociar el rescate de sus víctimas, y al momento de presentar pruebas de vida.

Hay registro de que en los primeros casos le arrancaban a los cautivos uñas y dientes. Luego, avanzaron: a los familiares de una empresaria le enviaron videos en los que se veía cómo la “tableaban” y abusaban sexualmente de ella. Dicha empresaria fue la primera mujer a la que raparon. El grupo criminal siguió de largo secuestrando mujeres: jóvenes universitarias y esposas de empresarios a las que, como parte de la vejación, invariablemente les cortaban el cabello.

Por eso se les bautizó de ese modo. La banda de Las Pelonas.

Los cautiverios solían ser muy prolongados. El castigo a que sometían a sus víctimas, completamente brutal. Policías antisecuestros que les siguieron los pasos aseguran que algunos elementos de la entonces Agencia de Investigación Criminal, AFI, formaban parte del grupo.

La Policía Federal asegura que dos o tres miembros relevantes de la organización fueron detenidos. El resto de la estructura se dispersó.

Leer más