El coronavirus llegará en el peor momento para la 4T y la sociedad | Javier Tejado Dondé

Espectro

Nunca es un buen momento para que un virus desconocido, en este caso el coronavirus (Covid-19), llegue a México u a otro país. Pero la Organización Mundial de la Salud y otros expertos ya empiezan a señalar que, luego de los nuevos y crecientes casos en Italia, Corea del Sur e Irán, contener el virus parece improbable y hay que estar preparados para una propagación mundial (pandemia) de esta nueva enfermedad.

Aún hay mucho que no se sabe del Covid-19, pero es un hecho que en países con climas calurosos todavía no hay brotes. Ojalá esto pueda aminorar los contagios en naciones como México, aunque no se puede basar una estrategia de salud pública en una presunción.

Como lo están haciendo ya varios países —Japón, Australia, Reino Unido, Canadá, Francia y Estados Unidos— México necesita tener, para este tema, una estrategia de salud pública. Sin embargo, antes de siquiera abordar esta situación, el gobierno federal necesita corregir varios frentes:

1.- Sistema público de salud: Hemos sido testigos de que cientos, quizá miles de personas han tenido problemas para conseguir medicinas para enfermedades preexistentes a la 4T, como cáncer o VIH. Hay una implementación deficiente del nuevo sistema de salud gratuito, el Insabi, con el que muchos funcionarios y, sobre todo, pacientes, han quedado insatisfechos y desprotegidos.

También, han sido muchos los hospitales públicos que se han quejado de no tener los insumos elementales —ni siquiera jabón de manos— para atender pacientes.

Si el gobierno federal no puede atender a la población que habitual y programadamente acudía a sus citas médicas, ¿cómo va a atender una pandemia en la que habrá largas colas en hospitales para revisiones y gente solicitando camas y respiradores artificiales para tratar sus padecimientos?

En este rubro, ¿cómo pedir a doctores —como se les ha pedido en China, Corea e Italia— que den tiempo extra para atender a pacientes, si se sienten maltratados y sin equipo básico para no contagiarse? En China, más de 3 mil médicos y enfermeros han sido infectados por el virus.

2.- Relación con laboratorios: Aún es incierto cuándo habrá una vacuna para el coronavirus. Los escenarios más promisorios dicen que hacia finales de mayo, pero es algo que todavía puede tardar. La relación del gobierno del presidente López Obrador con la industria farmacéutica nacional y extranjera se ha deteriorado, al grado de que hay voces que señalan que hacia marzo habrá un faltante de medicinas por cambios en los mecanismos de licitaciones y adjudicación de fármacos.

Nadie duda que haya muchas cosas por mejorar en la contratación de este tipo de insumos, pero también parece que, para esconder deficiencias en el actual gobierno, se ha culpado mediáticamente a los laboratorios por el déficit existente. Ante ello, valdría la pena establecer un diálogo franco con las farmacéuticas y tener las mejores condiciones para la atención de los mexicanos, o, ¿acaso nos queremos arriesgar a que las medicinas para tratar a los infectados o que las vacunas para proteger a toda la población no lleguen, o lleguen tarde?

3.- Uso de redes sociales: En México, éstas han sido utilizadas por todos para polarizar. En varios países del mundo, la información falsa se ha propagado por esta vía, poniendo en riesgo la forma en la que se está atendiendo la emergencia sanitaria, y ello ha llevado a que países como China fortalezcan las restricciones de su uso.

Sería importante tener un plan para la contención y control de noticias falsas y de avanzar la información fidedigna, y si esto falla, debería haber claridad sobre cuál sería el mecanismo legal para intervenir estas redes.

4.- Relación con la prensa, extranjera y nacional: La relación del Presidente y buena parte del gobierno con la prensa, en particular con la extranjera, últimamente se ha visto friccionada. Ejemplo de ello son las recientes críticas a medios como The Wall Street Journal, El País y el Financial Times.

Leer más

Crece el festín de la muerte | Héctor De Mauleón

En Tercera Persona

El aviso llegó a las autoridades bajo la forma de un reporte: “Hay vehículos abandonados” en un paraje cerril de Moroleón. Personal de la fiscalía del estado de Guanajuato se trasladó al lugar. En la zona conocida como Hoyo de San Isidro fueron halladas diez camionetas vacías. Nueve con reporte de robo.

Mientras revisaban el paraje en busca de evidencias, los agentes encontraron los restos de una gran fogata. Había también varios montículos con tierra removida. No tardaron en hallar restos óseos y cráneos con indicios de calcinación.

Tras una búsqueda de cinco horas, fueron hallados los cuerpos de al menos diez personas que habían sido inhumadas clandestinamente en el lugar. La búsqueda siguió durante varios días. Vecinos reportaron que el Hoyo de San Isidro era una zona de “halconeo” y de constante movimiento de vehículos sospechosos. No hay confirmación oficial del número de restos encontrados.

Con una diferencia de horas, otra fiscalía, la de Michoacán, reportó el hallazgo de una fosa en el poblado de Comanja. Se trataba de un cementerio clandestino de más de 400 metros cuadrados. Las autoridades habían llegado al sitio tras la detención, en un tiroteo ocurrido a 80 kilómetros de distancia, de una célula compuesta por nueve sicarios y secuestradores.

Uno de los detenidos, que ofreció “colaborar” con los investigadores, reveló la existencia de la fosa: dijo que su grupo había estado “levantando” personas que no accedían a vender la droga que este les ofrecía.

Así llegó la fiscalía a Comanja. Y lo que halló resulta indescriptible: 24 cuerpos desmembrados, que llevaban entre cuatro y seis meses sepultados.

El fiscal del estado informó que cinco de los cuerpos correspondían a mujeres. La mayor parte de las víctimas, de entre 20 y 40 años, habían sido degolladas.

Apenas el 3 de febrero se había reportado el descubrimiento de otra fosa en Uruapan, una de las zonas de Michoacán más cimbradas por la inseguridad: en esta aparecieron 11 cuerpos: una nueva cifra en el festín de la muerte desatado por la pugna entre la Familia Michoacana y el Cártel Jalisco Nueva Generación.

En 2019 mil 124 cuerpos fueron rescatados en las fosas clandestinas de México.

Ese año se descubrieron en una fosa de Veracruz los restos de 300 personas: durante una marcha en la que exigían respuestas ante la desaparición de sus hijos, madres de familia del colectivo Solecito recibieron de un desconocido una hoja de papel con varias anotaciones. Se trataba de un mapa en el que habían dibujado una “tranca azul” y las palabras “Boulevard Santa Fe”, a orillas del puerto de Veracruz.

En el mapa había también varias decenas de cruces marcadas con la palabra “cuerpos”. Para diciembre de ese año el colectivo había encontrado los restos de 298 personas. Casi todos las víctimas habían sido vendadas. Todas estaban embolsadas. A algunas las habían descuartizado. Era la fosa clandestina más grande de América.

Hace unas semanas, el último día de enero, el colectivo entregó una lista de credenciales y tarjetas de crédito halladas entre los cuerpos. Había 36 nombres, entre ellos el de un exdiputado. Cinco de esos nombres pertenecían a mujeres. Todo indica que la fosa fue usada y reutilizada durante varios años: el horror se repitió incontables noches.

Leer más

Nadie se mueve, nadie escucha #9M | Alonso Cedeño

Laboratorio de Redes

En la calle, en los medios y en “las benditas redes sociales” se gesta un clamor, se habla mucho y se escucha poco, se lucra hasta con la opinión y la reproducción de la protesta. Dudé antes de iniciar esta columna, pues se necesitan menos hombres hablando y más escuchando sobre el tema. Me gustaría que el corolario del análisis que presento a continuación fuera distinto, pero esto es lo que vemos en la conversación digital.

El Colectivo Brujas del Mar, poco conocido hasta ahora en el ámbito nacional ha desarrollado su trabajo en Veracruz. De ellas surgió la iniciativa de convocar a un paro el 9 de marzo, para que ninguna mujer efectúe actividad privada o pública. La primera irrupción del Colectivo en los medios sociales digitales fue en septiembre del año pasado, pero en días recientes su propuesta de un México que se percibiera un día sin mujeres se reprodujo rápidamente de manera orgánica.

El cartel que elaboraron para esta invitación, se compartió por todas las redes sociales y los servicios de mensajería instantánea. Esto hizo que el impacto del tema sea muy alto, con un alcance potencial de 157 millones, 91.1 millones de interacciones, 7.8 millones de reacciones, 1.8 millones de comentarios, el material multimedia alusivo se reprodujo 67.9 millones de veces y se compartió en total 13.4 millones de ocasiones.

Para analizar la tendencia de la conversación se tomó una muestra de 850 mil comentarios, dando como resultado las siguientes líneas de comunicación: el 21% le aclara al presidente Andrés Manuel López Obrador que el paro no es un acto en su contra y le exige tomar acciones concretas para frenar los feminicidios y la violencia contra las mujeres. El 20% llama a sumarse al paro para que la sociedad pueda comprender lo importante que es el papel de la mujer. El 18% pidió no polarizar el movimiento feminista y evitar que se partidice. El 14% llamó a toda la población a sumarse para exigir a las autoridades seguridad y protección hacia las mujeres. Y el 11% lamentó la situación en la que viven las mujeres en México.

Leer más

Peña Nieto insiste en exhibir su impunidad | Carlos Loret de Mola

Historias de Reportero

Si la gestión de AMLO sigue tropezando, va a necesitar del encarcelamiento de Peña Nieto para recordar a la gente por qué votó por él

Enrique Peña Nieto y su novia, tomados de la mano, de espaldas a la cámara que los capta. Ambos de abrigo oscuro.

La foto, acompañada de un mensaje amoroso que le escribe ella, fue divulgada en una historia de la cuenta de Instagram de Tania Ruiz, la pareja del impopular expresidente mexicano. La retomaron las revistas del corazón.

Compartió espacio en medios de comunicación con otra fotografía: la de Emilio Lozoya, director de Pemex en tiempos de Peña Nieto, detenido en España.

Me parece absolutamente lógico que la pareja del exmandatario quiera potenciar su carrera como modelo a través de sus redes sociales. Pero ¿no podrá el expresidente decirle a su novia que no lo exhiba así, con esa impunidad que lastima, particularmente cuando la opinión pública revisa y recuerda los escándalos de corrupción sucedidos en su sexenio? ¿O la cuenta de Instagram de ella es sólo un instrumento para que él mande un mensaje político cuando están tras las rejas Collado, Rosario, Lozoya… y contando?

Enrique Peña Nieto es el máximo responsable de haber dejado a Pemex como la empresa petrolera más endeudada del mundo. Enrique Peña Nieto es el máximo responsable de haber dejado al país como uno de los más corruptos. Enrique Peña Nieto es el responsable de haber dejado una inercia sangrienta que tiene a México en sus niveles históricos de violencia. Enrique Peña Nieto era el jefe de Rosario Robles. Enrique Peña Nieto fue el padrino de Emilio Lozoya. Enrique Peña Nieto es el amigazo y socio de Juan Collado.

Que tenga tantito pudor, tantita vergüenza pública. Es para que viviera una vida discreta, no para que presumiera la impunidad que le ha brindado hasta ahora, a un alto costo político, el presidente López Obrador.

Apenas hace unos días, el mandatario López Obrador volvió a pronunciarse en contra de enjuiciar a los expresidentes, aunque dejó abierta la puerta a que una consulta pública lo obligue a hacer otra cosa. Ese mismo día, el fiscal general de la República, Alejandro Gertz Manero, declaró en una entrevista que le hice en W Radio que la decisión de procesar o no a Peña Nieto no sería de López Obrador ni de una consulta, sino que sería de él y del ministerio público con base en los elementos que vayan encontrando.

Pero sin duda, la palabra del presidente pesa. Más la de un presidente tan popular y que le gusta acaparar todo el poder. También pesan sus necesidades políticas. Yo estoy convencido de que si la gestión del presidente AMLO sigue tropezando, va a necesitar echar mano del encarcelamiento de Peña Nieto para recordar a la gente por qué votó por él y tratar de ganar tiempo. Peña Nieto, con tanta exhibición pública, desoyendo los mensajes que le ha mandado López Obrador, se la está poniendo más fácil.

Leer más

Otro escándalo de diputado boxeador | Corresponsales de El Universal

Kiosko

Otro escándalo de diputado boxeador

Desde Sonora, nos cuentan que quien le sigue pintando rayitas al tigre es el diputado local del PT y excampeón mundial de box Orlando El Siri Salido, quien el pasado fin de semana fue captado en video durante una riña con personal de vigilancia del antro La Cuadra, en Ciudad Obregón, donde uno de los cadeneros quedó seriamente lesionado. Nos indican que don Orlando aclaró ayer que él no participó directamente en la pelea, pero sí sus acompañantes —presuntamente familiares— y reconoció que andaban “enfiestados”. Sin embargo, nos relatan, este no es el primer escándalo del expugilista, pues cuando era candidato fue detenido por robar cerveza de una tienda de conveniencia; después, ya como representante popular, fue denunciado ante la fiscalía estatal por agresiones físicas, verbales y sexuales contra su cónyuge. Pero, a pesar de su comportamiento, su partido lo considera como la opción más viable para la alcaldía de Cajeme, el municipio más violento del estado… ¿Cómo estarán los demás prospectos del PT?

Enfrían destape en Guerrero

Nos comentan que a quien parece que se le puede aguar la fiesta es al delegado del gobierno federal en Guerrero, Pablo Amilcar Sandoval Ballesteros —hermano de la secretaria de la Función Pública (SFP) Irma Eréndira Sandoval. Nos dicen que el pasado fin de semana andaba muy contento porque en un evento con legisladores, alcaldes y regidores de Morena, el anfitrión —el edil de Azoyú, José Efrén López Cortés— lo destapó como “gallo” para la gubernatura en 2021, seguido de aplausos y vivas. Sin embargo, nos refieren, en la mañanera de ayer, el presidente Andrés Manuel López Obrador dejó en claro que no permitirá que los delegados federales anden metidos en asuntos partidistas y, si es así, “la Secretaría de la Función Pública procede de inmediato”. Ahora, la cuestión para muchos es si doña Irma cumplirá lo que encargó su jefe o se hará de la vista gorda con el tema de su hermano…

Leer más

UNAM: un gramo de historia | José Woldenberg

Como si la UNAM no existiera, como si su comunidad estuviera pintada, un diputado de Morena presentó una iniciativa de reforma a la Ley Orgánica para que el rector y los directores de facultades, escuelas e institutos fueran electos por profesores, estudiantes y trabajadores. La triste experiencia de los años setenta en distintas universidades, al parecer, fue olvidada. No obstante, la contundente respuesta del rector Enrique Graue frenó, por lo pronto, el ensayo de “madruguete”. Expresó su “rechazo absoluto a ese intento de intromisión en la vida universitaria”, dijo que “esta iniciativa se suma a otras…en lo que parece constituir una escalada contra la autonomía”, e interpretó esa propuesta “como un intento de desestabilizar la vida universitaria”. Una tentativa por exacerbar la delicada situación por la que atraviesa la UNAM.

Autonomía y gobierno universitario son temas que tienen una larga historia. Aquí solo un esbozo como ayuda de memoria, porque la memoria debería ser un dique contra ocurrencias de todo tipo.

1929. Como se sabe, en aquel año, como respuesta a un movimiento estudiantil que no demandaba la autonomía, se otorgó la misma a la Universidad Nacional. Lo cierto, sin embargo, más allá de las celebraciones inerciales, es que en la propia ley existían reservas para que la institución se gobernara a sí misma. El Presidente de la República seguía teniendo injerencia en la Universidad: proponía una terna al Consejo Universitario para elegir al rector; podía designar, “con cargo a su presupuesto”, profesores extraordinarios y conferenciantes; tenía la posibilidad de vetar diversas resoluciones del Consejo Universitario y la Secretaría de Educación Pública designaba un delegado ante el Consejo Universitario “con voz informativa únicamente”. Es decir, el gobierno temía dejar en entera libertad a la Universidad.

Y la autonomía se entendía como sinónimo de privatización. Así lo decían dos de los considerandos de la ley: “que, no obstante, las relaciones que con el Estado ha de conservar la Universidad, ésta en su carácter de autónoma tendrá que ir convirtiéndose a medida que el tiempo pase, en una institución privada…”, aunque, “por lo pronto… tendrá que recibir un subsidio del gobierno federal…”.

1933. Una nueva reforma se inclinó de manera radical por convertir a la Universidad en una institución privada, como sinónimo de autónoma. Cesaba ciertamente la injerencia del gobierno en los asuntos de esa casa de estudios y era el Consejo Universitario el encargado de nombrar al rector, pero se estableció que “cubiertos los diez millones de pesos (que el gobierno le entregaría a la UAM) … la Universidad no recibirá más ayuda económica del gobierno federal”. Incluso a la Universidad se le borró de su denominación el adjetivo “Nacional”. Por supuesto, dio paso a una época de enormes penurias para la Universidad y de tensiones e inestabilidad reflejada en que de 1933 a 1944, en once años, contó con ocho rectores.

Leer más

Violencia estatal | José Ramón Cossío Díaz

La magnitud de los feminicidios en nuestro país, ha generado el amplio y genuino movimiento social que estamos viviendo. Su objetivo inmediato es evidenciar las muertes y exigir soluciones. También, señalar las improvisaciones e incapacidades de las autoridades federales y locales. Igualmente, exponer la enorme impunidad a la que se llegó en el pasado y se mantiene en el presente. Con la marcha programada para el domingo 8 de marzo y el paro del lunes 9 siguiente, se buscará expresar la fuerza moral y ciudadana del reclamo, su legitimidad y relevancia. Se demandará la cimentación de un camino, cierto y concreto, para comenzar un proceso de reconstrucción no personificado. El rechazo que el presidente de la República ha manifestado hacia el movimiento y los colectivos que lo nutren, tiene que ver con esta preocupación. Con el temor a perder el monopolio que se ha arrogado como única voz moral del país, frente a lo que las mujeres están exigiendo. En el revuelo de demandas y movilizaciones, hay aspectos de la violencia contra las mujeres que van quedando ocultos, pero que conviene recordar para que sean incorporados en las distintas fases de una lucha que, desde luego, no concluirá el 9 de marzo.

Cuando se habla de violencia contra las mujeres, de inmediato queda evocada su modalidad física y verbal. Se piensa en familiares o amigos de las víctimas que las agreden o matan, o en miembros del aparato estatal que encubren a los agresores. En esta explicación, los males se entienden producidos activamente por particulares y permitidos o tolerados por omisos agentes públicos. Sin embargo y frente a la narrativa dominante, debemos reconocer que hemos llegado a un punto en el que las autoridades del país llevan a cabo actos concretos de agresión directa contra las mujeres. A una situación en la que las agresiones se producen por quienes tienen las facultades para prevenirlas, remediarlas y sancionarlas.

La condición individual de los miembros de las sociedades modernas está mediada por actuaciones de las autoridades. Nadie puede proveerse por sí mismo la totalidad de los elementos que definen la vida misma. La comida que comemos, la energía que consumimos o los centros de salud y los de educación, dependen de acciones de autoridades o de particulares supervisados. Pero ¿qué sucede cuando tales actuaciones se ven disminuidas o despreciadas por específicas decisiones políticas?, ¿qué pasa cuando se suprimen las formas de apoyo a las mujeres, las cuales les permitirían empoderarse para resistir las violencias que sufren?

El problema de nuestro tiempo no es que solo haya malas prácticas jurídicas en la prevención, investigación y sanción a los feminicidios. Otro inconveniente es la eliminación de programas que permitían apoyar a las mujeres con guarderías, casas de refugio o insumos de salud, así como el que no se haya iniciado esfuerzo alguno por desarrollar campos como el de cuidados, no solo a niños sino también a personas con discapacidad y adultos mayores, al que tan inequitativamente dedican su tiempo las mujeres. El actuar del gobierno debiera desplegarse en una amplia banda de posibilidades: normativa, para generar reglas; presupuestal, para asignar recursos; técnica, para construir estrategias; y, humana, para capacitar personas. Si expresamente no se actúa con inteligencia en cada ámbito, el decisor debe tener claro que está generando consecuencias sobre vidas humanas. Que no solo está desplegando sus juegos personales y acomodando piezas en el gran tablero de la vanidad o de sus conversaciones con la historia o el destino propio.

Leer más

AMLO en tierras del fentanilo | Elisa Alanís

Razones y Pasiones

La propaganda de militares quemando o confiscando estupefacientes ya no convence como antes. Lo han hecho durante décadas, al tiempo que el comercio ilegal florece.

Lo que incautan a delincuentes son pequeñas cantidades en comparación con lo que producen, trafican o venden.

También es conocido que mientras en México la prohibición derrama violencia y ejecuciones, una vez cruzando la frontera los señores del narco desaparecen como por arte de magia. Circula la droga sin trabas.

El tremendo problema para EU es el consumo. Y es donde el fentanilo cobra gran relevancia. Es altamente adictivo y mortal.

Fuentes gubernamentales me comentan que Trump pidió a López Obrador atender el tema como prioritario. Tienen detectadas empresas cuyas cargas provienen de Shanghái y se dirigen a Culiacán; así como transferencias a personas físicas de Hong Kong, China y Taiwán. Ya investigan a funcionarios de administraciones locales.

En un comunicado del 23 de febrero, la Guardia Nacional indicó que aseguró alrededor de 780 pastillas de aparente fentanilo.

Esta información se difundió justo cuando Univision Investiga transmitió un excelente reportaje de Peniley Ramírez y Gerardo Reyes sobre el control del multimillonario negocio por parte de los cárteles mexicanos. Los periodistas estuvieron en laboratorios. Obtuvieron testimonios. Un distribuidor reveló que en 15 días metieron 50 mil pastillas que fueron compradas en 24 y 48 horas.

Un solo distribuidor, 50 mil pastillas. Y la Guardia Nacional quiere apantallar con 780.

¿Podrá AMLO frenar tan boyante industria transnacional, liderada por los cárteles Jalisco Nueva Generación y de Sinaloa?

¿Pondrá sobre la mesa la regulación de las drogas?

¿O seguiremos viendo el territorio nacional bañado en sangre y a estadunidenses muriendo por sobredosis, al tiempo que se siguen difundiendo anuncios de decomisos ridículos?

Leer más

AMLO y Madero | Ricardo Monreal Ávila

Antilogía

De las cinco figuras históricas que dan identidad al gobierno de la 4T (Miguel Hidalgo, José María Morelos, Benito Juárez, Francisco I. Madero y Lázaro Cárdenas), la de Madero, “el apóstol de la democracia”, es la que concita mayores opiniones y referencias desde que fue presentada la iconografía de la actual administración, hace 17 meses, en la etapa de transición.

La aportación histórica de Francisco I. Madero que más ha destacado, retomado y honrado el gobierno de la 4T es sin duda su “revolución democrática”. Hablamos de hacer efectivo el sufragio en las urnas, de desterrar cualquier modalidad de reelección y de garantizar el ejercicio de las libertades básicas propias de una democracia política (prensa, asociación, reunión, manifestación, tránsito, elección y promoción de los derechos humanos).

La vena maderista de la 4T ha quedado manifiesta con la aprobación de la reforma electoral que considera como delito penal grave al fraude electoral, en cualquiera de sus modalidades: compra de votos, reparto de despensas, desvío de recursos públicos para financiar campañas, etc. Pero también en la promoción de los mecanismos de la democracia participativa directa, como el plebiscito, el referendo, la iniciativa popular y la revocación de mandato.

Sobre la no reelección, el presidente AMLO ha cerrado cualquier posibilidad de regreso o instauración de ésta a nivel presidencial, y en su lugar ha promovido la figura exactamente contraria, la revocación de mandato, para un poco después de la mitad de su administración. De esta forma, por primera vez en la historia de México, en marzo de 2022, el presidente AMLO se someterá al ejercicio de ratificación/revocación de mandato, bajo la organización, supervisión y validación de los órganos electorales.

La reciente conmemoración del 107 aniversario del derrocamiento y asesinato de Francisco I. Madero, motivó en la prensa algunos comentarios y consideraciones sobre la posibilidad de que un evento de este tipo se repitiera en nuestra vida pública. Las coyunturas parecen animar el imaginario de quienes hacen estas comparaciones.

Los puntos en común de estas coyunturas están a la vista: un cambio de régimen político que está afectando intereses y privilegios creados, un sector de opinión pública permanentemente exacerbado o manipulado por esos intereses, y los inefables rumores espasmódicos sobre conspiraciones y golpes de Estado.

Leer más

¿Sanders vs. Trump? | Leopoldo Gómez

Tercer Grado

Bernie Sanders ha quedado al frente en la contienda para obtener la candidatura demócrata a la presidencia de Estados Unidos. Las asambleas de Nevada demostraron que puede trascender su base natural. El senador logró atraer más votos latinos que sus contrincantes y aunque fue superado por Biden entre los afroamericanos, obtuvo un nada despreciable segundo lugar con estos electores.

A primera vista, como se lee en muchos análisis, la candidatura de Sanders sería lo mejor que podría pasarle a Donald Trump. Pensar que puede ganar, dice James Carville (uno de los más agudos estrategas del lado demócrata), es una “tontería” y equivale a negar una realidad tan evidente como el cambio climático.

El socialismo enarbolado por Sanders, se dice, quizá funcione al interior del Partido Demócrata, pero espanta a buena parte del electorado moderado, máxime cuando la economía va bien y Trump goza de sus mejores niveles de aprobación.  

Los datos duros disponibles no son, ni remotamente, tan contundentes como lo que esas interpretaciones hacen suponer. Para comenzar, no se puede pasar por alto que Sanders supera a Trump en todos los careos de las encuestas nacionales.

Ahora, es cierto que aun con una mayoría de votos populares se puede perder la elección, como le sucedió a Hillary Clinton, pues la clave final son los conteos de los colegios electorales. Por eso hay que ver cómo pintan las cosas en los estados, sobre todo en aquellos que le dieron la victoria a Trump.

En los promedios de encuestas de RealClearPolitics, Sanders aventaja a Trump en Michigan (5.3 puntos porcentuales) y en Pensilvania (3), y lo empata en Wisconsin; tres estados claves para la elección.

Leer más