La gira de AMLO, ¿pero qué necesidad…? | Joaquín López-Dóriga

Les urge normalizar como sinónimo de eficacia y liderazgo. Pero el pinche virus neoliberal no coopera. Florestán

En Privado

Hace un mes, el Presidente anunció que la política de sana distancia y confinación se mantendría hasta el 30 de mayo, pasado mañana, cuando todavía no alcanzamos el pico de la pandemia y el número de muertos aumentó ayer a 8 mil 597 y los casos a 78 mil 23.

No obstante, estas cifras y la confirmación de que el pico se alcanzará en junio, López Obrador anunció ayer su intención de reanudar sus giras el martes, lo que para mí es una imprudencia, un riesgo innecesario y un mal ejemplo para quienes aún tendrán que permanecer aislados.

El recorrido iniciará el martes en Cancún y terminará el domingo en Veracruz; que va para dar el banderazo de arranque de obras en cuatro etapas del tren maya, como si no pudieran iniciar sin él, y terminará en el Coatzacoalcos. Que de ida viajará en avión y de regreso en coche. Y que las reuniones de seguridad y las mañaneras serán el miércoles en Mérida, el jueves en Campeche, el viernes en Villahermosa y el sábado en Coatzacoalcos.

Un viaje presidencial implica el movimiento, aunque él no le perciba, de cientos de personas entre el personal de su ayudantía, de apoyo, de giras, de logística, de su oficina de prensa, de producción de televisión, de reporteros y camarógrafos, de las policías estatales y municipales y del personal militar que con toda razón protege sus reuniones, recorridos y hoteles, más la gente que acuda a verlo, charros neoliberales los calificó ayer, lo que potencializa el peligro de contagios, de lo que él no está exento, al contrario, por ser, como yo, del grupo más vulnerable por le edad y la salud.

Pero él ya se quiere ir de gira el martes cuando, insisto, el semáforo seguirá en rojo, lo que obliga al confinamiento.

No sé cuál es la necesidad salirse de Palacio e irse de viaje, pero sí cuál es la imprudencia y el riesgo, impropio de un jefe de gobierno.

Ojalá López-Gatell le diga el lunes que no y el Presidente le haga caso.

RETALES

1. CIFRAS. Lo anterior a pesar de que ayer se registró la tercera fecha con mayor número de defunciones, 463, la anterior fue de 501, y la más alta en contagios, tres mil 463, superando la del martes, de tres mil 455, cifras que seguirán aumentando;

Leer más

Las ‘moléculas’ con curul de Morena | Carlos Marín

El Asalto a la Razón

Por Joaquín López-Dóriga me enteré que una vividora del erario con inmunidad de diputada federal, secundada por 76 legisladores de su empoderado partido Morena y del Trabajo como abajofirmantes, es “responsable de la producción” de un video (cápsula 11) de respuesta a los medios de comunicación y periodistas conservadores que atacan para desestabilizar al gobierno federal, en el que un pobre tonto, ingenuo y charlatán perora:

“Medios de comunicación conservadores no quieren diálogo crítico, no quieren debatir, no quieren cumplir con su función de informar y dar voces a todos. Antes, sumisos al poder, ahora encabezan una crítica perversa contra el gobierno. Inundan las redes con mentiras y medias verdades. Dividen, confrontan, violentan. Azuzan en nombre del poder político y económico conservador. No les gusta que los rebatan. Periodistas conservadores, los oligopolios de la verdad terminaron. La opinión pública no es la opinión publicada. No monologuen desde sus púlpitos. La libertad de expresión es de todos. Todos los días la ejercen plenamente. Escuchen al Presidente, pregunten, debatan, critiquen, no se arrebaten, éntrenle al diálogo. Así, no…”.

Pese a que el mequetrefe se refiere a las “redes”, la “responsable de la producción” ilustró el video con primeras planas de diarios y portadas de revistas que los adictos a la 4T llaman “tradicionales”, y con imágenes televisivas y fijas de: Ciro Gómez Leyva, Enrique Krauze, Pablo Hiriart, Carlos Loret de Mola, Raymundo Riva Palacio, Denise Dresser, mi querido Joaquín, Sergio Sarmiento, Pedro Ferriz de Con y Óscar Mario Beteta (a mí me agarró de su pendejo, abriendo la galería con una de mis intervenciones para Diálogos por la democracia en algún auditorio, y en mi casa, grabando para El asalto… de MILENIO televisión).

El nombre de la pobre diabla es María de los Ángeles Huerta del Río, quien a principios de abril, en una sesión de la Comisión de Cultura y Cinematografía de la Cámara de Diputados, dijo la estupidez de que “nadie del sector cultural se está muriendo de hambre ni es pobre; no es momento para pedir dinero al gobierno”; promueve que los erráticos informes oficiales cotidianos de la pandemia se transmitan “en cadena nacional”, y es la misma que en mayo de 2019 fue captada roncando con la corpulenta figura escurrida en su curul mientras era discutida la contrarreforma educativa que tanto le importaba a su partido, y que después tuiteó: “Fue un parpadeo de décimas de segundo…”.

Leer más

Frentes Políticos

1. Juntos lo lograremos. Mauricio Vila, gobernador de Yucatán, está de acuerdo con un semáforo único manejado por el gobierno federal. Los martes y miércoles de cada semana, la Secretaría de Salud federal se pondrá en contacto con el gobierno de cada entidad para cotejar información; los días jueves, a partir de mañana, se anunciará el color del semáforo de reactivación de cada entidad, para que el lunes próximo se apliquen los protocolos de restricción o reapertura económica, tras el confinamiento por la pandemia del covid-19, informó. Destacó que esta medida no es una imposición. Sin embargo, hay gobernadores que no están de acuerdo. Todos los mandatarios deberían sumarse a esta lucha conjunta. Solos no llegarán a ningún lado.

2.   Chistositos. La Ley Barbosa hace reír a los legisladores que la avalaron en Puebla. Con la nueva norma, el gobernador Luis Miguel Barbosa regulará nombres y colores de escuelas, tendrá injerencia en los cobros de instituciones privadas, ordenará a universidades públicas, como la BUAP, a cooperar con las revisiones de la Auditoría Superior del Estado, y prohibirá a escuelas particulares retener documentos por falta de pago u obligar a comprar uniformes o materiales escolares con un proveedor determinado. A pesar de que en todos los ámbitos ha sido rechazada, diputados locales tomaron a burla las críticas a la ley y hasta bromearon con “nacionalizar” la UPAEP, la Universidad Iberoamericana y la UDLAP. Legisladores de Morena, PT, PES, PVEM y Nueva Alianza creen que le hacen un bien a la nación, pero les llaman Los Barbosos. Les queda bien.

3.   Flechazo fallido. El senador Dante Delgado intentó poner en jaque al doctor Hugo López-Gatell, pero este le respondió que “no es conveniente retrasar el retorno a la vida pública, pero no quiere decir que se hará de manera abrupta, irresponsable, generalizada”, y señaló que de presentarse un rebrote de contagios se volvería al confinamiento en comunidades, estados o el país, si así se requiriera. En comparecencia vía electrónica ante legisladores, Delgado cuestionó los números de la pandemia de coronavirus. “Sin ánimo de arrogancia alguna”, puede afirmar, dijo, que la estrategia gubernamental para enfrentar la pandemia ha dado resultados y no se arrepiente de las medidas que se han tomado ante la emergencia sanitaria”. Delgado se llevó una paliza y de forma tan elegante.

4.   Prudencia.  Claudia Sheinbaum, jefa de Gobierno de la Ciudad de México, no da ni un paso atrás. En la capital del país los números de hospitalización por covid-19 se habían estabilizado; sin embargo, aseguró que de ninguna manera hay condiciones para que se regrese a la normalidad. “Seguimos en alto riesgo de contagio, es importante que sigamos con todas las medidas de sana distancia”, recalcó en su informe diario sobre la pandemia. Informó, además, que el semáforo se aplicará de forma homogénea en la Zona Metropolitana del Valle de México, por lo que “no tenemos planteado un semáforo regional”. A diferencia de otros funcionarios, la jefa de Gobierno sabe que a veces lo mejor es esperar y no apresurarse para salir rápido de esta emergencia sanitaria. La prudencia es su sello, no lo olviden.

Leer más

Al doctor López-Gatell le bajan los humos y le sube la curva | Francisco Garfias

Arsenal

Le llovió al doctor Hugo López-Gatell en su comparecencia ante la Junta de Coordinación Política del Senado.

Fueron dos horas de un “esfuerzo didáctico” —como generosamente lo llamó el senador Dante Delgado— por parte del vocero oficial de la pandemia covid-19, para demostrar que vamos aplanando la curva.

Una pieza por momentos cantinflesca que tuvo como respuesta la lambisconería acrítica de una mayoría de legisladores de Morena y los duros señalamientos de los opositores. Hasta mentiroso le dijeron.

El funcionario alternaba gráficas y palabras que se confundían y confundían para diluir estadísticas desfavorables a la estrategia contra el virus que el afamado doctor coordina, por obra y gracia del caudillo de México.

Al doctor López-Gatell, como le gusta que le digan, le bajaron los humos. Parecía haber olvidado que no estaba en una de las conferencias vespertinas en Palacio, sino ante senadores con tiempo para cuestionarlo.

Una, otra, y otra vez los opositores le hicieron fundados reclamos al subsecretario de Protección y Promoción de la Salud. El tema de la ausencia de pruebas generalizadas para cortar las cadenas de transmisión de covid-19 fue el más presente.

El mismísimo Ricardo Monreal, coordinador de la bancada de Morena, abrió con un dato que no le gusta escuchar al subsecretario.

Entre los países miembros de la OCDE, México ocupa el último lugar al aplicar 0.4 pruebas por cada mil habitantes, cuando la media está en 27.

“Se pudo haber generado un importante subregistro”, advirtió el zacatecano.

Las senadoras del PAN aparecieron en pantalla con tapabocas sobre los cuales se leía la palabra “pruebas”.

Leer más

El semáforo y el federalismo | Pepe Grillo

Lo ocurrido con el semáforo para la reanudación de actividades ilustra lo que ha venido ocurriendo en el país a lo largo de la emergencia sanitaria: cada autoridad toma su propio camino.

Así ocurrió al inicio del problema y luego con el tema de Susana Distancia y los cubrebocas, y así ocurre ahora, cuando estamos buscando la puerta de salida.

Lo del semáforo pareció ser por unas horas la primera decisión federal que se acataría en los otros dos niveles de gobierno.

La secretaria de Gobernación, Olga Sánchez, con enjundia inusitada, la planteó así. No habría concesiones, advirtió.

Unas horas después todo cambió. Hoy día no hay nada claro, excepto que cada gobierno estatal, incluso los emanados de Morena, tomará su propia decisión para la reanudación de actividades. Es un federalismo vivo.

Comparecencia política

Por demás áspera la comparecencia digital de López-Gatell ante legisladores.

La figura más visible de la 4T en la lucha contra el coronavirus aguantó fuego a discreción proveniente de todas las fracciones partidistas, incluida la de Morena y él también repartió candela.

Se trató de un ejercicio político sobre un tema sanitario.

No podía ser de otra manera. Hay señales claras de que el manejo informativo del gobierno tiene un ojo en la epidemia y otro en los sondeos de opinión.

El propio subsecretario se metió a la grilla al adelantar, con una dosis de mala leche, que los estados de Jalisco y Nuevo León serán los últimos en salir de la zona de riesgo, cuando en realidad han tenido un manejo de la crisis mucho más eficaz que la mayoría de las entidades.

Más allá de los jaloneos entre políticos, lo que la ciudadanía quiere y merece es información sólida, transparente, de lo que está ocurriendo y que ha enlutado a miles de familias mexicanas.

Leer más

Lavarse las manos y la cara… | Rafael Cardona

El Cristalazo

Con apremiante celeridad, como conveniente complemento a sus medidas, el gobierno recurre a lo único para cual sirven los organismos internacionales: aparentar, recomendar, extender certificados de buena conducta, respaldar a sus aportantes, proporcionar argumentos para ganar una discusión y… ayudar a cualquier régimen contribuyente a lavarse la cara.

Sólo quien no haya estado en los pasillos de Ginebra, Suiza o East River en Nueva York, ignora cómo todo en las Naciones Unidas se logra a través de respaldos recíprocos, promesas de financiamiento, cabildeo y un quid por quo permanente. Así funcionan todos sus satélites.

Hoy, la supercoordinación del combate a las epidemias, en manos del ubicuo y siempre activo secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, ha promovido las buenas calificaciones de la Organización Mundial de la Salud a la estrategia sanitaria mexicana, aun en contra de las predicciones y augurios de la Organización Panamericana de la Salud, la cual nos augura —a pesar de las declaraciones—, un aumento en la cantidad de muertes.

A la primera el gobierno le ha planteado una “consulta” respondida en términos muy diplomáticos en cuyo edulcorado texto ginebrino le dice sí, sí, muy bien, los felicitamos por su estrategia, pero deben hacer pruebas y más pruebas en la etapa posterior, cuya fecha de inicio está prevista para el siguiente mes.

 El asunto de las pruebas, a las cuales el gobierno no ha podido dar una respuesta suficiente (no lo hizo ni siquiera con la simple recurrencia a tapabocas y guantes), es uno de los más evidentes huecos en la estrategia “lopez-gatelliana”, lo cual no impidió el diplomático respaldo de la OMS, tan necesitada de fondos por el abandono de los Estados Unidos.

 Para evitar o devaluar cualquier crítica al conductor del carro de combate, pero especialmente contra quien lo ha nombrado su vocero, el gobierno también propició una invitación para incluirlo en un grupo de expertos de la OMS, en el tratamiento de enfermedades infecciosas.

 Ese fue el primer avance en la “Operación lavabo”, cuyo propósito es simple: lavar la cara y anular toda crítica exhibiendo los méritos del doctor Hugo y las palmadas en la espalda de las Naciones Unidas. Para lograrlo, Martha Delgado, la subsecretaría multilateral, trabaja horas extra.

Por eso la Secretaría de Relaciones Exteriores divulgó jubilosa el reconocimiento (a medias) de nuestros esfuerzos por contener lo hasta ahora incontenible.

 Ese mismo día, cuando el Señor Presidente se trenzaba en una interminable discusión sobre la mortalidad, la letalidad y la contabilidad, culpando a los medios del amarillismo mortuorio, se llegó a la mayor cifra negra: 501 muertos, cuyos cerrados ojos no pudieron leer las felicitaciones de la ONU.

“En respuesta a la consulta de México, la OMS felicita al Gobierno de México…”, dice.

Leer más

Enfrenta pandemia a los gobiernos | Francisco Cárdenas Cruz

Pulso Político

Lo que sí se sabe: AMLO reanuda giras

Andrés Manuel López Obrador

Mientras la pandemia de coronavirus lejos de atenuar, arrecia por más fallecimientos y contagios, enfrenta a los gobiernos federal y estatales, origina mayores contradicciones y confrontaciones en el sector salud entre órdenes, contraórdenes, declaraciones, aclaraciones¸ reclamos, exigencias y se agudiza la crisis económica en todos los niveles, el Presidente anuncia la reanudación de giras y da a conocer el itinerario de las que serán ahora semanales.

En previsión de lo que vendrá al reinicio parcial de actividades el próximo lunes y como el avión presidencial, algunas iniciativas, ocurrencias, decisiones y acciones ya no resultan distractoras, ahora se opta por declarar la guerra a los medios de comunicación y conductores, con la difusión de un video morenista, en un intento por descalificar lo que informan sobre lo que hoy por hoy ocurre en el país.

Tal pareciera que se mueran cuantos se mueran en días, semanas y meses venideros, que las funerarias –como ya ocurre- se saturen y sean rebasadas, igual que la red hospitalaria, incluidas instalaciones públicas o privadas o que al anuncio presidencial de que esta será la última semana de la Jornada de Sana Distancia, mucha gente saldrá de casa, por necesidades laborales o hartazgo de encierro, el regreso a la “nueva normalidad” será en medio de riesgos de contagios por la apertura de negocios, oficinas, mercados, tianguis, fondas, restaurantes o taquerías, así sea paulatina y sin curva que se aplane.

Funcionarios del gobierno federal y gobernadores se enfrascan en un diferendo por la utilización de semáforos para la reactivación que según sus colores marcaran el regreso o no a la vida cotidiana, al trabajo en ciudades y en el campo, luego de un día la secretaria de

Olga Sánchez Cordero

Gobernación, Olga Sánchez Cordero, le advierte a los mandatarios estatales que el control de aquellos aparatos será federal, no estatal y al siguiente la obligan a retractarse y aceptar que su uso será también regional, como lo planteaban quienes gobiernan los estados y luego de que el propio Presidente declarara que no habrá confrontación con éstos por el uso de las luces que proyectan y ofrece diálogo con ellos.

En medio de todo eso, el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, vuelve a ser colocado en blanco de críticas, ahora durante una comparecencia virtual ante senadores, ayer, cuya mayoría morenista, encabezada por su líder, Ricardo Monreal y sus colegas de las bancadas de oposición, lo pusieron pinto lo mismo por las pocas pruebas para detectar el coronavirus, que por el uso del método Centinela y las cifras que da a conocer y discrepan de las de otros países con mayor o menor población que han provocado una crisis de información acerca de lo que realmente sucede en esta pandemia, ante lo cual salió con que “ningún país sabe cuántos casos de Covid-19 tiene, ni por supuesto México.

En la generalizada confusión, el Presidente anunció que hoy dará a conocer una “nueva evaluación” sobre la reapertura de actividades prevista a partir del lunes y aprovechó para dar a conocer que, ¡al fin!, reanudará sus anheladas giras de campaña, ya no de fin de semana, sino ahora a lo largo de ellas: de martes a domingo por entidades del sureste.

Incluidas las de los “banderazos” de la construcción del Tren Maya, en Cancún, Mérida, Campeche, Tabasco y Veracruz, aun cuando en algunas de ellas hay un alto número de contagios de coronavirus, aunque todo sea en pos de conseguir votos para que Morena no pierda la mayoría en la Cámara de Diputados y le lleguen a frustrar cuanta iniciativa remita a la próxima legislatura y se las aprueben ipso facto, como la actual.

                                                      DE ESTO Y DE AQUELLO…

>>AÚN cuando el subsecretario de Salud, Hugo López Gatell, acosado por preguntas de los senadores, se fue por la tangente y negó que algún país sabe cuántos casos de Covid tiene, el director de Epidemiología de esa dependencia, José Luis Alomia, dio a conocer en la conferencia de prensa nocturna en Palacio Nacional los que oficial, aunque no realmente, hubo ayer.

>>FUERON 463 fallecimientos en las últimas 24 horas, con lo que el número hasta ahora, llegó ocho mil 597; a 15 mil 592 casos activos; a 33 mil 566 sospechosos y 78 mil 23 los confirmados acumulados, por lo que la pandemia aumenta en forma alarmante a unos días de que se inicie la reactivación, con el riesgo de que esas cifras se multipliquen.

Leer más