25 meses de caída consecutiva en inversión porque gobierno no brinda confianza: GPPRI

Ciudad de México, 15 de septiembre de 2021

Sin inversión no hay crecimiento ni empleo productivo, destacaron Ildefonso Guajardo y Brasil Acosta, al continuar el análisis del Tercer Informe en la Cámara de Diputados.

La crisis económica a consecuencia de la pandemia fue más profunda en México, por falta de incentivos al empleo formal, a las Mipymes y a un gasto social ineficiente.

El Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional (GPPRI) en la Cámara de Diputados, advirtió que en lo que va de la pandemia de Covid19 la economía mexicana cayó al doble que sus socios, porque desde el 2019 se estancó, debido a un gobierno que no da confianza a los inversionistas.

Al continuar con el análisis del Tercer Informe de Gobierno, en materia de política económica, en voz de Ildefonso Guajardo Villarreal y Brasil Acosta Peña, la bancada coordinada por Rubén Moreira Valdez, dijo que el principal indicador de la inversión acumula 25 meses de caída consecutiva. Sin inversión, destacaron, no hay ni empleo productivo.

Mencionaron que la crisis económica a consecuencia de la pandemia fue más profunda en México, por la falta de incentivos al empleo formal, y se reflejó en el cierre de micro, pequeños y medianos negocios y la pérdida de más de un millón de empleos formales, en tanto que la aplicación ineficiente del gasto público social para apoyo de los grupos vulnerables generó 4 millones más de mexicanos en situación de pobreza, 49 millones que no pueden adquirir la canasta básica y 15 millones más de compatriotas sin servicios de salud.

“En el bolsillo de la gente, en la casa inundada y sin apoyo, en la falta de apoyo a la vivienda, al campo, a la producción, en la falta de vacunación de todos los sectores de la población, en los niños sin medicina para el cáncer, se ve que, la realidad es más contundente que el discurso”, recalcaron los priistas.

Por ello, coincidieron en puntualizar que en el GPPRI “no podemos permitir que México siga avanzando sin estrategia económica y sin una visión estratégica del gasto”, que sea eficiente y permita a la población de menos recursos atender sus necesidades alimentarias básicas, así como alcanzar oportunidades de educación, salud y empleo.

Recordaron que este gobierno canceló la inversión en obra pública para las comunidades, quitaron los programas de desarrollo regional del Ramo 23 y el Fondo Nacional de Desastres (Fonden), por lo que hoy, los damnificados del cerro del Chiquihuite, los de Tula, Jalisco y Sinaloa, están desamparados.

En nombre de la bancada tricolor, reclamaron la falta de apoyos para desarrollar la producción agrícola y tener seguridad alimentaria, ya que el 45 por ciento de lo que consumimos proviene del exterior. Además, dijeron, para el sector campesino se canceló el apoyo para fertilizantes, comercialización, diésel, así como los subsidios a pequeños productores para comprarse un tractor o sistemas de riego.

Guajardo Villarreal y Acosta Peña argumentaron que es importante generar incentivos fiscales y financieros para detonar inversión, producción y generación de valor en la economía. Recordaron que “en ningún país del mundo se utilizan los apoyos directos como mecanismo para lograr el crecimiento económico. Por eso, este gobierno es más bien una fábrica de pobres”, subrayaron.

Texto y Foto: Grupo Parlamentario del PRI en la Cámara de Diputados