Amparos, por “motivación política”: AMLO | Francisco Cárdenas Cruz

Pulso Político

Se refirió a los que frenan Santa Lucía

Andrés Manuel López Obrador

Tras la suspensión definitiva concedida por un juez federal que frena la construcción del aeropuerto internacional en Santa Lucía por el daño ambiental que causaría, que el  presidente López Obrador insiste en tildar  de “sabotaje legal”, lo llevó a una nueva velada crítica al Poder Judicial por lo que considera el otorgamiento de amparos por “motivación política”.

“No es el medio ambiente, no es oposición de los pobladores. Se trata de hacer un aeropuerto donde ya hay un aeropuerto. No hay ninguna razón, sólo es una motivación política, es el interés de hacernos quedar mal, es el interés de detenernos para que no cumplamos un compromiso”, dijo ayer en su mañanera.

Además, aseguró que no son 20 sino 80 los amparos que se han presentado para impedir que esa obra se inicie –la mayoría si no es que la totalidad por parte del colectivo &NoMásDerroches, que también ha logrado evitar que se destruya lo construido en el nuevo aeropuerto de Texcoco, el NAIM- y que “pueden ser 147  los que se acumulen”, pero ofreció que su gobierno no va a violar los procedimientos legales.

“Lo único que digo es que hay casos en los que se ha dado una especie de sabotaje legal, pero no dejo de hablar -reconocer- que es legal”, insistió, al señalar que “políticamente no quieren que se cumpla con el compromiso de la nueva terminal aérea en la base militar de Santa Lucía, impulsada por su administración porque “quieren hacernos quedar mal”.

Claudio X. González

Dijo también que entre las agrupaciones del colectivo &NoMásDerroches, están diversas asociaciones y mencionó la de Claudio X. González, Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad, con el que siempre ha tenido diferencias porque “están inconformes, no quieren los cambios, no quieren la transformación, pero también están en su derecho, son conservadores”.

(Tal vez, López Obrador se refería a Claudio X. González padre, presidente de Kimberly Clark de México, al que en sus anteriores intentos por llegar a la Presidencia, acusó, con el ex presidente Carlos Salinas y otros empresarios, de formar parte de “la mafia del poder”, a la que responsabilizó en 2006 de haberle “robado” el cargo que hoy desempeña.

Ayer mismo, hubo una respuesta del director de Litigio Estratégico de Mexicanos contra la Corrupción  y la Impunidad, Gerardo Carrasco, quien en entrevista con Ciro Gómez Leyva en Grupo Fórmula, declaró que si el Presidente los quiere catalogar de conservadores será por una estrategia del gobierno federal, pero que no van a caer en provocaciones ya que “solo estamos exigiendo el derecho de acceso a la justicia y creemos que tenemos la razón”.

Aprovechó para decir que las nueve suspensiones definitivas otorgadas por los jueces contra la construcción del aeropuerto en Santa Lucía, “es una excelente oportunidad que el gobierno respete y acate y que conserve las obras del NAIM en Texcoco, con lo que se suma a las diversas voces que insisten en que la construcción de éste debería ser retomada por inversionistas privados sin que el gobierno federal tenga que invertir recursos que le harán falta para otros programas gubernamentales que se han anunciado.

DE ESTO Y DE AQUELLO…

>>EL presidente López Obrador pareció reflexionar en su mañanera de ayer al declarar que ya no culpará a las administraciones anteriores de los problemas que enfrenta el país y admitir que ya son de su responsabilidad enfrentarlos y que así lo hará, por lo que habrá que ver si lo hace, con lo que seguramente atenuará muchas de las críticas que se le hacen.

>>EN su andar por toda la República y conocer sus más recónditos lugares, en los que ha estado antes, durante y después de sus campañas electorales y aun hoy que es Presidente y sigue de gira, sabía de sobra a lo que se enfrentaría y que tendría que resolver, o al menos intentarlo, como ahora, al fin, lo reconoce.

>>ANTES de que los diferendos entre Olga Sánchez Cordero y Ricardo Peralta Saucedo, secretaria y subsecretario de Gobernación se ahonden y cada quien vaya por su lado en el caso de las reuniones que éste ha sostenido con líderes o representantes de grupos armados en algunas entidades, el presidente López Obrador debería poner orden en esa dependencia.

>>TAL pareciera que cada uno de ellos actúa por cuenta propia, sin informar a su jefe lo que hacen, como fue lo de los “diálogos” con quienes dicen que están hartos de la violencia y han admitido que desean deponer las armas y vivir en paz, según revelara la titular de Segob, sin que precisara si se trataba de narcotraficantes o autodefensas.

>>LO menos que dieron a entender fue que el gobierno ha emprendió el camino del cese a la violencia con  reuniones “secretas” con los grupos que de acuerdo a los más recientes índices de criminalidad, la han redoblado a lo largo y ancho de la República.

>>ANTE las reacciones de dirigentes y legisladores de partidos políticos de oposición, y representantes de distintos sectores de la sociedad, por segundo día consecutivo, el presidente López Obrador rechazó que su gobierno haya entablado reuniones o diálogo alguno con quienes encabezan grupos armados.

Ricardo Monreal

>>EN su mañanera de ayer,  no solo se pronunció en contra de ello sino que declaró estar “en desacuerdo” con que en la Secretaría de Gobernación haya iniciado “acercamientos” con ellos, como lo revelara la titular y lo confirmara el subsecretario Peralta, que se reunió con algunos  en Hidalgo, Tamaulipas y Michoacán, aunque niega que haya sido con gente del crimen organizado.

>>EL gobernador perredista de Michoacán, Silvano Aureoles, de plano lo acusó  de haber ido a La Huacana a entregar dinero a criminales que hace unos meses retuvieron, durante varias horas, desarmaron, vejaron y sometieron a un grupo de soldados que había detenido a algunos de ellos, lo que Peralta negó y respondió que “fue a colocar la primera piedra de una planta agroindustrial en un acto en el que estuvieron presentes 40 mil personas”.

>>NO es la primera vez que a quien fuera director general  de Aduanas, antes de llegar a la subsecretaría de Gobernación, se le mencionara de hacer tareas que no le corresponden,  como el activismo que, según se informó, tuvo entre diputados locales de Baja California para que aprobaran la ampliación de mandato del gobernador morenista  electo de esa entidad, Jaime Bonilla Valdez.

>>EN víspera de esa elección, el diputado priista Edgar Benjamín Gómez Macías, quien presidía el congreso de la entidad fronteriza, declaró a los medios locales que “le ofrecieron hasta un millón de dólares para que citara a sesión extraordinaria y se aprobara una reforma constitucional para que el mandato de Bonilla fuera de cinco y no de dos años, para los que fue electo.

>>SEÑALÓ entonces Gómez Macías al subsecretario de Gobernación, Peralta Saucedo, como “el que hacía el trabajo de gestión, así como Alejandro Miramontes Armenta, administrador de la Aduana de Mexicali”, según publicaron aquellos días los diarios locales.

>>POR cierto que el congreso bajacaliforniano aprobó ayer realizar una “consulta” sobre si debe o no ampliar el mandato de Bonilla, lo que obligaría a preguntar ¿entonces para qué gastar millonadas de pesos en una elección constitucional, que luego se va a ignorar?

>>HASTA ahora, ni el gobernador actual, Francisco Vega de Lamadrid, ni el mismo congreso de la entidad fronteriza, han promulgado la reforma constitucional que ahora van a someter a “consulta”, lo que de inmediato originaría la presentación de acciones de inconstitucionalidad ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación, por ser una flagrante violación a la Constitución local y federal.

>>EN una misiva que Ricardo Monreal, líder del Senado de la República, le envió ayer a Marcelo Ebrard, secretario de Relaciones Exteriores, le advirtió que el Poder Legislativo no avalará que México se convierta en el “Tercer País Seguro” que  demanda el gobierno de Estados Unidos porque “no cumple con las características necesarias para ser considerado en ese tipo de categorización”.

Publicado por Pulso Político