Analizan Senado y Secretaría del Bienestar alcance de los programas sociales del Ejecutivo

Ciudad de México, 14 de septiembre de 2021

Javier May Rodríguez compareció ante el Pleno del Senado en la glosa del III Informe de Gobierno del Ejecutivo

Senadoras y senadores de los diferentes Grupos Parlamentarios revisaron con el titular de la Secretaría del Bienestar, Javier May Rodríguez, el alcance de los programas sociales puestos en marcha por el Gobierno Federal. 

El funcionario compareció ante el Pleno del Senado de la República como parte del III Informe de Gobierno del Ejecutivo Federal. 

La presidenta de la Mesa Directiva del Senado, Olga Sánchez Cordero, dijo que la justicia social y el bienestar son valores fundamentales para el desarrollo de la nación.

En este sentido, confió en que la Secretaría trabajará de manera cercana a la ciudadanía, con una visión clara de que los beneficiarios de los programas sociales no son números, sino seres humanos con historias transformadas por el acceso a nuevas oportunidades educativas, laborales y sociales.

La senadora Antares Vázquez Alatorre, de Morena, afirmó que esta administración ha puesto énfasis en las personas que más necesitan de los apoyos y en este sentido la percepción social es que se han mejorado las condiciones de vida de las y los mexicanos, lo cual refrenda la política del Gobierno Federal en esta materia. 

Por Acción Nacional, la senadora Gloria Elizabeth Núñez Sánchez cuestionó la autoridad del funcionario federal para hablar de bienestar y de crecimiento social, cuando no existe transparencia en los programas puestos en marcha por la actual administración.

Claudia Edith Anaya Mota, senadora del PRI, acusó que las universidades Benito Juárez, en muchos de los casos, no tienen instalaciones, los profesores no cuentan con cédula profesional y las carreras tampoco tienen aval de la SEP; con ello, “están tirando el dinero a la basura”, mientras que a las instituciones autónomas de educación superior se les asfixia presupuestalmente. 

El senador Clemente Castañeda Hoeflich, de Movimiento Ciudadano, aseguró que la política social es un fracaso, porque hay 3.8 millones más de pobres y 2.1 millones más de mexicanos en pobreza extrema. “¿Cómo explica que, en tres años, esta política social se convirtió en un motor de desigualdad e inequidad?”, cuestionó.

Por el PVEM, la senadora Gabriela Benavides Cobos refirió que es necesario saber cuál es el estado actual que guardan los censos sobre los daños en las entidades afectadas por desastres naturales, así como el tiempo promedio para que una persona afectada, después de ser censada, reciba apoyo.

Al asegurar que la pandemia por Covid-19 provocó grandes retos, la senadora del PT, Geovana Bañuelos de la Torre, afirmó que “México tiene el mejor gobierno en el peor momento”; sin embargo, urgió al secretario de Bienestar a destinar recursos y acciones para reducir la pobreza en el país.

En tanto, Elvia Marcela Mora Arellano, senadora de Encuentro Social, recordó que la reforma al artículo cuarto de la Constitución marcó un nuevo modelo en asistencia y programas sociales en México, por lo que la administración actual trabaja de manera directa con los sectores más desfavorecidos.

Juan Manuel Fócil Pérez, legislador del PRD, aseguró que el clientelismo electoral en los programas sociales aún existe, pues se usa la entrega de estos recursos para condicionar el voto. Además, denunció que existe discrecionalidad y falta de transparencia en el reparto de estos apoyos.

El senador Emilio Álvarez Icaza Longoria pidió ahondar en el fenómeno del hambre, pues, de acuerdo con el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social, se incrementó en más de un millón el número de personas que no tienen acceso a una alimentación nutritiva y de calidad.

Tras la crítica por parte de la oposición de la política de desarrollo social que implementa la actual administración, el senador de Morena, Ovidio Peralta Suárez, recordó que la operación de la política social durante los sexenios de Carlos Salinas, Ernesto Zedillo, Vicente Fox, Felipe Calderón y de Enrique Peña Nieto, fue la de manipular y utilizarla con fines electorales.

María Guadalupe Saldaña Cisneros, senadora del PAN, señaló que hoy en México hay más personas que no tienen ni siquiera para comer y están sin acceso a la seguridad social. “Son casi cuatro millones de pobres más, algo se está haciendo mal”.

El senador Mario Zamora Gastélum, del PRI, recordó que en el informe presidencial se dijo que 70 por ciento de los hogares en México estaban inscrito al menos en un programa de Bienestar; sin embargo, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía dice que sólo 30 por ciento de la población reciben un apoyo social. “¿Nos podría explicar esta diferencia?”.

Por su parte, la senadora Patricia Mercado, de Movimiento Ciudadano, cuestionó al funcionario sobre la posibilidad de apoyar a 12 millones de personas que perdieron su empleo por la pandemia, mediante un ingreso básico vital. 

Del PRD, el senador Antonio García Conejo dijo que no existen convenios para que los jóvenes y las mujeres puedan iniciar pequeños negocios, a sabiendas, dijo, que la generación de empleos en el país es gracias a las micro, pequeña y mediana empresas. Además, acusó que los servidores de la nación fueron operadores electorales de Morena.

El titular de la Secretaría del Bienestar, Javier May Rodríguez, respondió que en esa dependencia “tienen otros datos sobre el tema de la pobreza”, pues, según el INEGI, los beneficios provenientes de los programas gubernamentales aumentaron en 50.4 por ciento, las jubilaciones y pensiones incrementaron 15.1 por ciento y el ingreso de los hogares rurales acrecentó un 16.6 por ciento.

De acuerdo con el Coneval, agregó, gracias a la transferencia de programas sociales la pobreza se contuvo en alrededor de 2.5 millones de personas y dos millones en la pobreza extrema. Además, detalló, 4.6 millones de personas pudieron adquirir una canasta básica gracias a estos apoyos.

Sobre el programa Sembrando Vida, el funcionario dijo que en Campeche y Tabasco se deforestó la selva desde 1970 con fines ganaderos. Gracias a este proyecto, agregó, estamos reforestando el ecosistema de la región.

En cuanto al presupuesto de la Secretaría a su cargo, puntualizó que desde 2018, los recursos destinados a programas sociales son progresivos, por lo que incrementan cada año. En ese año, detalló, se le otorgaron a la dependencia 44 mil 199 millones de pesos, pero para 2020 se le asignaron 165 mil 738 millones de pesos.

Actualmente, reveló May Rodríguez, existen 12 millones 158 mil 686 personas beneficiarias, para lo cual se invierte un monto de 378 mil 258 millones de pesos. Ahora es un derecho establecido en la Constitución y no es asistencial, subrayó, por lo que el padrón de derechohabientes aumenta constantemente.

Con el Estado de bienestar que se impulsa mediante los programas de ayuda directa a la población, aseguró, se contribuye a erradicar la desigualdad que se generó en el país a través de las décadas. “La verdadera polarización es la que existe entre los pocos que tienen mucho y los muchos que tienen poco”.

Texto y Foto: Senado de la República