Apapacho presupuestal | Pepe Grillo

El encuentro entre la Conago en pleno y el presidente López Obrador tuvo el mérito de limar asperezas.

Los mandatarios detectaron señales preocupantes que acotaban sus atribuciones legales en beneficio de enviados del gobierno central, lo que lastimaba al modelo federalista.

No es que todo haya quedado resuelto, pero sí se ratificó que con diálogo de multiplican las posibilidades de encontrar  coincidencias.

Gobernadores y alcaldes escucharon una propuesta que es música celestial para sus oídos: las participaciones para estados y municipios en el Presupuesto 2019 suben el siete por ciento.

“Así, sí baila mi hija con el señor”, habrán pensado los mandatarios ante el apapacho presupuestal que tuvo efecto inmediato.

Todos los mandatarios salieron de la reunión de Palacio con una sonrisa en la boca y con ganas de  tomarse selfies.

Anotó en el último minuto

Cuentan las crónicas que el encuentro entre gobernadores y el presidente estaba a punto de terminar sin haber tocado el tema álgido del momento.

Los mandatarios estaban por levantarse cuando Enrique Alfaro, que hoy asume la gubernatura de Jalisco, pidió la voz.

Fue él, Alfaro, quien puso el tema de los “superdelegados” sobre la mesa, sobre todo el aspecto de sus atribuciones en materia de seguridad de los estados.

Obtuvo la respuesta que quería del mandatario y también una ronda de aplausos de sus pares. Tomen nota.

Transformación chilanga

La Cuarta Transformación tendrá en la Ciudad de México sus particularidades.

La cercanía entre la jefa de Gobierno y el presidente de la República es indiscutible, pero también son distintos los estilos personales de gobernar, aunque ambos disfrutan los discursos largos.

El perfil del gabinete de Sheinbaum, su defensa explícita de los derechos individuales, su confianza en que la policía capitalina pueda con el paquete para no llamar a la Guardia Nacional, son algunas características que hacen la diferencia.

López Obrador auguró que Claudia lo superará como jefe de Gobierno y que gracias a ella la ciudad no será una carga para el mandatario federal.

No tiene por qué serlo, cada uno tiene un conjunto de atribuciones diferente.

Que la comunicación sea fluida y que haya sintonía en objetivos entre el Presidente y la Jefa de Gobierno constituirá una verdadera transformación.

El club de los madrugadores

Reporteros e integrantes del equipo de prensa de Palacio Nacional alcanzaron un punto de acuerdo: las conferencias de prensa de las mañanas requieren un principio de orden.

Tienen perfil de mítines espontáneos, es lo que participan algunos profesionales de la información, es cierto, pero también seguidores del AMLO y peticionarios que se cuelan sin ningún problema.

Todos se hacen pasar por periodistas sin necesidad de identificarse como tales con una credencial.

Hay preocupación por el tema de la seguridad, claro está, pero también se busca aprovechar mejor la oportunidad de hablar con el mandatario sobre los temas de la agenda nacional.

Acaso sea porque se trata de los primeros ejercicios, pero es necesario encauzarlos. Después de todo hablar con reporteros es oxígeno para el Ejecutivo.

pepegrillocronica@gmail.com

Publicado por La Crónica Diaria