Avanza en Comisión minuta que plantea construir embarcaciones con cuidado del medio ambiente

Ciudad de México, 21 de marzo de 2024

Existe un deterioro continuo de las aguas costeras, debido a la contaminación y acidificación de los océanos, advierten senadores

La Comisión de Marina, que preside la senadora Verónica Martínez García, aprobó una minuta que envío la Cámara de Diputados para que en la construcción, reparación o modificaciones significativas de embarcaciones se tome en cuenta, además de las condiciones técnicas de seguridad, el cuidado del medio ambiente.

El proyecto sugiere que en esta materia también se atiendan las recomendaciones de organismos internacionales y las mejores prácticas internacionales.

Se trata de una reforma al artículo 74 de la Ley de Navegación y Comercio Marítimos, que establece que las normas oficiales mexicanas sobre astilleros, diques, varaderos, talleres e instalaciones al servicio de la Marina Mercante deberán seguir los principios de sostenibilidad.

En el dictamen, los senadores destacaron que existe un deterioro continuo de las aguas costeras debido a la contaminación y acidificación de los océanos, lo que genera un efecto adverso sobre el ecosistema.

Además, mencionaron que la industria de la construcción y reparación naval no es especialmente contaminante por su naturaleza; sin embargo, se debe establecer la forma expresa en la ley, los procesos que se deben ajustar a principios de sostenibilidad que procuren la protección del ecosistema, del medio ambiente, al ser el entorno que nos rodea a todos.

De igual forma, los integrantes de la Comisión, consideraron que es necesaria la expedición de leyes y reglamentos que tengan por objeto el prevenir, reducir y controlar la contaminación del medio marino, causada por buques que enarbolen su pabellón o estén matriculados en su territorio, así como de la contaminación del medio marino procedente de fuentes terrestres.

Por ello, explicaron, la minuta favorece las buenas prácticas en el cuidado del medio ambiente, aunado a que, desde el punto de vista técnico beneficia al obligar el mejoramiento de la calidad y seguridad de las instalaciones, así como los procesos, procedimientos y servicios prestados por los astilleros, talleres, varaderos e instalaciones al servicio de la Marina Mercante.

Texto y Foto: Cámara de Senadores