Socios cooperativistas denuncian que el ataque a la planta de Tula llevaba como objetivo inutilizar la subestación de la CFE de la que depende dicha instalación

Tula de Allende, Hidalgo, 5 de mayo de 2022

Reconocen el apoyo del director general de la CFE, Manuel Bartlett, y del CENACE, para autorizar la reconexión, sin embargo denuncian que el súper intendente de transmisión está bloqueando el procedimiento.

Denuncian que es un hecho que el abogado de Marín y Velázquez, Anzures, sobornó a este funcionario de nombre Ernesto Jaramillo.

Socios cooperativistas de La Cruz Azul, administradores legales de la planta de Tula de Allende, Hidalgo, han denunciado que el ataque del pasado 27 de abril llevaba como uno de sus objetivos centrales inutilizar la subestación de la CFE de la que depende la planta y su producción que da sustento a más de 17 mil familias que dependen de este proyecto social.

Informan que han acudido a la CFE y agradecen a su director general, Lic. Manuel Bartlett Díaz, y al CENACE, su gran apoyo para autorizar la reconexión, sin embargo se muestran consternados debido a que el súper intendente de transmisión está desconociendo la celeridad de la gestión de Don Manuel y bloquea este trámite.

En este contexto los socios señalan que es un hecho que el funcionario de la CFE, de nombre Ernesto Jaramillo, ha sido sobornado por el abogado Anzures, que representa a José Antonio Marín y Víctor Velázquez, evidenciando que el ofrecimiento de grandes cantidades de dinero es su modus operandi. No obstante este hecho los socios confían plenamente en la vocación social de Don Manuel Bartlett Díaz y su compromiso con los proyectos comunitarios como el de La Cruz Azul y le solicitan respetuosamente terminar con el trámite de reconexión.