AMLO y los abucheadores | Pepe Grillo

Hay gobernadores que aguantan los abucheos en los eventos de AMLO, y otros que no los aguantan.

El gobernador de Durango, el panista Rosas Aispuro, es de los que no aguantan. Ayer se puso a los gritos con los seguidores de Morena que se la pasaron abucheándolo.

No es el primero ni será el último mandatario que recibe este tratamiento.

El numerito incluye que después de los abucheos habla López Obrador, calma a sus huestes y hace emotivo un llamado a la unidad.

En Chihuahua, el gobernador Javier Corral, que también fue abucheado, optó por ahorrarse el discurso.

Leer más

Las cosas serias y los bonsái | Rafael Cardona

Mientras el tiempo corre y México se acerca irremediablemente al vencimiento de los 45 días, en la oprobiosa imposición de admitir una certificación de sus acciones fronterizas para contener la “oleada” migratoria centroamericana, dos posturas aparentemente en disputa van tomando cada una su posición.

México insiste —en un desplante de buena voluntad— en realizar cuantiosísimas inversiones en Centroamérica para crear una región de bienestar y prosperidad cuya bonanza haga innecesaria la fuga humana hacia el norte.

Los Estados Unidos, cuya voz es la única válida en todo este desajuste regional, ocasionado en muchos sentidos por ellos mismos, han admitido a regañadientes, participar en la siembra del auge.

El canciller Marcelo Ebrard, ufano de su capacidad persuasiva y habilidad diplomática, ha dicho:

Leer más

Pulso Político | De frontera sur abierta a cierre total

Francisco Cárdenas Cruz

Giro a política migratoria de AMLO

Marcelo Ebrard

La estrategia migratoria puesta en marcha por el presidente Andrés Manuel López Obrador dio un giro y después de que le abrió la frontera sur a migrantes procedentes de Centroamérica rumbo al “sueño americano”, a los que ofreció que serían muy bien recibidos en México, el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, advirtió que “el gobierno de México no quiere que atraviesen su territorio para llegar a Estados Unidos”.

Aunado a ello, miles de efectivos de la Guardia Nacional, creada para enfrentar la alarmante inseguridad y violencia que se registra en el país, fueron movilizados a Chiapas, en la frontera sur con Guatemala para a toda costa impedirles el paso, como lo exigió en el presidente Donald Trump, bajo amenaza de imponer aranceles a los productos mexicanos que su país importe.

Al mismo tiempo, eso ha provocado diferendos entre miembros del gabinete presidencial e integrantes de la bancada de Morena, así como renuncias en la Secretaría de Gobernación, en la que el titular del Instituto Nacional de Migración, Tonatiuh Guillén López, tuvo el decoro de renunciar al ser excluido de la delegación que encabezó Ebrard para reunirse con el vicepresidente de EU, Mike Pence y el secretario de Estado, Mike Pompeo,  para impedir que se cumpliera la amenazadora sanción de Trump y por también ser desplazado de esa nueva estrategia que el Ejecutivo Federal dejó en manos del canciller.

Leer más

Diálogo entre AMLO y Claudio X. González | Periodistas El Universal

Bajo Reserva

Diálogo entre AMLO y Claudio X. González

Durante un evento con empresarios en el Club de Industriales, el presidente Andrés Manuel López Obrador cruzó algunas palabras con el poderoso empresario Claudio X. González. Nos comentan que ambos personajes se desearon larga vida, que vivan muchos años más, y que sigan bateando arriba de 400 —es conocido que a los dos les gusta el deporte del beisbol. De a poco, nos hacen notar, don Andrés Manuel y don Claudio van limando asperezas y acortando las distancias que generaron como rivales en la campaña electoral de 2018. Usted recordará que en sus primeros encuentros con los hombres de negocios, el Presidente tuvo un fugaz encuentro con X. González. ¿El tabasqueño hará lo mismo con el hijo de don Claudio, quien lleva el mismo nombre y desde su organización civil se ha dedicado a golpear legalmente el proyecto del aeropuerto de Santa Lucía? Caras vemos…

Marcelo se sube al ring con Porfirio

Don Marcelo se bajó del ring en Washington por la pelea para frenar temporalmente los aranceles de Trump a los productos mexicanos y luego luego se trepó de nuevo en la CDMX para un combate con uno de los pesos pesados de la política mexicana: el ahora presidente de la mesa directiva de San Lázaro, Porfirio Muñoz Ledo, quien lleva dos ganchos al hígado con sus críticas a la utilización de la Guardia Nacional para contener los flujos migratorios de centroamericanos. El canciller Ebrard respondió con un volado que apenas rozó el rostro del diputado morenista: “No sé por qué está mal que la Guardia Nacional esté en la frontera sur si está en todo el país. Creo que el diputado Muñoz Ledo votó a favor de la Guardia”. Cierto, nos recuerdan, pero don Porfirio ha argumentado que la Guardia es para perseguir delincuentes, no para perseguir a migrantes. Parece que el veterano político se está convirtiendo en la conciencia crítica de la 4T.

Leer más

Bajo llave, caso Tlahuelilpan | Editorial El Universal

La transparencia en los datos gubernamentales y en el acceso a la información oficial es una práctica relativamente joven en el país. Nació en 2002 cuando la Ley Federal de Transparencia y Acceso a la Información Pública Gubernamental se publicó en el Diario Oficial de la Federación en junio de ese año.

La rendición de cuentas parte de una premisa básica y sencilla: toda entidad que opere con dinero público tiene la obligación de dar cuenta de la forma en que ejerce los recursos. El acceso a la información gubernamental se sustenta en el objetivo de crear sociedades más democráticas, que actúen como supervisores del quehacer público. Todo lo anterior tiene como finalidad incidir para reducir los actos de corrupción y contribuir a lograr una administración pública más eficiente.

Desde 2002 la colaboración de los distintos gobiernos ha sido de altibajos. Se ha dado respuesta, efectivamente a miles de solicitudes de información planteadas por la sociedad, por organizaciones ciudadanas, por los medios de comunicación, pero en algunos temas considerados sensibles o delicados se ha reservado el acceso a la información —a veces con justificación, la mayoría de las ocasiones sin ella.

EL UNIVERSAL publica hoy que Petróleos Mexicanos reservó por cinco años toda información sobre la explosión de un ducto en Tlahuelilpan, Hidalgo, el 18 de enero, que ocasionó la muerte a 135 personas. Se requirió una versión pública del caso, que incluyera el número de grupos que se dedican al robo de combustible en la zona.

Leer más

¡No estás solo! ¡No estás solo! | Arlequín

¡No estás solo! ¡No estás solo! ¡Gansito, amigo, Marcelo está contigo!

No debe haber mexicano, que se precie de serlo, que no esté dispuesto a apoyar esta porra para el Presidente en su patriótica lucha para enfrentar a los grandulones y montoneros que están en contra de la 4T, es decir, aquellos que están en contra del avance del país.

Afortunadamente, un grupo de patriotas, cuyo único interés es servir a México, sí están apoyando al jefe del Ejecutivo y no lo han dejado solo ante la mar de problemas que enfrenta el país.

Por ejemplo: qué sería del Presidente Andrés Manuel López Obrador, si Marcelo Ebrard lo hubiera dejado solo frente a los amagos del grandulón, ventajoso y montonero de Donald Trump, quien quería imponer impuestos a todos los productos mexicanos que ingresan a Estados Unidos. Afortunadamente Ebrard no dejó solo a AMLO y, con mucho esfuerzo, logró que Trump perdonara temporalmente a México y que magnánimamente nos diera una oportunidad y 90 días de gracia para complacerlo. Claro que para motivar un poco la generosidad del presidente Trump hubo que hacer algunas pequeñas concesiones, pero hasta eso no fueron tan graves.

Exagera el presidente de la Cámara de Diputados, Porfirio Múñoz Ledo, cuando dice que el gobierno de la 4T, al cual él pertenece, le hizo un oscuro favor a Estados Unidos al poner “un muro” de 6 mil militares de la Guardia Nacional en nuestra frontera sur para contener a los migrantes y evitar que crucen por México para llegar a territorio estadounidense. No le haga caso a don Porfirio, se está convirtiendo en un conservador y fifí, ya ve usted como son los Porfirios… Al paso que va, cualquier día en su mañanera conferencia de prensa el Presidente lo calificará de neoporfirista.

Leer más

Damnificados de la austeridad | Hernán Gómez Bruera

Fuera de Tono

A diferencia de la UNAM y otras universidades, facultadas para manejar su presupuesto con criterios académicos, los investigadores de centros públicos dependen del son que les toca la Secretaría de Hacienda. Investigadores con estatus de funcionarios públicos están generando una serie de problemas no previstos

Dudo sinceramente que exista en este gobierno una política en contra de la ciencia y la tecnología, un intento por desmantelar los 27 centros públicos de investigación que existen en el país o una tentativa de “criminalizar el saber”, como han llegado a afirmar algunos académicos desde un ánimo exaltado.

Los centros Conacyt son una de las tantas víctimas de una política austeridad que —como ya se ha dicho otras veces— se ha instrumentado con machete en lugar de bisturí; se han visto afectados por las mismas decisiones tomadas a rajatabla en otros ámbitos y por la excesiva velocidad con que se han implementado.

Había dos maneras de emprender una reforma administrativa capaz de eliminar el gasto superfluo y reducir el dispendio. Una era a través de la elaboración de diagnósticos precisos y una ingeniería institucional detallada que permitiera decidir cómo cortar y en dónde, a fin de cuidar que efectivamente no se afectaran labores sustantivas.

Leer más

De tercer país seguro, a primer país inseguro | Óscar Mario Beteta

En Petit Comité

Por el norte y por el sur, Estados Unidos ha comenzado a invadir a México. Lo hace por interpósitas personas. Con los migrantes a los que echará y los que estacionará en nuestro territorio.

A corto-mediano plazo, esa irrupción será insostenible y explosiva; costosa e incontrolable. Nos colocará en una situación calamitosa y precaria; débil y vulnerable. Problema histórico, inédito, indescifrable.

Inmerso en esa pesadilla migratorio-arancelaria, político-diplomática, México parece atrapado y sin salida.

Para llevarnos a la situación más delicada en la que nos haya colocado en toda nuestra relación geopolítico-diplomática-comercial, incluido el despojo de la mitad del territorio, en 1848, Estados Unidos tiene una carta As: la imposición, a fortiori, del status de tercer país seguro (TPS).

Con base en esta figura, Donald Trump juega a frenar la migración, mantener el nivel de vida de sus conciudadanos, aligerar cargas al gobierno generando todos los apuros y conflictos posibles a su vecino y, lo más inmediato e importante para él: asegurar su reelección.

Leer más

Los números de la avalancha migratoria | Raúl Rodríguez Cortés

Gran Angular

Primero algunos datos duros para dimensionar el tamaño y complejidad del problema que será para México contener el flujo de inmigrantes centroamericanos, acoger a los que regrese Estados Unidos mientras resuelve si les da asilo y refugiar a quienes nos lo han solicitado.

En el primer semestre de este año, al menos 600 mil cruzaron nuestra frontera sur rumbo al vecino del norte. El Colegio de las Fronteras estima en 800 mil el total de los que lo habrán hecho al finalizar el año. Esa cantidad duplica el pico de 400 mil anuales que ya se tocaba en 2016, 2017 y 2018. Según esas estimaciones, de los 600 mil que ya han entrado, 200 mil (una tercera parte) son niños. Y 300 mil (la mitad) son hondureños. Los demás son guatemaltecos y salvadoreños.

Antes de que se firmara hace una semana el acuerdo que evitó momentáneamente la imposición de aranceles, México ya había aceptado acoger a los centroamericanos solicitantes de asilo mientras les resuelve EU. Por eso ya nos habían regresado hasta el viernes a unos 11 mil migrantes. Pero el acuerdo Ebrard-Pompeo no marca límites de cantidad y nacionalidad, lo que lleva a estimar que al finalizar el año nos habrán devuelto al menos 60 mil que esperarán su resolución migratoria en Ciudad Juárez (hasta ahora la más presionada por los flujos migrantes), Mexicali, Tijuana y otros puntos de ingreso que se abrirán en próximos días.

Por otra parte, según datos del INAMI, unos 60 mil de esos migrantes han pedido refugio a México y se calcula que al finalizar el año serán 80 mil los solicitantes.

Leer más

Igualdad de derechos para jóvenes en el Congreso | Martí Batres

La Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos tiene múltiples contradicciones que superar. Una de ellas se refiere a las edades para ser legislador federal. Para ser diputado se establece el requisito de 21 años y para ser senador de 25. Pero la materia jurídica de ambos es la misma: legislación federal y control político del Poder Ejecutivo. ¿Por qué existe esta diferenciación para acceder al ejercicio de un derecho? ¿Por qué para ser legislador federal existen dos edades distintas? Si nos atenemos al principio de progresividad, la edad que debe predominar es aquella que amplía los derechos, es decir, en este caso, la edad de 21 años para poder ejercer el derecho de acceder al cargo de legislador federal.

La historia de la edad para acceder a un cargo legislativo federal muestra una tendencia a la reducción. Comienza con 35 años y va bajando a lo largo del tiempo. Veamos.

En el Diario de los Debates del Constituyente de 1857, se encuentra el siguiente argumento: “Para que el sistema representativo sea la verdadera expresión de la democracia, el sistema electoral debe fundarse en este principio. Todo ciudadano es elector y elegible. Cualquiera restricción a este principio es antidemocrática y absurda”.

Después, en 1916, el diputado Francisco J. Mujica señaló “La juventud, señores, va siempre en pos de un ideal; las cámaras populares no pueden representar más que los ideales del pueblo; esa es su esencia misma”. No obstante, la Constitución de 1917 estableció la edad mínima para ser senador de 35 años cumplidos al día de la elección.

Leer más