Celso Piña: rebeldía y un acordeón con ‘sabor’ norteño que hizo bailar a todo el mundo

Celso Piña.

El músico regiomontano, mejor conocido como ‘El rebelde del acordeón’, falleció este miércoles de un infarto en su ciudad natal.

El nombre de Celso Piña estaba ya labrado desde años atrás en los históricos de la música nacional. Una nota de su acordeón bastaba para hacer vibrar los escenarios.

Hizo honor de principio a fin a la emblemática ‘Cumbia sobre el río’: un sonidero que sonaba y emocionaba a cada meneo.

Este miércoles, el músico mexicano se ‘despidió’ de la escena musical para siempre: a la edad de 66 años, el también conocido como ‘Rebelde del acordeón’ falleció luego de un infarto.

Su nombre completo era Celso Piña Arvizu. ¿Su nombre artístico? Como él dijo en una entrevista a Canal 11 para el programa ‘El tímpano’, “Celso Piña Arvizu, el mismo”.

Nacido en la ciudad de Monterrey, Nuevo León, en 1953, Celso Piña inició su camino en la ‘rebeldía’ cuando tenía 17 años. Según su página de internet, comenzó con música regional y serenatas junto a sus hermanos Eduardo, Rubén y Enrique.

La idea de la cumbia y del acordeón explotó en el músico regiomontano hasta que compró su primer acordeón en 1980.

La colonia Independencia, en Monterrey, vio los primeros ensayos de Celso Piña con su instrumento favorito… y por tanto vio nacer a lo que hoy se perpetúa como el ‘Rebelde del acordeón’.

“Para todos los que inician algo, ustedes háganlo. Primero ustedes ténganse fe a sí mismos de decir ‘Ah, cabrón, yo puedo hacer esto. ¿Por qué si aquél lo hace yo no?’”, comentó Celso Piña a Canal 11 luego de explicar sus orígenes en la cumbia, que al principio no fueron comprendidos por tratarse de un género desconocido pero que poco a poco atrajo la atención del público por estar lleno de energía y fiesta.

El músico y su acordeón son los ejemplos vivo de sus palabras. Determinación, persistencia y práctica. “Para mí, la música es el medio de conocer, si te lo propones, el mundo entero”.

Hablar de Celso Piña no solo abarca su música con tintes de cumbia colombiana, ni tampoco de sus más de 20 álbumes, sino de un talento que llegó a múltiples presentaciones alrededor del mundo (Polonia, Francia, Estados Unidos, Alemania, entre muchos otros) y que se posicionó en diversos géneros mediante sus colaboraciones.

Control Machete, Café Tacvba, El Gran Silencio, Grupo Pesado, Julieta Venegas, Lila Downs, Ana Tijoux. Los músicos compartieron escenario con ‘El rebelde del acordeón’ y dejó huella en ellos. La preservación de sus notas y vibraciones ya es un hecho. Siempre estará.

Texto: El Financiero | Foto: Cuartoscuro