Certifica Agricultura en Buenas Prácticas a pescadores de aguas interiores de Querétaro

Ciudad de México, 3 de junio de 2022

​​La certificación en buenas prácticas garantiza que los productores cumplen con los estándares de sanidad, sustentabilidad e inocuidad para mantener la comercialización y oferta de productos sanos e inocuos al consumidor.

​Querétaro cuenta con 30 certificaciones vigentes en materia de inocuidad acuícola, informó el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica).

La Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural entregó el primer Certificado de Buenas Prácticas de Manejo a Bordo de Embarcaciones Menores en Aguas Interiores a una sociedad cooperativa queretana, la cual está integrada por cien pescadores que realizan pesca artesanal de tilapia en 82 embarcaciones menores.

El Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica) entregó el certificado, luego de constatar que los pequeños productores de tilapia cumplen con las medidas para reducir el riesgo de contaminación del producto, que implican desde revisar las condiciones físicas de las embarcaciones, hasta procedimientos de limpieza e higiene que debe realizar el personal que labora en ellas.

Con el apoyo del Comité Estatal de Sanidad Acuícola de Querétaro, los técnicos del organismo de Agricultura constataron in situ que la pesca artesanal de tilapia que llevan a cabo los pescadores en la presa Fernando Hiriart Balderrama, también conocida como presa Zimapán, se ajusta a las disposiciones que establece el Manual de Buenas Prácticas.

En 2018, la Sociedad Cooperativa de Producción Tzibanza, S.C. de R.L. de C.V., solicitó al Senasica una evaluación para determinar sus áreas de mejora y avanzar hacia la certificación, la cual tiene una vigencia de dos años y está supeditada a que verifiquen nuevamente las medidas de inocuidad para su renovación.

Durante la entrega de la certificación, el director de Inocuidad Agroalimentaria, Operación Orgánica y Plaguicidas de Uso Agrícola, José Luis Lara de la Cruz, destacó que las medidas higiénico-sanitarias que llevan a cabo los pescadores, deben establecerse de manera cultural entre los productores de la región.

Subrayó que desde hace casi 10 años, el Senasica ha brindado apoyo a los productores queretanos, con la finalidad de impulsar la producción acuícola en la región centro del país, a través de asesorías técnicas especializadas, cursos de capacitación y análisis de producto y aguas de las diferentes unidades de producción.

Derivado de ese trabajo, el estado cuenta actualmente con 30 certificaciones vigentes, en Buenas Prácticas de Manejo a Bordo de Embarcaciones Menores, con 71 embarcaciones que capturan escama de agua dulce tilapia y 65 del programa de Buenas Prácticas de Producción Acuícola en la producción de tilapia.

La presa de Zimapán es la de mayor superficie en los estados de Querétaro e Hidalgo y representa una fuente importante de recursos para sus pobladores y el mercado nacional, por lo que los diferentes órdenes de gobierno han trabajado para mejorar las medidas sanitarias y vigilancia, a fin de cumplir con los estándares de sanidad, sustentabilidad e inocuidad que permitan mantener la comercialización y oferta de productos sanos e inocuos al consumidor.

Cabe recordar que México ocupa el noveno lugar a nivel mundial en producción de tilapia, con alrededor de 102 mil toneladas anuales. En Querétaro, el 51 por ciento de la actividad pesquera y acuícola corresponde a esta especie.

Texto y Foto: SADER