Comisiones de Ciencia y Tecnología de la Cámara de Diputados y del Senado se reúnen con la titular del Conacyt

Ciudad de México, 4 de agosto de 2022

Participaron legisladoras y legisladores de Morena, PAN, PRI, PVEM, PT, MC y PRD

Las comisiones de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Cámara de Diputados, que preside Javier López Casarín (PVEM), y la de Ciencia y Tecnología del Senado, que encabeza Jorge Carlos Ramírez Marín (PRI), se reunieron, de forma virtual, con la titular del Conacyt, María Elena Álvarez-Buylla Roces, con el objetivo de desahogar inquietudes, preguntas y observaciones.

El diputado Juan Carlos Romero Hicks (PAN) dijo que ha habido un decremento en el presupuesto, parte de ello tiene que ver con la desaparición de los fideicomisos. Señaló que el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología está lejos de la comunidad científica y que persiste el desmantelamiento de los centros públicos de investigación.

Del PRI, el diputado Eduardo Enrique Murat Hinojosa mencionó que los avances y logros en ciencia y tecnología son fundamentales para el desarrollo sostenible y el logro del bienestar de nuestro país. Cuestionó cuál es la razón por la que disminuye drásticamente el número de nuevos becarios de posgrado mexicanos en universidades del exterior.

La diputada Araceli Celestino Rosas (PT) señaló que los avances científicos y tecnológicos permiten encontrar soluciones a los nuevos desafíos económicos, sociales y medioambientales. “Desde el Poder Legislativo se debe fortalecer al Conacyt con el propósito de lograr un mejor desarrollo científico y tecnológico”.

El diputado Mario Alberto Rodríguez Carrillo (MC) expuso que, con el fin de aclarar dudas, desean tener una reunión en el Recinto Legislativo de San Lázaro porque hay una gran cantidad de peticiones de la sociedad civil. “Que se entienda que la Comisión de Ciencia, Tecnología e Innovación es una especie de espejo del Ejecutivo, un espejo que trata de tener respuestas”.

La diputada Olga Luz Espinosa Morales (PRD) comentó que académicos del CIDE no han recibido incentivos ni estímulos desde octubre de 2021, por lo que preguntó ¿cuál es la causa de esa falta de pago y por qué ha habido una reducción del número de becas al extranjero?

La senadora Antares Guadalupe Vázquez Alatorre (Morena) manifestó que aumentó el número de becas tanto nacionales como en el extranjero. Preguntó sobre cuáles fueron los resultados en materia de ciencia, tecnología e innovación de los sexenios pasados.

También de Morena, el senador Gilberto Herrera Ruiz indicó que se tiene una ingeniería civil de alto nivel que permite que puentes, presas o túneles se hagan por mexicanos. “Lo que invertimos en tecnología es para que el país aumente su capacidad para resolver los problemas que tengamos”.

El senador Ramírez Marín (PRI) preguntó cuándo se publicará la convocatoria para el registro a posgrados, cómo se han integrado para el financiamiento de la ciencia los recursos que estaban en los fideicomisos y cuál es el avance hasta el momento en el desarrollo de la vacuna Patria.

Del PVEM, la senadora Alejandra Lagunes Soto Ruiz consideró que debemos migrar de ser un país que compra tecnología a uno que emprenda innovación y registre patentes, pero que incorpore los conocimientos milenarios de los pueblos originarios. Preguntó por qué se excluye a estudiantes de instituciones privadas de las becas y si se comparte la opinión de que hay decisiones centralizadoras que contravienen derechos de propiedad intelectual.

Había una tendencia privatizadora: Álvarez-Buylla

En su exposición, la doctora Álvarez-Buylla afirmó que cuando llegaron encontraron un Conacyt paralelo donde se subrogaban funciones sustantivas a empresas privadas; hubo transferencias multimillonarias autorizadas hacia el sector privado a costa del desarrollo científico y tecnológico nacional. “Había una tendencia privatizadora preocupante de los posgrados públicos, convirtiéndolo más en un privilegio que un derecho universal”.

Específico: “Casi 45 mil 700 millones de pesos fueron transferidos de 2001 a 2018 a grandes empresas, las cuales muchas veces no tenían siquiera una vocación científica o tecnológica; incluso había transnacionales como Monsanto y varias otras”.

Agregó que hubo 91 fideicomisos a cargo del Ramo 38 que debían ser ordenados, por lo que, desde el inicio de la actual administración, 35 fueron revisados a fondo y se escribió una propuesta para cambiar la forma de colaboración y cerrarlos a fin de transparentar y consolidar el ámbito administrativo.

Aseguró que en lo que va de este sexenio se ha disminuido el gasto, pero lo invertido dio resultados, situación que permitió subir en el escalafón de eficiencia en innovación 10 escalones.  “Logramos ahorrar alrededor de 18 mil millones de pesos sin parar la inversión real, dando seguimiento puntual y asegurando resultados de innovación, lo que demuestra que es una estrategia más conveniente para el país”.

Además, dijo que con convenios de asignación de recursos comprometidos en fideicomisos se logró reincorporar a la Tesorería 22 mil millones de pesos, pues había más de 6 mil millones de pesos que eran claramente recuperables pues no estaban bien fincados ni técnica ni administrativamente, a lo que se sumaron mil 600 millones de pesos. “Se ha podido invertir en prioridades importantes para el país”.

        Puntualizó que antes de la modificación al Sistema Nacional de Posgrados se encontraron casi 3 mil estudiantes aceptados en universidades públicas, en algunos de los mejores posgrados de ciencias y humanidades, que se quedaban sin beca por la distorsión que había en el uso de estos recursos gestionados a través del Conacyt. “El aumento en el número de becas es incuestionable, sobre todo en las de salud y en el compromiso de apoyar a médicos especialistas para que nunca más nos falten”.

Al responder los cuestionamientos de las y los legisladores, Álvarez-Buylla Roces dijo que las reglas de operación ya están publicadas y autorizadas. Indicó que los recursos para los centros públicos de investigación han aumentado para el CIDE. Informó que las becas para el extranjero no han disminuido, pero sí se han priorizado en el aspecto de cuáles son las áreas sustantivas que necesita el gobierno de México; por ejemplo, los médicos especialistas.

        Dio a conocer que el número de doctorados apoyados con recursos públicos y que están fuera del país por falta de oportunidades es cerca del millón de personas, por lo que se están revisando las reglas. Estimó que los indicadores nacionales en resultados de innovación fueron ridículamente bajos en administraciones anteriores, por lo que fue urgente un cambio profundo en las políticas públicas en ciencia y tecnología.

En materia de salud se ha avanzado muchísimo, además de que hay desarrollos importantes en medicina genómica. “Cuando el sexenio termine tendremos desarrollo y capacidad”.

Texto y Foto: Cámara de Diputados