Comparecencia virtual de la Dra. Tania Rodríguez ante legisladores locales

Ciudad de México, 25 de noviembre de 2020

La Rectora de UACM solicita 1,500 millones de pesos para el ejercicio 2021.

Destaca reordenamiento interno, austeridad y apoyo a estudiantes durante la pandemia.

Informó que está próxima la aprobación del Plan Institucional de Desarrollo para los siguientes años.

De forma virtual, la Dra. Tania Rodríguez Mora, rectora de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (UACM), sostuvo este día una reunión de trabajo con legisladores del Congreso de la Ciudad de México, en el marco de la aprobación del paquete presupuestal para el ejercicio 2021.

Luego de entregar, en días pasados, un informe a las y los diputados, la Dra. Rodríguez reiteró la solicitud de 1,586, millones 81 mil 47.84 pesos, monto apegado al costo real de la universidad: “La propuesta que hacemos es un presupuesto ajustado a la situación de la ciudad y del país, reconociendo también el ejercicio de austeridad en términos del ejercicio presupuestal”.

“En la UACM no tenemos una burocracia dorada, ni gastos o lujos. El planteamiento de nuestra lógica presupuestal es muy cuidadosa, atendiendo señalamientos claros, a los que hay que responder, sobre la eficiencia del gasto” añadió.

Sobre la experiencia durante este año, destacó que, en materia académica, existía una gran preocupación en la posibilidad que la pandemia ocasionara una fuerte deserción de estudiantes, en términos de su trabajo como universitario. Para contrarrestar los efectos perniciosos del golpe que representa, se ha mantenido la matrícula, trabajando a distancia. “Para conseguirlo se dieron apoyos extraordinarios, tabletas, servicios de internet residencial, apuntalado con un seguimiento puntual en línea, sobre la asistencia a los grupos”.

Gracias a la reorientación presupuestal se logró apoyar con: el préstamo de 3,734 tabletas para que puedan continuar con las actividades académicas del semestre 2020-11 en las modalidades híbridas; la disposición de 1,952 conexiones de internet residencial, para quienes no cuenten con posibilidades de acceso; el otorgamiento de 958 renovaciones de becas para estudio de licenciatura y 700 nuevas becas, con flexibilización de los requisitos para su obtención; el otorgamiento de 77 becas para cursar; y la implementación de 44 apoyos para el mismo número de estudiantes en condición de vulnerabilidad por discapacidad y por condición socioeconómica.

“Nuestro mejor indicador es que las y los alumnos están en sus salones. En febrero se tendrán resultados, al terminar el semestre. Por su flexibilidad y características, nuestro modelo de certificación de conocimiento pudo responder muy bien frente a esta crisis”, abundó.

Al corte del 31 de octubre del 2020, el número de estudiantes que obtuvieron su Certificado de Terminación de estudios es de 4320 (en el 2020, y pese al confinamiento, se emitieron 227 certificados). El Certificado de Terminación de Estudios se obtiene una vez que el estudiante ha validado la certificación del 100% de créditos del Plan de Estudios de su carrera, y además se han validado los documentos de sus estudios anteriores (bachillerato). Al cumplir estos requisitos, el Certificado de Terminación de Estudios no sólo es un certificado de término del plan de estudios, sino la antesala de la titulación. Actualmente, hay 2193 estudiantes con el cien por ciento de créditos.

La rectora informó además que existen seis denuncias en curso, sobre el uso de los recursos de la institución, y destacó el compromiso de la administración y el Consejo Universitario en materia de rendición de cuentas, con el fortalecimiento de Unidad de Transparencia, la Contraloría General y haber solventado la mayoría de las 70 observaciones realizadas por la Auditoría. “Estamos en un momento muy importante en que, como comunidad, nos planteamos, de forma sistemática, que no vamos a permitir que en la UACM el dinero no estuviera claro; queremos cuentas claras”.

Destacó el programa en materia de inclusión, que impulsa la UACM, entre los que destacan el Programa de Educación Superior para Centros de Readaptación Social (Pescer) y los programas Letras Habladas (para personas con discapacidad visual) y Letras Señadas (discapacidad auditiva).

Finalmente, indicó que el los próximos días, la Comisión de Planeación de la UACM aprobará el Programa Integral de Desarrollo (PIDE), marco general de trabajo que “pone nuestras aspiraciones como universidad, las cuales tenemos que ser capaces de convertirlas en indicadores”. En este documento se planifican los siguientes 20 años de vida institucional.

Texto e Imagen: UACM