Concluye el Parlamento Abierto en materia de violencia vicaria

Ciudad de México, 20 de junio de 2022

En las mesas 3 y 4 se abordó el tema de violencia contra niñas, niños y adolescentes

En la conclusión del Parlamento Abierto sobre el análisis para la dictaminación de la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia en materia de violencia vicaria, convocado por la Comisión de Igualdad de Género, diputadas federales, especialistas y representantes de organizaciones externaron comentarios sobre la violencia contra niñas, niños y adolescentes.

La secretaria de la Comisión de Igualdad de Género, diputada Wendy González Urrutia (PAN), dijo que es un tema de gran sensibilidad que vulnera el interés superior de niñas, niños y adolescentes, lastima a las familias y desgarra las fibras del tejido social.

Puntualizó que es necesario legislar con precisión quirúrgica, visión de género y de forma ampliada, incluyendo a quienes lo sufren, lo infringen y a las instituciones responsables de prevenir, sancionar y repara los daños causados. “La mejor manera es hacerlo a través de un Parlamento Abierto con la participación de actores de la sociedad civil, academia e instituciones”.

La diputada Ana Laura Valenzuela Sánchez (PAN) consideró que utilizar a los hijas e hijos para dañar a la madre es un acto cruel de violencia de género, además de que la niñez y adolescencia en general son las principales víctimas.

Aseguró que causa profundos daños irreparables, ansiedad y estrés post traumático, por lo que se debe proteger el interés superior de la niñez, de ahí la importancia de escuchar a especialistas y legislar de la mejor manera.

Al clausurar el Parlamento Abierto, la diputada Julieta Kristal Vences Valencia, presidenta de la Comisión de Igualdad de Género, afirmó que el reconocimiento de la violencia vicaria deberá traer consigo el diseño de políticas de prevención y reparación integral del daño, pero, sobre todo, la generación de acciones que garanticen el derecho de las personas a una vida libre de violencia y el respeto al interés superior de la niñez.

Se busca que el menor pueda vivir en un ambiente de armonía, amor y paz, para que sea un adulto, hombre o mujer, sano que conviva en una sociedad en la que se erradique todo tipo de violencia contra mujeres y hombres. “Vamos a analizar y tomar en cuenta todas las consideraciones que se abonaron para emitir un dictamen fortalecido”, subrayó.

Participación de especialistas, sociedad civil y organismos internacionales

En la mesa 3, “Violencia de Niñas, Niños y Adolescentes”, Nayeli Sánchez Macías, coordinadora de la Iniciativa Spotlight en ONU Mujeres, dijo que, si bien la intención del agresor es generar un daño a la mujer, las niñas, niños y adolescentes son quienes se convierten en las víctimas directas o indirectas. Recordó que en México faltan diagnósticos que permitan entender las complejidades y dimensiones de esta violencia.

María Magdalena Cruces Galán, presidenta fundadora de la organización Lazos Protectores de la Familia A.C., aseguró que es necesario evitar la violencia contra menores y adolescentes y castigar a quien sea responsable. “Al quitar la patria potestad al padre no sólo se hace una padrectomía, sino toda la familia paterna lo sufre”, aseveró.

Vanessa Klainer Berkowitz, cofundadora y directora de Viva Voz FemxFem, afirmó que la prioridad debe ser el bien superior del menor y legislar sobre violencia vicaria. Propuso que la legislación asegure el no utilizar a las hijas e hijos como armas. “Esta escalada es violencia de género extrema equiparada a un feminicidio emocional; es matar a la mujer en vida al usar como armas letales a sus hijos en su contra, pero también es matar la infancia de nuestros hijos e hijas”.

Miguel Ángel Plata Mejía, fundador y presidente de MAAS INFANCIA FELIZ, indicó que hay buenas leyes y un movimiento de infraestructura y recursos que se han trazado desde hace décadas, pero que no se aplican en la fiscalía o son a modo, además de que hay ministeriales que empantanan los casos, por lo que invitó a las y los legisladores a que visualicen a las familias que son separadas, sin “perder de foco a las niñas, niños y adolescentes”.

Vía zoom, Jimena Cándano Conesa, directora general de Fundación Mexicana de Reintegración Social, Reintegra A.C. consideró que la violencia vicaria es un tipo de agresión que se debe dimensionar. “Nuestra apuesta tiene que ser con nuestras niñas y niños desde la prevención de la violencia de género, porque la prevención sí hace la diferencia y sí transforma”.

Álvaro Castillo Martínez, cofundador de la agrupación “Interés Superior del Menor de Edad”, afirmó que la violencia vicaria se ideó para invisibilizar y negar el fenómeno de alienación parental. Sólo se reconoce cuando la ejerce el hombre y no es un término científico, que busca hacer prevalecer los derechos de las mujeres por encima de las y los hijos menores de edad. Se pronunció por implementar leyes y políticas públicas centradas en una perspectiva de infancia y adolescencia, más que de género.

Alfredo Salomón, socio fundador del Colectivo 1000 Pelotas para Ti, dijo que existen hombres desmantelados por haberles quitado a sus hijos. Hay casos que tienen hasta 10 años de no poder verlos. Abundó que, aunque las ideas hablan de igualdad, en los hechos es solamente confrontación entre mujeres y hombres. “Legislar en materia familiar con perspectiva de género es arrancar la poca atención que tienen los menores en el divorcio de sus padres, es condenar al varón, siempre el verdugo, y la mujer siempre la víctima”.

Andrés Alejandro Palma Morales, director jurídico de la Asociación Civil “Sonrisas con Ilusión”, indicó que en el interés superior de la niñez lo más importante siempre será el niño y esto, agregó, no está entendido por el grupo que pretende que el “niño sea utilizado a manera de que la mujer lo use supuestamente como mecanismo de defensa ante la violencia del hombre, y no es así. Es importante legislar en la materia y sobre todo que se proteja a la mujer violentada”.

Víctor Lennin Morales Navarro, presidente de la Asociación Mexicana de Resiliencia y Reacción Negativa Parental y de Pareja, propuso impulsar la noción de tratamiento psicoparental, un procedimiento dinámico de salud mental con enfoque al modelo de trauma, intervención social comunitaria y de los derechos humanos que auxilia y protege el interés superior del menor. Se pronunció por romper ciclos de violencia como la de tipo vicaria y legislar hacia una ley de la familia, sin conceptos que dividan a la sociedad.

Adela María Urbán Flores, integrante del Frente Nacional Mujeres, cuestionó que si ya se ha identificado que el rompimiento de vínculos maternos que genera cada uno de los pasos de la violencia vicaria afecta psicológicamente a las y los menores, muchas veces sólo por la crueldad del padre para lastimar a la madre ¿por qué esperar a que se llegue a casos tan extremos donde les arrebaten o quieran quitarse la vida para reconocer que realmente sí está pasando algo?

Violencia vicaria

En la mesa 4, la secretaria de la Comisión de Igualdad de Género, diputada Claudia Alejandra Hernández Sáenz (Morena), recordó que este Parlamento Abierto tiene el objetivo de conocer las diferentes visiones de especialistas.

Mildret Sainz Torres, presidenta y representante nacional del organismo Colectiva Cam-Cai, dijo que es necesario integrar en la ley la violencia vicaria, así como todas y cada una de sus modalidades: amenazas, manipulación de hijos e hijas, acción de romper el vínculo materno filial, el alargamiento de procedimientos judiciales, denuncias falsas, desprestigio social de las víctimas, la sustracción de niños, niñas y adolescentes o la inducción al suicidio de la mujer.

Yazmín Fuentes Montpellier, directora general de Servicios Psicológicos en América PSIAME, aseguró que el Parlamento está muy lejos de buscar la igualdad de género, trabajando en deficiencias y no señalando al hombre como al único agresor, ya que también hay mujeres violentas que abusan, por lo que pidió al Legislativo revisar la ley. Puntualizó que con esta ley vicaria se pretende erradicar a la familia y promocionar la ideología de odio al varón.

Viola Amparo Prat del Rivero, cofundadora y directora de Viva Voz FemxFem, dijo que la violencia vicaria es machista, extrema y se desencadena de una escalada en espiral de agresiones, como la psicológica, emocional, económica, patrimonial, simbólica y, en ocasiones, sexual y física. Subrayó que esta ley no va en contra de los buenos padres que ejercen una paternidad responsable.

Erick Roberto Zepeda Salinas, abogado especialista en materia Anticorrupción y Responsabilidad Patrimonial, dijo que el principal problema no es la violencia del hombre contra mujer, sino de la ética de las partes, autoridades y magistrados, pues se habla mucho de denuncias falsas donde hay una falta de integridad de padres o madres.

Mayra Buendía Rodríguez, integrante de Defensoras Digitales Estado de México, apuntó que la violencia vicaria es uno de los pocos delitos que se disocia ante la comunidad donde prevalece la imagen del buen padre. “En la violencia vicaria se habla de la separación de la madre e hijos de manera violenta”.

Carlos Rosete, fundador y conductor principal de “Por Nuestros Hijos TV” y víctima de violencia, declaró que existen quienes defienden los derechos de los menores sin importar el género, los cuales deben ser respetados al cien por ciento, por lo que ninguna ley debe estar por encima de la Constitución. La iniciativa de ley en comento cosifica a los hijos y señala que deben estar con la madre solamente por ser mujer. “Debemos profundizar bien en el tema y ser conscientes de los daños colaterales por el concepto de violencia vicaria”.

Ana Laura Carrión Sánchez, abogada del colectivo Niños con Mamá y Papá, Libres de Violencia, pidió que “si vamos a tomar la libertad de hacer una iniciativa es porque tenemos un sustento teórico, investigativo y fortalecido, porque no sólo es nuestra opinión”. Sugirió a esta Legislatura que en la discusión de esta reforma tome en cuenta que hay métodos como el de ponderación, “cuando dos derechos se encuentran en conflicto para hacerlo valer”.

Gracia Alfonsina Morales Alzaga, directora del Instituto Municipal de la Juventud de Benito Juárez, Quintana Roo, dijo que es importante decir que la violencia vicaria, además de que la viven las mujeres, la viven niñas, niños y juventudes, se debe reconocer que ninguna legislación la contempla y lo que no se nombra no existe. “Es importante para que las fiscalías generales lleven los casos con perspectiva de género y los jueces de lo familiar la identifiquen, pues aunque no se pueda ver en golpes o lo sexual debe ser atendida”.

Jennifer Michelle Seifert Braun, cofundadora del Frente Nacional Contra Violencia Vicaria, indicó que la violencia vicaria la ejerce el hombre machista utilizando como medio a las hijas e hijos. Consideró importante insistir en que los efectos de esta violencia se detectan en niñas y niños que no han presenciado la violencia, pero están en la misma casa. “Hay que dejar de cometer errores lógicos, haciendo generalizaciones y desacreditar la realidad en la que se vive”.

Magdalena Tecles, orador principal de “Tecles Sisters”, explicó su testimonio de violencia vicaria y la superación de la desaparición de su hijo.

Texto y Foto: Cámara de Diputados