Conferencia de prensa de la senadora Ana Lilia Rivera, presidenta de la Mesa Directiva del Senado de la República, con el tema de alimentación

Ciudad de México, 13 de marzo de 2024

SENADORA ANA LILIA RIVERA RIVERA: …hecho un grupo de organizaciones sociales que desde hace más de diez años estamos luchando por el derecho a una alimentación sostenible y adecuada para el pueblo de México.  El tema de esta rueda de prensa, específicamente, es para hablar de esto.

En el país no solamente pasan cosas que nos polarizan, también hay cosas que nos unen. Hace más de diez años empezó una discusión muy importante en México, sobre la reglamentación del derecho consagrado en el artículo 4º de la Constitución a una alimentación sana.

Pero tuvo que ser la pandemia de COVID-19, la que sacudiera a las estructuras de salud y de consciencia y de las instituciones, para acelerar el paso para la discusión de esta Ley Reglamentaria.

COVID-19 encontró a México como uno de los países con los mayores índices de obesidad en adultos y en niños; cuatro de cada diez niños y siete de cada diez adultos con sobrepeso.

También nos encontró con un número muy significativo de diabéticos. Hay estudios que hablan de que en México somos más de 15 millones de diabéticos y muchos supieron que eran prediabéticos, cuando desarrollaron la enfermedad de COVID-19.

Pero no sólo eso. México es un país que tiene como principal causa de muerte las enfermedades cardiovasculares; todo esto producto de una mala alimentación que, durante los últimos casi 40 años, nos llevó a ser un país que consume alimentos de mala calidad donde no hay reglas claras de lo que se puede consumir o no en este país; y por supuesto nos llevó a ser uno de los países que desarrolló mayor mortandad porque ya teníamos epidemias que eran invisibles por la mala alimentación y la mala nutrición.

Alimentación chatarra, exceso de azúcares, de carbohidratos, de sales y por supuesto era necesario implementar una política estatal, nacional, que nos permita organizarnos desde las estructuras de la sociedad, para impulsar una alimentación sana y que estuviera coordinada por el Estado.

Nos da mucho gusto decirles que el día de ayer firmé el decreto para que sea publicada la primera Ley General de Alimentación Adecuada y Sostenible para México. Esto implica la primera ley en nuestra historia que considera como una obligación del Estado, con reglas claras, con instituciones precisas para ejecutar todas las políticas que se deban llevar a cabo para generar una sana alimentación y por supuesto, desarrollar un beneficio inmediato y a largo plazo en la salud de las y los mexicanos.

Me da mucho gusto con ustedes compartir esta noticia, porque además, en el Senado de la República se discutió durante más de dos años; estuvo integrada en esta discusión también la iniciativa privada, las tiendas departamentales y otro tipo de empresas privadas que están involucradas en la producción de alimentos.

Y también decirles que se aprobó por unanimidad de todos los Grupos Parlamentarios; pasó a Cámara de Diputados, se aprobó también por unanimidad y nos da mucha alegría decirle a nuestro país que México ya cuenta con una Ley General, una ley marco que tendrá que reproducirse en los 32 estados de la República para que se generen los programas y las coyunturas estructurales del Estado para garantizar que este derecho sea real para todas y todos los mexicanos.

Me gustaría, si alguno de ustedes, compañeros, quiere decir algo, darles el derecho a la palabra.

DIANA DELGADILLO: Gracias, buenas tardes a todas y a todos.

Soy Diana Delgadillo, de la Organización de sociedad civil del Proyecto Hambre, The Hunger Project; y me gustaría compartir con ustedes que en México, los principales problemas de salud están relacionados con lo que comemos y lo comemos actualmente, también es un reflejo de las muchas desigualdades que existen en el país.

En un país donde la industria alimentaria manipula el entorno alimentario, de tal manera que se dificulta la promoción y el consumo de alimentos adecuados. Y todas y todos nos vemos inmersos en un círculo vicioso en donde la alimentación que nos rodea, la manera como se producen los alimentos y como se distribuyen, perpetúan inequidades y las crean, degradan el ambiente y enferman a la población.

Por ello, la aprobación de esta Ley General de Derecho a la Alimentación Adecuada y Sostenible es tan relevante; porque fomenta la seguridad y la soberanía alimentaria, así como la promoción y el consumo de alimentos adecuados sobre otros intereses que puedan comprometer el derecho que tiene la población mexicana.

En particular, de los grupos que históricamente han sido vulnerados y dejados fuera del cumplimiento de sus derechos humanos. Y la ley hace mención de todos aquellos grupos que históricamente han vivido en esta situación.

Ley General de Derecho a la Alimentación Adecuada y Sostenible, tendrá un impacto positivo no sólo en la salud de las personas; sino también en el bienestar de las y los pequeños productores de alimentos, que lo hacen de manera sostenible, que lo hacen de manera local y que abre la posibilidad de transformar el sistema alimentario dominante, por uno que sea mucho más justo y saludable.

Algunos puntos relevantes de esta ley, son que promueve la lactancia materna y la alimentación complementaria adecuada. Abarca la importancia de la alimentación y la educación en la edad escolar. Promueve el derecho a la información de las personas consumidoras. Impulsa acciones para fomentar el consumo de agua potable simple y alimentos locales frescos y saludables.

Además, tiene un fuerte componente social, pues tiene todo un capítulo que habla de cómo nosotras y nosotros como personas ciudadanas, podemos hacer exigible este derecho a la alimentación, mediante comités de alimentación.

Como resultado de este proceso en el que confluyeron la experiencia de luchadoras, luchadores sociales que desde los años 90 estuvieron exigiendo hacer exigible este derecho y después de la reforma constitucional de 2011, hasta ahora tener una ley que ya sea una realidad; donde también se conjuntó el apoyo de personas legisladoras, legisladores en ambas Cámaras, que estuvieron comprometidos con todo este proceso, es que celebramos la aprobación, la próxima existencia de esta ley en el corto plazo y que nos pone como país, a la vanguardia en estos temas en el mundo.

Estaremos pendientes de la promulgación por parte del Ejecutivo, para entonces trabajar en el Reglamento y hacer de éste, un instrumento concreto que nos permita hacer exigible la ley y que permita que en México el derecho a la alimentación sea una certeza jurídica para todas y todos.

Muchas gracias.

ROSARIO COBO: Buenas tardes. Nada más les robo dos minutos. Rosario Cobo, de la Campaña sin Maíz no Hay País.

Destacar que esta aprobación de la ley nos da instrumentos para defender un derecho constitucional que estaba ya en la Carta Magna desde 2011.

La convergencia de intereses de las viejas luchas sociales por este derecho, encontraron en el frente parlamentario contra el hambre y en la senadora Ana Lilia, en el Senado, y en los Diputados, un espacio de discusión que permitió entender y abrir y puntualizar en esta ley, que la alimentación no nada más es acceso a los alimentos: tiene que ver desde la producción, la distribución, el acceso y el procesamiento de estos.

Esta ley es la bisagra de muchas luchas, la alimentación aparece entonces en una larga cadena. Y dos cosas quisiera destacar: se reconoce la pluriculturalidad de nuestro país, los alimentos tienen que ser adecuados y rescatar las viejas y tradicionales alimentaciones, que han sido sustituidas por comida chatarra.

Y segundo, necesariamente por este proceso, tiene que haber una instancia interinstitucional que quedó registrada en la ley, el Sistema Interinstitucional de Salud, Alimentación y Competitividad; que será el encargado de hacer coordinar las políticas públicas que ahora se encuentran fragmentadas y no tienen coordinación.

Nosotros como sociedad civil, celebramos la aprobación de esta ley y seguiremos insistiendo en que no nada más se apruebe, sino que se lleve y se ejecute en los diferentes puntos del país.

Muchas gracias.

INTERVENCIÓN: Vamos a mencionar todas las personas que han participado en esta importante Ley General de Alimentación Adecuada y Sostenible, que responde a la reforma constitucional del 2012.

En esta ley tan importante, que es producto de la articulación de grandes consensos encabezados por la senadora Ana Lilia Rivera Rivera, coordinadora del Frente Parlamentario contra el Hambre, capítulo México; participó el Grupo Intersectorial de Salud y Alimentación, Medio Ambiente y Competitividad, GISAMA; con la coordinación interinstitucional de la Secretaría de Salud.

La Subsecretaría de Autosuficiencia Alimentaria. También participó la Secretaría de Medio Ambiente, Recursos Naturales; Economía; Bienestar; Educación.

Instituciones académicas y técnicas como CONACYT, SENASICA, SEGALMEX, INIFAP, Instituto Nacional de Salud Pública; CONABIO, Sistema Nacional DIF; CIBIOGEM.

Así como la participación de todos los partidos políticos y representantes del Congreso de la Unión, que lograron votaciones, una votación histórica en ambas Cámaras, por unanimidad, con cero votos en contra y cero abstenciones.

Asimismo, contó con la participación técnica y activa de los organismos de Naciones Unidas como FAO, Fondo de Naciones Unidas para la Infancia, UNICEF; las organizaciones sociales como la Asociación Nacional de Empresas Comercializadoras de Productos del Campo; la Campaña Sin Maíz no hay País; Centro de Derechos Humanos Fray Victoria; el Centro de Estudios de Desarrollo Social, el Poder del Consumidor; Alianza por la Salud Alimentaria; Greenpeace, el Observatorio Universitario de Seguridad Alimentaria; el Programa Nacional de Derechos Humanos de la UNAM.

Así como muchos otros participantes, especialistas y técnicos que lograron incorporar diversas observaciones y modificaciones a los artículos propuestos, para que lográramos por primera vez en nuestro país, una Ley General de Alimentación adecuada, que permite desarrollar una política nacional integral, intersectorial y crear el sistema que será el ente que podrá generar toda esta articulación concertacesión, con todo el sector social, público y privado.

Le cedo la palabra a la compañera del Poder del Consumidor.

INTERVENCIÓN: Buenas tardes. Creo que ya varios puntos los han mencionado, seré muy breve.

Como representante del Poder del Consumidor, una organización que forma parte también de la Alianza Alimentaria, que es una red más amplia de organizaciones; y en suma con todas las organizaciones que están hoy presentes también, hacemos este reconocimiento a la aprobación de la Ley General de Alimentación Adecuada y Sostenible en nuestro país; porque por primera vez en México tendremos esta posibilidad de hacer instrumentar el derecho a la alimentación.

Desde nuestro trabajo como organización civil del Poder del Consumidor, también reconocemos que es un gran avance para los derechos de los consumidores, porque desde hace varios años hemos estado señalando que los entornos alimentarios han sido transformados por aquellas características que los representan como un entorno obesogénico y que esto está generando estragos en la salud de los y las mexicanas.

En este sentido, además de las otras virtudes que ya se han señalado; dentro de esta ley reconocemos que también se hace mención a algunas otras necesidades, por ejemplo, la necesidad de regular los entornos como la publicidad dirigida a la infancia; los entornos escolares, que recientemente hemos dado un paso muy grande con la reforma a la Ley General de Educación.

Sin embargo, el mencionarlo en esta ley de forma integradora, como parte de los sistemas alimentarios y los entornos alimentarios; hace posible poder llevar estas otras iniciativas y regulaciones en entornos alimentarios.

Y como parte de todas estas organizaciones de la sociedad civil; reconocemos también el trabajo de los y las legisladoras para hacer posible esta ley.

Muchas gracias.

SENADORA ANA LILIA RIVERA RIVERA: Muchas gracias.

Esperemos que lo difundamos, porque la alimentación es fundamental para todos; no se come la política, se comen los alimentos, y hoy hemos legislado para todas y para todos.

Muchas gracias.

REPORTERO: Senadora, ¿cómo está? Presidenta, buen día.

Preguntarle qué es lo que se va a hacer para esto que falta, que es el tema de los reglamentos, para que no pase lo que sucedió, y está por ahí la gente del Poder del Consumidor que no me va a dejar mentir, lo que pasó con esta ley que se implementó hace prácticamente una administración; el tema de las escuelas, que justamente se buscó este tema aterrizarlo en las escuelas para que ya no aparecieran alimentos chatarra en las escuelas.

Y prácticamente dos años después desapareció, incluso con datos del Poder del Consumidor, no recuerdo exactamente cuáles; pero incluso hablan de un incremento del consumo de alimentos chatarra en la población mexicana, específicamente adolescente, y que le va a pegar a este país, en aproximadamente diez años con el tema de aumento de enfermedades de hipertensión, de diabetes, que es lo que usted está buscando combatir.

¿Cómo hacerle para que esta ley no muera en el intento de publicar su reglamento, senadora?

SENADORA ANA LILIA RIVERA RIVERA: Es una ley general y es una ley que crea organismos interinstitucionales, el GISAMAC, que son todas las dependencias del gobierno haciendo la labor que le corresponde a cada una.

Y, por supuesto, es una ley general que se tiene que reproducir en los estados y tiene, como célula, son los comités que se tendrán que hacer en escuelas, en barrios, en colonias, de sana alimentación. Campañas de información, control de los entornos escolares, posibilidades ahora sí reales, de que los productores tengan semillas, tierra, agua, que les pueda garantizar producir alimentos sanos.

Mercados, estamos abriendo hasta un 15 por ciento de compras obligadas de los pequeños productores a las grandes empresas y cadenas de autoservicio. Entonces, vamos a abrir mercado, vamos a generar proyectos y programas para el campo directamente.

Y vamos a generar una cultura de sana alimentación, porque también esta ley trae consigo acompañado al sector salud, a la COFEPRIS, a la Secretaría de Economía; porque cada uno tiene que hacer su labor. COFEPRIS tiene que determinar qué es, por ejemplo, qué es una fórmula láctea y qué es leche. Tiene que determinar qué es un queso hecho de leche y qué es un queso químico.

Tenemos que establecer normas para que esos alimentos puedan llegar al mercado, por lo tanto, vamos a reglamentar a la industria alimentaria en México; pueden producir alimentos, pero bajo ciertas normas. Ahora tiene trabajo la COFEPRIS y tiene también trabajo la Secretaría de Economía.

Entonces, es una ley que tiene todas las instancias cubiertas y todos los programas y presupuestos que ya están hoy, con esta ley los estamos vinculando de manera obligada. Por lo tanto, no tiene un impacto presupuestal, lo que tiene es un impacto de organización y de orden.

Además, hay una visión nacional de que para mejorar la salud del pueblo de México, es necesario mejorar la alimentación. México ya no puede con más pandemias, cáncer, insuficiencia renal, diabetes, obesidad; todo producto de la mala alimentación y del agua contaminada.

REPORTERO: Y en este tema en específico, entonces los productos que dicen en letras muy pequeñas “imitación de leche”, le pongo una marca, Nutrileche, que es una de las que más se consume en el país, pero que es un aparente de leche.

Queso Oaxaca, prácticamente todos los que hay en el mercado son “tipo Oaxaca”, no son queso Oaxaca; ¿qué tiempo habría para que se reglamentara, especificar en letras más grandes o que desaparecieran estos productos, senadora?

SENADORA ANA LILIA RIVERA RIVERA: Una vez que entre en vigor la ley, cada institución tiene que crear sus propios programas y por eso el GISAMAC se va a reunir, para crear sus programas, sus protocolos, el seguimiento.

Entonces, vamos a tener una organización interinstitucional evaluando política alimentaria que nunca habíamos tenido, por eso es tan innovador y es tan importante.

REPORTERO: Gracias, senadora.

SENADORA ANA LILIA RIVERA RIVERA: Muchas gracias a todos.

Texto y Foto: Cámara de Senadores