Conferencia de prensa de las senadoras Lilia Margarita Valdez, Bertha Alicia Caraveo, del Grupo Parlamentario de Morena; y las senadoras Gina Andrea Cruz y Josefina Vázquez Mota, del Grupo Parlamentario del PAN

Ciudad de México, 5 de marzo de 2024

SENADORA JOSEFINA VÁZQUEZ MOTA: Muy buenos días tengan todas, todos ustedes.

Quiero agradecer a todos los medios de comunicación que aquí nos acompañan y quiero pedirles su máxima cobertura, para lo que vamos a escuchar a continuación.

Quiero pedirles su máxima cobertura en la radio, en la prensa escrita, en la televisión y hago un llamado a toda la fuente de prensa que siempre nos acompaña con enorme compromiso aquí en el Senado de la República, las tenemos en materia digital, en la prensa que ya he mencionado. Y, es muy importante que podamos ayudar a seguir dando visibilidad a estos casos que conmocionan a la opinión pública, pero sobre todo a que no sea la impunidad lo que prevalezca.

Está con nosotros Victoria Figueiras, a quien le quiero agradecer enormemente y a quien vamos a escuchar con gran detenimiento. Está su abogado, Jorge Bastida.

Y me acompañan aquí, y en su momento haremos la presentación correspondiente, senadoras para mí muy queridas, de la República; colectivos, que siempre hemos estado de lado de las niñas, niños y adolescentes, en un principio como parte de la Comisión de Niñas, Niños y Adolescentes; ahora la senadora Lilia Margarita Valdez encabeza la Comisión de Salud, pero siempre comprometida con esta agenda.

Y mi querida senadora, que ahora la daremos también la presentación que merece; igual que la senadora Gina Blackledge; le agradezco senadora Lupita Saldaña, gracias por acompañarnos.

Quiero dar la voz en primer lugar, a quien ha sido una luchadora incansable, a quien acompañamos con toda determinación y por quien pedimos la destitución de este juez, en un punto de acuerdo que fue acompañado por unanimidad.

Me gustaría pedirles a los trabajadores que están aquí en la parte superior, si nos dan espacio de silencio unos minutos, porque vamos a abordar un caso que merece toda nuestra atención y concentración. Estamos hablando de una niña hermosa, inocentes de 4 años que empezó a vivir esta tragedia inadmisible, que solamente tiene un nombre y que es: un pederasta que ha hecho uso de poder para quedar libre de un juez que ha revictimizado a esta pequeña niña y ha hecho sufrir sin límite a esta familia, y que hoy estamos aquí para abrir el silencio, romper el silencio y acabar con la impunidad.

Doy voz entonces, a Victoria Figueiras, agradeciendo su confianza y que nos acompañe en el Senado de la República.

Adelante.

SEÑORA VICTORIA FIGUEIRAS: Hola, buen día a todos.

Gracias, senadora, por brindarme este espacio. Gracias, medios de comunicación. Gracias a todas las personas que están aquí presentes y que creo que la mayoría de las personas ya escucharon y ya vieron un video que se ha hecho viral, en donde el juez Juan Manuel Alejandro Martínez Vitela, absolvió al agresor de mi pequeña, que es el tío paterno.

Voy a dar contexto de la historia, para que puedan entender bien todo lo que he vivido, porque yo simplemente soy la voz de mi hija.

Llevamos dos años de proceso en este juicio, en donde he luchado contra el mismo sistema, contra la misma familia, contra el mismo padre de mi niña; en donde todo mundo le ha dado la espalda, sin embargo, yo no he parado, no le he fallado a mi pequeña.

Hace dos años, mi niña tenía 4 años, ahora tiene 6. Hace dos años empecé a ver unas actitudes diferentes en mis dos menores; ahí es donde yo empiezo a alertarme, decir “algo está pasando”. Empezaban ellas a pedirme como ayuda, daban gritos de ayuda.

Una ocasión, mi niña de 4 años -no puedo dar el nombre- me confesó que ella había sido abusada por parte de su tío paterno, un día que su papá las llevó en la noche a su casa, a visitar al tío. Ella recuerda que traía la pijama puesta, que estaba oscuro, que obviamente era de noche cuando esto sucedió. Y me confesó que había hecho tocamientos en su zona íntima.

Yo lo que hice de manera inmediata, fue grabar lo que ella me estaba confesando y por supuesto que acudí al papá, porque soy divorciada, y estas visitas que hacía el padre; más bien con la familia paterna, era cuando le tocaban a él.

Por supuesto acudí al papá, le informé lo que estaba manifestando la niña; le pedí que acudiera a la casa para hablar con la niña, ya que eso había pasado bajo su cuidado. Tan así, que también grabé esa conversación que tuvo el padre con mi pequeña, en donde el mismo papá manifestó quiénes estuvieron ese día ahí; le preguntó textualmente si alguien le había hecho daño, y la niña le dijo que había sido su tío, le mostró en dónde la había tocado y le mostró en qué parte del área de la casa estaban ellos ubicados.

Esos videos yo los ingresé cuando denuncié. El día que denunciamos, que acudimos tanto el padre como yo, el papá no quiso denunciar y le pidieron que permaneciera afuera, yo levanté la denuncia e incorporé estos videos como evidencia, en donde la niña estaba manifestando lo que vivió y que tanto al padre como a mí nos estaba diciendo quién era su agresor, cómo lo hizo y en dónde fue.

Una vez denunciando esto, pasan mi caso a AMPEVIS, en la zona de Atizapán, y es ahí donde empiezo a tener irregularidades, manipulación de la carpeta de investigación, que estaba en manos de Mónica Hidalgo y Selene Jiménez; en donde me empiezan a hacer una cadena de custodia.

Yo no sé de los procesos, yo simplemente acudí a las autoridades y me dejé guiar. A mí me decían “va a hacerle una prueba psicológica la perito Tania”: voy. “Le vamos a hacer una entrevista a la niña, donde va a ser videada”: voy. Sin embargo, todos esos procesos no estaban teniendo una línea de tiempo a adecuada, pero yo, repito, yo no sé de esos procesos, yo me dejo guiar.

Me percato de que los videos que yo había ingresado a la carpeta de investigación desaparecieron. Lo extraño aquí fue que el mismo padre, que no quiso denunciar, se pudo pronunciar como el padre de la víctima y él poder estar indagando en la carpeta de investigación.

Lo extraño aquí fue que los videos donde sale incluso el mismo papá hablando con la niña, que nos confesó quién, cómo y dónde lo hizo, fueron las evidencias que primero me desaparecieron.

Una vez acudiendo con dos peritos psicológicos, en el cual corroboran que efectivamente la niña presenta un abuso sexual infantil, no el bastó al papá y pidió una prueba más en criminología. Por supuesto, esa prueba fue muy dura, yo me opuse; el Ministerio Público en ningún momento se opuso, porque dijo “el papá lo está solicitando y así tiene que ser”. Yo dije “pero eso es revictimizar a la niña, creo que con la misma declaración que tuvo ante el Ministerio Público y con los videos que yo ya metí y con las pruebas psicológicas que ya tiene la niña a favor de que es una víctima, creo que es más que suficiente”.

Pues no bastó, tuvimos que acudir a esta prueba de criminología, en el cual corroboró una vez más que la niña es víctima de un abuso sexual.

Esto de que a mí me empiezan a manipular los videos, es por parte de la Fiscalía de Género.

Llegamos después a una orden de aprehensión, que fue el 19 de marzo de 2023, quiere decir que desde que yo denuncio, hasta obtener una orden de aprehensión, pasó un año entero.

Teniendo una vez esta orden de aprehensión, vinculan a proceso a Alejandro N, que es el tío de mi niña, el 26 de marzo de 2023. Para mi mala suerte; me tocó la misma fiscal de género, Selene Jiménez, en la parte de litigación. Obviamente, ella empieza a actuar a favor del agresor. En ningún momento ella me manifestaba cosas o qué estaba pidiendo la defensa de la contraparte, para nada.

Aquí lo único que puedo decir es que la misma Fiscalía de Género fue quien le solicitó, llevando un mes y medio ingresado en Barrientos, solicitaron un brazalete para que él pudiera llevar un juicio con esa medida cautelar.

Es ahí cuando yo por supuesto me opongo, porque la misma Fiscalía de Género dijo “oye, quieren solicitar un cambio de medidas”, por supuesto que me opuse; pero es ahí cuando tú dices cómo la misma representante legal de tu niña, que es una menor de 4 años, tiene que estarse cuidando hasta de la misma Fiscalía de Género, que se supone que está para defenderte.

Total que la jueza en ese momento, que era la jueza de control Iris Miranda Marcos, fue quien le dio su premio de consolación aportando este brazalete, y así pudiera llevar su juicio.

Así llegamos a la parte intermedia oral, con el juez Juan Manuel Alejandro Martínez Vitela, en donde se pasó por alto la declaración de mi niña, que acudió a solas con él; que le manifestó una vez más quién es su agresor, cómo la agredió, en dónde la agredió; lo pasó por alto. Simplemente la revictimizó al escucharla y la discriminó por tener 4 años de edad, diciendo “lo siento mucho, señora. Sí le creo en cuestión de los tocamientos; sin embargo, la niña no me dijo la hora exacta, el día exacto y la dirección de casa de su tío”.

Entonces, creo que esto es alarmante el ver en qué manos de las autoridades estamos. O sea, los niños no pueden ser protegidos ni por las mismas autoridades.

Afortunadamente salió la verdad, afortunadamente confía mi hija en mí; yo no le he fallado, yo no canto victoria; yo simplemente pido justicia. Yo he pedido desde el día uno que esto se lleve de manera justa e imparcial, porque están todas las pruebas favorables de la niña, en donde la niña se lo dijo al mismo juez; es donde yo digo “¿qué está pasando?”, a quién más necesita decírselo mi hija para que le crean.

La verdad ya salió. Entonces, espero que de alguna manera esto sirva también para que casos como el de mi niña no sigan en la impunidad; es el número uno en México los casos de abuso sexual infantil, de verdad, autoridades: defiendan a los niños, son personas vulnerables, son personas indefensas.

Como padres, como sociedad tenemos que creerles y proteger a nuestros niños. No podemos permitir que estos casos sigan impunes, que los agresores sigan sueltos; estoy aterrada, estoy cansada de vivir todo esto, lamentablemente le tocó a mi niña, pero mañana no saben a quién le pueda tocar.

No podemos permitir que los agresores vivan sueltos, que estén libres caminando por las calles y que los niños estén expuestos a estas personas peligrosas.

Gracias.

SENADORA JOSEFINA VÁZQUEZ MOTA: Sabemos, con bases científica y evidencia jurídica, que un pederasta agrede al menos 61 veces en su vida. Así que un pederasta suelto, amenaza hoy al menos 60 vidas más.

Damos uso de la voz al licenciado Bastida para que les dé su trabajo jurídico y en materia evidentemente legal, nos dé detalles sobre este caso.

Abogado, muchísimas gracias.

LICENCIADO JORGE BASTIDA: Gracias.

Qué tal, muy buen día a todos. Muchas gracias, senadora, por la invitación.

Gracias también a la Asociación Hermanas Aliadas, que ha sido la asociación que ha cobijado a la señora Victoria en todo este trayecto; y que, a su vez, también nos buscó a nosotros.

También nos acompaña aquí el licenciado Javier Martínez.

También contamos con la presencia del licenciado Rafael Carmona.

Nosotros tomamos ya este asunto en la etapa intermedia, ya bastante avanzado, bastante ya manipulado por parte de la Fiscalía.

Tuvimos también el apoyo, hubo un cambio por parte de la Fiscalía del Estado de México, donde se le asignó este asunto a la Coordinación de Litigio, presidido por la maestra Elvira. Lo cual pudimos enderezar en conjunto, pudimos enderezar en conjunto esta situación.

Y es muy importante y, quiero aclarar que, si bien la Fiscalía, en especial la Fiscalía de Género hizo malos manejos y utilizó de forma no apropiada la debida custodia de la carpeta, eso tendrá consecuencias administrativas y de carácter penal también, puesto que vamos a establecer las denuncias penales correspondientes.

Pero eso no quita el dedo del renglón ni tampoco tiene nada que ver el punto b, que el punto b es el fallo del juez.

El fallo del juez carece en su totalidad de una perspectiva de género y una perspectiva de la niñez, con la cual se deben de regir todos los servidores públicos que integran investigación de un delito como estos, así como los que imparten la justicia.

Es un llamado, es un grito para todos estos servidores públicos, en los cuales debe ser su eje rector la integridad de la niñez, protegerlos a toda costa.

Bien. Hago un llamado también a toda la ciudadanía, a todos aquellos servidores públicos que no estén cumpliendo y no se estén guiando bajo estos principios, denunciarlos. vamos a denunciarlos.

Vamos a denunciarlos. No los queremos. No los necesitamos.

Hay bastantes servidores públicos que tienen la vocación de servicio público y que sí se rigen y que conocen perfectamente la norma.

De tal suerte que, si hay personas que tienen algún otro tipo de interés, con los niños no.

Que les quede muy claro que con los niños no y nosotros no vamos a dejar de litigar, no vamos a dejar de pelear por esto y no vamos a dejar de apoyar a todas las víctimas que tristemente sufren este tipo de delitos.

Muchas gracias.

SENADORA JOSEFINA VÁZQUEZ MOTA: Ahora, si me permiten, daremos el uso de la voz a una gran aliada que está con nosotros, que es presidenta de ADIVAC, que en su momento ha sido reconocida también por este Senado de la República como una de las mujeres más destacadas justamente en la lucha por los derechos de niñas, niños y adolescentes, y en salvaguardar su interés superior.

Querida Laura, si eres tan amable.

LAURA MARTÍNEZ RODRÍGUEZ: Pues yo creo que no me gusta decir ahora en este momento buenos días.

Estamos en otro caso más. Otro caso más de impunidad.

Condenamos tajantemente la respuesta que tuvo el juez para con la niña menor de edad de cuatro años y para con su mamá.

No es el primer caso que vemos. El viernes hubo otro caso idéntico en Morelos; también un juez dejó libre a un violador de una niña de cuatro años también.

Tenemos que levantar la voz.

Recuerden a la señora Mireya, ella se quitó la vida y le quitó la vida a sus hijos por una mala sentencia de alienación parental.

Y la alienación parental se derogó, pero la siguen usando en todos los tribunales de toda la República.

Realmente es indignante que estén sucediendo estas cosas.

No nada más es un juez, es todo el Poder Judicial; todo el Poder Judicial.

Los jueces se sienten dioses.

Hay que verlos a la cara cuando uno está declarando; cuando nos llaman, como peritos, precisamente para ver casos de violencia sexual, y violencia sexual contra niñas y niños de primera infancia.

¿A quién se le ocurre, a quién se le ocurre tomar en cuenta un metaperitaje? ¿A quién? Un metaperitaje en violencia sexual, cuando el testimonio de la niña y el niño son suficientes.

Cómo es posible que le pidan la dirección a una niña de cuatro años, cuando Piaget dice que está apenas en operaciones concretas.

Las niñas y los niños de primera infancia, porque hay niñas que han declarado de dos años, y el MP le dice: “¿Te violó tu papá?” A una niña de dos años.

Este no es el único caso; pero ya estamos cansadas, 40 años, 40 años de estar viendo tanta impunidad.

Y yo sí pido aquí al Senado, agradezco a la senadora que abra este espacio para estos casos que son realmente fuertes. O sea, no se dan cuenta lo fuerte que es.

De cinco niños, cuatro están viviendo violencia sexual y es gravísimo, porque no lo hablan, porque ni lo dicen las mamás, porque no quieren pasar por esta impunidad y esta doble revictimización.

Yo le pido, senadora, que desde aquí tal vez ahora ya no se pueda hacer, pero sí hay que ver cómo está el Código Penal.

¿Qué pasa con los peritajes? ¿Por qué no toman en cuenta un peritaje?

Los jueces no son psicólogos y sí tienen que escuchar a los peritos que hacen los peritajes de violencia sexual.

Un peritaje de violencia sexual no es como cualquier peritaje. Un peritaje de violencia sexual no aplica pruebas psicométricas.

¿A quién se le ocurre decir que a una niña de cuatro años de edad no le aplicaron pruebas psicométricas? Por favor. Eso es de llamar la atención.

Basta ya al Poder Judicial.

Nos abre la puerta el Poder Legislativo, abre la puerta el Poder Ejecutivo; pero el Judicial, son dioses, ¿no?

Ojo. Tenemos que hacer algo como sociedad.

Gracias.

SENADORA JOSEFINA VÁZQUEZ MOTA: Muchas gracias, Laura.

Y sabes que hemos trabajado y aún hay mucho pendiente por hacer. Pero sí quiero destacar dos hechos, al menos, que me parecen muy relevantes.

Este punto de acuerdo fue propuesto por la Comisión de Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, y fue acompañado por todas las coordinadoras y coordinadores de todos los grupos parlamentarios.

Y hubo un impulso particular de la senadora Lilia Margarita Valdez y de otras senadoras y senadores.

Es muy importante destacar que es la primera vez que un punto de acuerdo de urgente y obvia resolución, se apruebe el mismo día que se presenta por unanimidad y con el consenso de todos los grupos parlamentarios.

Y es muy importante dar a conocer nuevamente que, por vez primera en la historia de nuestro país, por vez primera se logró, como Cámara de origen en el Senado y con el respaldo después de la Cámara de Diputados, que ningún pederasta quede impune; porque no prescribirá ni prescribe ya el crimen de violencia sexual.

Hasta hace muy poco tiempo, cuando un depredador sexual llegaba, y quiero decir que casi nadie denuncia justo por las razones que se han dado; y, si para una mujer adulta es casi imposible dar la hora, el día y la dirección por toda esta destrucción de su vida, cómo una niñita de cuatro años de edad la sientan no una vez, más de una vez en la silla de un adulto a revictimizarla y a preguntar.

Y que las razones que haya aducido el juez de por qué deja en libertad, es porque no dio la hora, la dirección, es criminal.

Por eso es que se ha pedido esta destitución y esta intervención urgente de la autoridad competente.

Toca el turno de la voz a la senadora Lilia Margarita Valdez.

Y nos acompaña, como ya señalaba, nuestra querida senadora Guadalupe Covarrubias, la senadora Lupita Saldaña, la senadora Gina Blackledge.

Y si alguna de ustedes, después de la intervención de la senadora Lilia Margarita Valdez, quisiera hacer uso de la voz; y, si no, cerraré yo en esta conferencia de prensa para si hubiese alguna pregunta de los medios, poder atenderla de inmediato.

Querida senadora, por favor.

SENADORA LILIA MARGARITA VALDEZ MARTÍNEZ: Gracias, senadora Josefina.

Después del relato de Victoria, la mamá de la chiquita, hay poco qué decir.

Realmente se callan las palabras, se dificulta el manifestar el enojo, la ira, el rechazo hacia este tipo de sucesos.

Es de celebrarse que efectivamente no nada más el Senado de la República sino la Cámara de Diputados, el Ejecutivo, la Sociedad Civil, los familiares, nos hemos unido para reprobar enérgicamente un acto, pero un acto que significa y simboliza cientos de actos que han pasado desapercibidos, que suceden todos los días a toda hora en nuestro país.

Efectivamente, como decía el licenciado, en la calle, en las instituciones educativas, pero lo que es peor, en la familia de las criaturas.

¿Entonces dónde van a estar seguras, si no es en su familia?

Yo insisto, hago un enérgico llamado a quien corresponda:

Todavía hay gente confiable en el Poder Judicial, para que a este señor Alejandro Martínez Vitela, no se le dé un solo minuto más como juez; que sea destituido de inmediato. Y que la investigación que se esté realizando, si hay otras autoridades inmiscuidas en este terrible delito, también sean destituidos.

Los ponen como responsables de instancias para proteger a las mujeres y son las que cuidan a los depredadores.

Por un moche, por un, no sabemos ni qué ofrecen, salen libres y andan en las calles.

Y, efectivamente, como dice la senadora Vázquez Mota, son un peligro andando para todas nuestras criaturas.

Si ya lo hizo una vez, no sabemos cuántas veces más lo ha hecho y cuántas veces más lo hará.

En nombre de todo el Senado de al República, como presidenta de la Comisión de Salud, reprobamos y exigimos justicia para esta chiquita, esta madre que sufre y toda una familia que está sufriendo por el acto de un solo sujeto.

Y, si me preguntan ¿ese acto duró muchos minutos? No, pues quién sabe; pero con un solo minuto es más que suficiente para que no vuelva a suceder.

Muchas gracias a los medios, como siempre, por su cobertura.

Muy amables. Gracias.

Y no estás sola.

SENADORA JOSEFINA VÁZQUEZ MOTA: Reiteramos desde este Senado de la República, la urgente destitución del juez Juan Manuel Alejandro Martínez, por haber dictado una sentencia absolutoria al acusado de este crimen de abuso y violencia sexual contra una pequeña de cuatro años de edad.

Preguntamos a este ministerio público dónde quedaron las pruebas que la madre, hoy, de familia, Victoria Figueiras, hace y señala como que las extraviaron y las hicieron perdedizas.

A todas luces, como se ha señalado, ahí están las evidencias, ahí están las pruebas, ahí está el testimonio una y otra vez de una chiquita que no debiese haber sido revictimizada ni sujeta a toda esta serie de pruebas.

Y hago un llamado a esa parte del Poder Judicial que sí está dispuesta a ejercer justicia, que sí está dispuesta a serle leal a la Constitución y no a la impunidad, ni a la corrupción, ni a un poder autoritario.

Desde aquí hacemos un llamado al Estado de México, que es donde está la competencia de este juez y de este ministerio público, para una intervención y resolución inmediata.

No más impunidad en un país que ocupa el segundo lugar de turismo sexual infantil del planeta. Que ocupa uno de los dos primeros lugares en turismo sexual de bebés del mundo. Que ocupa el primer lugar de contenidos de pornografía infantil y que en la pandemia el crimen de violencia sexual creció 150 por ciento, porque, como en este caso, los victimarios están en el mismo territorio de la víctima.

Es hora de romper el silencio, de impartir justicia, para la hija y esta pequeña niña que merece recuperar su paz y su felicidad, y para todos los casos que, como bien ha señalado nuestra amiga Laura, están guardando en un cajón la impartición de justicia.

¡La justicia debe llegar ya! Y quiero comprometerme, a nombre de todas las senadoras y todos los senadores, que no dejaremos este caso ni un día, mientras permanezcamos en este Senado de la República y a donde vayamos también, apelando y exigiendo que se resuelva en lo inmediato.

Y damos voz, si no hubiese alguna otra intervención, a los medios de comunicación.

MODERADORA: Gracias, senadora. Entonces, daríamos paso a las preguntas de parte de los reporteros de la fuente.

SENADORA JOSEFINA VÁZQUEZ MOTA: Perdón. Me dicen que el Colectivo que ha venido acompañando, va a hacer uso de la voz. Por favor. adelante. Adelante, por favor.

REPRESENTANTE DE LA ASOCIACIÓN HERMANAS ALIADAS: Soy representante de esta hermosa asociación que mis hermanas y yo hemos creado con el corazón.

Y queremos agradecer esta invitación a la senadora Josefina Vázquez Mota por esta oportunidad para poder visibilizar nuestra lucha por las infancias.

Queremos que sepan que México es el país número uno en abuso sexual infantil y es el delito menos castigado.

Necesitamos con urgencia autoridades en todas las dependencias capaces de proteger y defender a nuestras infancias.

Queremos un Estado de Derecho libre de impunidad y de corrupción.

Necesitamos que la sociedad y las fuerzas políticas de este país, los tres estados, nos unamos en responsabilidad y congruencia para que ningún niño vuelva a ser lastimado.

Hoy es un día que marca precedente en la historia de México. Las cosas tienen que cambiar para bien de nuestras infancias.

Nuestras niñas y niños merecen justicia, y tenemos que dignificar la vida de nuestras víctimas castigando con todo el peso de la ley a sus abusadores, y sólo unidos lo vamos a lograr.

“Hermanas Aliadas” estamos comprometidas con las niñas, niños y mujeres de nuestro país, y seguiremos en la lucha hasta que ningún abusador sexual esté libre.

El amor, y siempre el amor será la fuerza y la motivación absoluta para mantenernos firmes en la búsqueda de la justicia.

Gracias, aliadas, por su gran labor.

Sin niños, no hay futuro, y nosotras no les vamos a fallas. El Estado nos debe justicia a todas y a todos los niños.

Muchas gracias.

MODERADORA: Entonces, si me lo permitieran, iniciaríamos las preguntas de parte de los compañeros de la fuente.

En primera instancia, les pregunta Félix Muñiz, de “Punto Aéreo”.

REPORTERO: Gracias, senadoras. Buenos días a todos.

Preguntarles -esta pregunta va primero para las senadoras- si no hay una laguna legal en las leyes, que precisamente permita que los ministerios públicos no cumplan bien con su labor.

Es decir, hay muchos niños violados, de menores de edad; se descubre cuando ya son adultos; las niñas y los niños no denuncian.

Entonces, no sé si sea necesario que exista una Reforma en el cual, cuando una niña de cuatro años que apenas está completando su conocimiento, pueda, si le dice a la mamá o al papá, que esas denuncias procedan, porque si no van a ser que no le dio la dirección, o que no le dio la hora.

Entonces, no sé si ya se requiera de esta Reforma para tapar este hueco en la ley.

Y preguntarle a la mamá: si tú crees que el padre también ya cometió algún delito por estar tapando este asunto, y si hubo dinero de por medio para que dejaran libre a su cuñado, o quien cometió el delito.

SENADORA LILIA MARGARITA VALDEZ MARTÍNEZ: Hermano.

REPORTERO: ¡Ah!; a su hermano. Entonces, no sé si ahí ya hay contubernio o qué está pasando, si ya también el papá cometió delito.

Gracias.

SENADORA JOSEFINA VÁZQUEZ MOTA: Ha habido reformas importantes al Código Civil Familiar y algunas otras leyes, que justamente desde el Senado y la Cámara de Diputados hemos modificado, y aún tenemos un camino largo.

Por supuesto, todavía hay que cubrir huecos, lagunas. Pero también lo quiero decir de manera muy realista: hay que dotar de mayor presupuesto y fortaleza a la impartición, particularmente, justicia en estos casos.

Como lo señalaba Laura, se requiere la formación de personal especializado en atender a las niñas, niños y adolescentes.

No podemos comparar cuando se atiende a un adulto y se pone una silla y un adulto puede llenar esa silla, a esa pequeña figura de una niña de cuatro años de edad que cuelgan sus pies en esa silla y que le están haciendo otro juicio, y una serie de pruebas y preguntas que ni siquiera tienen que ver con el caso que tiene que ser juzgado.

Las pérdidas de pruebas en los ministerios públicos, se requiere tener una formación especial para estos cientos y miles de casos que hay en nuestro país, y evidentemente fortalecer y dar seguimiento puntual. Y lo más importante: que las señales contundentes y las resoluciones sean a la no impunidad.

Mientras los depredadores sexuales tengan impunidad, estos crímenes van a continuar como han continuado hasta ahora. Los depredadores siguen sueltos; los niños viven en el terror, sintiendo culpabilidad el resto de su existencia.

Hemos escuchado muchos casos de adultas y adultos que sufrieron el crimen de violencia sexual, que no han podido reconstruir su vida y que se siguen sintiendo culpables cuando han sido los inocentes, y de victimarios que siguen atacando a niñas y niños en absoluta impunidad.

Por lo tanto, requerimos que esta justicia sea pronta e inmediata y cero a la impunidad.

REPORTERO: Sí, senadora. Pero mi pregunta precisa es: si en la Ley de Niños no se debe de poner ya que, si una niña se queja de los cuatro años, eso pase automáticamente a que sea tomada en cuenta, porque si no.

SENADORA JOSEFINA VÁZQUEZ MOTA: Así está señalado, y si es necesario reforzarlo, así lo vamos a reforzar y a terminar de hacer los cambios legislativos que se requieren.

Laura, creo que nos puede complementar más. Lleva 40 años en esta lucha. Hemos hecho un equipo grande.

En este Senado hemos reformado gran parte de la Legislación, pero tenemos que homologar, y las fiscalías de los estados trabajar y fortalecer todas las instancias como el SIPINNA. Entonces, Laura, si nos quieres dar más detalle por favor.

LAURA: Está el protocolo de actuación…

SENADORA JOSEFINA VÁZQUEZ MOTA: A ver, yo te lo leo: Es el momento que el Poder Legislativo proponga la instalación oficial en el Código Penal y Civil del uso del protocolo de actuación para quienes imparten justicia en casos que involucran a niñas, niños y adolescentes, de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Lo haremos de manera inmediata porque es tajante, pero quiero decir que también hay que diferenciar, porque luego en la opinión pública se habla de un juez y se piensa o que es un juez federal y no de primera instancia.

Entonces, también hay que tener muy claro en dónde está cada uno de los casos. Pero vamos a dar paso a la instalación oficial de este Código Penal y Civil y de este protocolo de actuación.

Gracias.

SENADORA LILIA MARGARITA VALDEZ MARTÍNEZ: Si me permite. Gracias.

Creo que a estas alturas sí se necesitan reformas en todos los renglones de la impartición de justicia. Sí se necesita un análisis profundo de dónde hemos estado fallando. Cuarenta años que nos platican de impunidad, son más; son 100, son 80 años en donde esto no se ha profundizado hasta dónde llega.

Y creo que también le hago un llamado a los congresos locales, que también en los estados los congresos locales deben de revisar sus leyes, sus protocolos, sus códigos, para que ahí también hace el problema, y, como dice la senadora, no siempre es de orden federal.

Y hago otro llamado, a través de los medios, a las unidades de formación de los impartidores de justicia.

También tenemos que volver a los principios de solidaridad, de compromiso, de apoyo los unos con los otros. No querer ser profesionista de las leyes simplemente para tapar los delitos de los demás, sino al contrario, para proteger a quienes se les abusa de este tipo de acciones tan deleznables.

SEÑORA VICTORIA FIGUEIRAS: ¿Puede repetirme la pregunta, por favor?

REPORTERO: Sí. Y con toda esta tapadera y desaparición de evidencias, si el papá de la niña ya también cometió delito si se está protegiendo a su hermano.

SEÑORA VICTORIA FIGUEIRAS: Sí, claro. Bueno, obviamente mi hija nos confesó al mismo tiempo, tanto al papá como a mí, tan así que acudimos ambos a denunciar. Pero, bueno, desde el momento en que el papá no quiso denunciar, desde ahí ya le está dando la espalda.

El que haya cometido o no el delito él, mi niña obviamente reconoce a su agresor, dice que es su tío, pero no quiere decir que el papá no sea parte del problema también al defender al hermano.

Entonces, creo que el guardar el secreto como familia, el no apoyar a su hija, el no defenderla cuando ella también está solicitando “créeme, protégeme y defiéndeme”, el que él no lo haga, una vez estando él participando en la carpeta de investigación y si hay actos de corrupción, eso lo sabremos pronto, ya que visitaduría y contraloría ya están investigando a las MP’s que llevaron la carpeta de investigación, que son de Fiscalía de Género, ahí sabremos si hubo dinero de por medio o no. Pero parte del problema claro que lo es, al no defender a su hija.

MODERADORA: No tendríamos más preguntas registradas de parte de los compañeros de los medios.

SENADORA JOSEFINA VÁZQUEZ MOTA: Les agradecemos. Y queremos decir que en el Senado de la República estamos listos para actuar de inmediato en todo lo que nos corresponde.

Muchísimas gracias.

Texto y Foto: Cámara de Senadores