Consolida AMLO un México más pobre, débil y dependiente de los EUA

Ciudad de México, 3 de mayo de 2021

La economía nacional suma cuatro meses consecutivos de contracción, lo que significa que la reactivación pierde fuerza y -contra lo dicho por el Presidente- tendremos un sexenio perdido

Urge impulsar la inversión; apoyo al consumo, y acciones concretas para frenar la pérdida del poder adquisitivo de las familias

El “crecimiento” del 0.4% reportado por el INEGI, es diez veces menos que el prometido por AMLO y 5 veces inferior al que dejó Peña Nieto y que López Obrador calificó de “mediocre”

El Grupo Parlamentario del Partido de la Revolución Democrática en la Cámara de Diputados, a través de Antonio Ortega Martínez, urgió al Ejecutivo Federal a no desperdiciar más tiempo metiéndose en temas electorales que no le corresponden y asuma cuanto antes su compromiso con el país garantizando en lo inmediato, condiciones y certeza jurídicas para detonar la inversión, brindar apoyo al consumo, y emprenda las acciones necesarias para frenar la pérdida del poder adquisitivo de las familias a las que está dejando más pobres que cuando asumió la conducción del país hace casi tres años.

Luego de que el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), reportara un “crecimiento” nacional de apenas 0.4 por ciento en los tres primeros meses de este año, Ortega -también Secretario de la Comisión de Hacienda e integrante en la de Presupuesto- destacó que el Presidente López Obrador no cesa de mentir para no generar mayor indignación entre la gente que le depositó su confianza; pero la realidad es que ese “crecimiento” es diez veces menor al que ofreció durante su campaña y es también 5 veces menor al que tanto criticó de la administración de Enrique Peña Nieto.

“Vivimos una de las contracciones económicas más profundas y duraderas”, enfatizó el diputado por Aguascalientes, quien confirmó que en realidad “estamos enfrentando un retroceso en términos reales de 2.9 por ciento respecto al mismo trimestre del año pasado, que también registraba una desaceleración, ya que el PIB se contrajo 1.4 por ciento. Recordemos –citó- que la economía mexicana se desplomó 8.5 por ciento en 2020, la peor contracción desde la Gran Depresión de 1932”.

Y al refrendar que estamos en vías de caer en un “sexenio perdido” por la inacción y soberbia del tabasqueño, Ortega Martínez subrayó que ´López Obrador falta a la verdad cuando dice que “se creció poco”, porque lo que no reveló es que con este “crecimiento”, la economía nacional suma cuatro meses de contracción, y esto significa que la reactivación pierde fuerza ¡no hay recuperación!, y gran parte de lo escasas mejoras tienen vínculo directo con las acciones emprendidas desde Estados Unidos donde -desde el primer momento- se tomaron las medidas que AMLO nunca quiso aplicar aquí: Estimular la economía con apoyos directos a los trabajadores, a las pequeñas empresas; más el reforzamiento de la vacunación masiva contra el COVID-19.

“Al inicio del primer trimestre de este año, Estados Unidos mantenía una situación sanitaria crítica; pero -a diferencia de México- inició un ambicioso plan de vacunación y emprendió un envidiable programa de recuperación económica y de apoyo social, así como un vigoroso impulso a la infraestructura que han permitido la recuperación del consumo y un crecimiento espectacular del PIB de 6.4 por ciento en el primer trimestre”.

“En México, en cambio, ni durante los peores momentos de la pandemia ni en los meses subsiguientes se ha implementado apoyo alguno, ni planes emergentes, tampoco hay indicios de que el Ejecutivo reconsidere. Su prioridad en este momento es hacer campaña desde su ‘púlpito’ porque ya se dio cuenta que el movimiento que lo llevó a la Presidencia, perderá la mayoría en el Congreso; igual que sus candidatos para los gobiernos estatales y municipales gracias a él, porque no hay resultados de la transformación que tanto cacaraqueó”.

“AMLO miente también cuando afirma que para mediados de este año, el país tendrá la situación económica igual a la que teníamos hasta antes de la aparición del COVID-19. ¡No se puede recuperar una economía solo con desearlo, y menos cuando ha destruido el marco institucional que construimos en los últimos 25 años!”, reprochó.

Ortega Martínez dejó en claro que se requiere impulsar la inversión, soporte a empresas que han cerrado, apoyo al consumo, y acciones concretas para asistir a las familias que sufren los aumentos en los precios de los productos básicos, como tortilla, huevo, carne, gas y gasolina, todo derivado de las presiones inflacionarias durante el primer trimestre y que persistirán por el resto del año. Lamentablemente, concretó, “lo único que vemos es un gobierno insensible y que niega lo evidente”.

“Dice que no se perdieron empleos durante ese período, y que llevamos cerca de cuatro meses sin perder puestos de trabajo. Lo cierto es que de los 12 millones de personas en abril fueron arrojados de la Población Económicamente Activa (el peor momento de la crisis por la pandemia), hasta ahora se han reintegrado unos 10.6 millones; pero faltan dos millones de mexicanas y mexicanos de recuperar sus empleos.

Lo cierto es que López Obrador culpa a la pandemia por el mal desempeño de su gobierno; pero evade su responsabilidad por el mal manejo que le ha dado: ¡Más de medio millón de muertos no le dicen nada! Tampoco se responsabiliza por su pésima gestión: Desde diciembre se han aplicado poco más de 13 millones de vacunas y de ese total, solo 5 millones cuentan con la primera y segunda dosis, puras promesas y pocas acciones, y no hay manera que ejecute su oferta electorera de llegar a 50 millones de personas vacunadas al finalizar junio.

“El Presidente debe tener claro que mientras más retrase el control de la pandemia y la aplicación universal de la vacuna, más se rezagará la recuperación económica y más moralmente derrotado quedará su gobierno en perjuicio de más de 128 millones de mexicanos”, remató.

Texto y Foto: Grupo Parlamentario del PRD en la Cámara de Diputados