Consulado de EU emite ‘toque de queda’ para personal por violencia en Nuevo Laredo

El viernes se registraron al menos seis bloqueos en distintos puntos de la ciudad con autos en llamas. Personal de la Sedena repelió un ataque en uno de esos sitios, donde murió un pistolero.

Nuevo Laredo, Tam. El Consulado de Estados Unidos en Nuevo Laredo emitió este sábado una alerta de seguridad para sus trabajadores en el que se anuncia un toque de queda nocturno hasta nuevo aviso, tras los hechos violentos registrados en la ciudad.

El organismo señaló, en un comunicado, que se continúa con el monitoreo de la situación de seguridad en Nuevo Laredo luego de los enfrentamientos entre autoridades y organizaciones criminales.

“Notifique a sus amigos y familiares sobre su seguridad, monitoree los medios locales para estar actualizado y evite lugares públicos”, recomendó la embajada.

Los puentes internacionales en Nuevo Laredo se encuentran este sábado abiertos y trabajando con normalidad. Sin embargo, el tráfico en algunas avenidas en Nuevo Laredo es complicado debido a que los automóviles quemados por la delincuencia organizada siguen bloqueando el paso en algunas vías.

El viernes en la noche se reportaron, al menos, seis bloqueos en distintos puntos de la ciudad en los que se utilizaron pipas, camiones y vehículos que fueron quemados por los delincuentes y utilizados para bloquear el paso de las autoridades.

Personal de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) que acudió a uno de estos sitios para desbloquear el paso fue atacado por pistoleros. Cuando las fuerzas federales repelieron la agresión, abatieron a uno de los delincuentes. Además, decomisaron una camioneta y cinco armas.

Otro enfrentamiento se reportó en las calles cercanas a un centro comercial ubicado en el fraccionamiento Infonavit, en la colonia Benito Juárez en Nuevo Laredo.

Al lugar llegaron elementos de la Policía Estatal, quienes persiguieron a los delincuentes. Sin embargo, una de las unidades tuvo un percance vial lo que fue aprovechado por los grupos armados para huir en diferentes direcciones.

Foto: El Financiero

Texto: Perla Reséndez | Corresponsal El Financiero