Crece probabilidad de que se mantenga sin cambio la tasa de Banxico | Alejandro Cervantes Llamas

Banxico dará a conocer mañana su anuncio de política monetaria, donde muy probablemente se mantendrá sin cambio la tasa de referencia en 8.25%. La atención de los mercados sobre el comunicado se centrará en los comentarios de la Junta de Gobierno en torno a tres temas: (1) La posibilidad de que la inflación muestre una trayectoria ascendente; (2) el riesgo de una mayor volatilidad de la divisa mexicana, y (3) la desaceleración de la actividad económica. Por lo anterior, es conveniente comentar sobre estos factores.

Mayor inflación: La semana anterior, el Inegi publicó su reporte mensual de inflación, donde la variación anual del INPC se elevó de 4% en marzo a 4.41% en abril, con lo que excedió la cota superior del rango objetivo del banco central de 4%. Asimismo, la inflación subyacente resultó de 3.94%, por encima del 3.55% observado en marzo. Con ello, la inflación subyacente alcanzó su nivel más alto desde marzo de 2018.

Por su parte, durante los primeros cuatro meses del año las negociaciones salariales implicaron incrementos de las remuneraciones de 5.7%, su variación más alta desde 2002. Las negociaciones salariales son un indicador relevante para Banxico al evaluar su postura monetaria, ya que éstas pueden representar un indicador de las expectativas futuras de las empresas en torno a la inflación.

El reciente incremento en la inflación aunado a la trayectoria ascendente de las negociaciones salariales sugieren una menor probabilidad de que durante los próximos meses el banco central decida recortar su tasa de referencia.

Volatilidad de la divisa mexicana: Es probable que en su comunicado el banco central destaque de nuevo la posibilidad de que el tipo de cambio se vea presionado por factores tanto externos como internos. Con relación a los externos, la mayoría de los miembros de la Junta de Gobierno previamente había expresado el riesgo de una mayor depreciación del tipo de cambio ante un escalamiento de las medidas proteccionistas a nivel global. Dicho riesgo ya se materializó. Así, el 10 de mayo, Donald Trump anunció la imposición de aranceles de 25% a las importaciones de más de 200 mil millones de dólares de productos chinos. China ya respondió al anunciar aranceles que se aplicarán a las importaciones de 60 mil millones de dólares de productos estadounidenses. La mayoría de los comentarios de economistas de EU han destacado que esta guerra comercial impactará a los consumidores de su país a través de mayores precios. Ante la posibilidad de presiones inflacionarias en EU, es probable que el Banco de la Reserva Federal decida mantener el rango de su tasa de referencia en los niveles actuales por un periodo de tiempo mayor a la expectativa del mercado.

Con relación a los factores internos, Banxico también destacó en sus minutas pasadas la posibilidad de mayores presiones en el tipo de cambio en caso de que se debilitaran las finanzas públicas, ya que ello podría implicar una mayor expectativa de inflación de mediano y largo plazo. Al respecto, en el último informe de finanzas públicas se aprecia que los ingresos presupuestarios del sector público registraron una disminución anual de 1.2% en los primeros cuatro meses del año, principalmente como resultado de la contracción de 24.7% en los ingresos petroleros. Si bien dicha caída en los ingresos fue compensada por una disminución de 6.1% en el gasto presupuestario del gobierno federal, es probable que el gasto público vaya a aumentar al irse implementando los programas sociales de la actual administración.

Por su parte, se aprecia cierta incertidumbre respecto al impacto fiscal que podrían tener algunos proyectos públicos. En particular, recientemente Moody’s comentó que la decisión del gobierno federal de llevar a cabo la construcción de la refinería de Dos Bocas probablemente implique erogaciones superiores a 12 mil millones de dólares. No hay que descartar que lo anterior podría afectar la calificación crediticia de México.

Cabe recordar que la tasa de referencia refleja, entre otros factores, la prima por riesgo país. Ello implica que ante un escenario en que los mercados aprecien un mayor riesgo país no se descartaría que ello pudiera incorporarse en la tasa de referencia.

Menor crecimiento económico: Es probable que en su comunicado el banco central haga referencia a la contracción de 0.2% que registró el PIB en el primer trimestre del año. En este contexto, cabe señalar que hay una diversidad de indicadores que muestran que la economía mexicana se está desacelerando, pero no está en recesión. El empleo formal ha presentado un menor dinamismo, si bien en el primer trimestre del año registró un crecimiento anual de 2.8%, mientras que la masa salarial se incrementó 5.8% en términos reales. Por su parte, el consumo privado ha mantenido cierta fortaleza, que se reflejó en el primer bimestre del año en un incremento promedio de 3.8% mensual de las ventas minoristas (cifras ajustadas por estacionalidad).

Además, el crédito al sector privado continua estable registrando un crecimiento de 6.1% en el primer trimestre del año. En contraste, la producción industrial si ha presentado una marcada desaceleración derivado de una menor demanda externa.

Al considerar el conjunto de los factores anteriormente mencionados, es muy poco probable que Banxico decida recortar su tasa de referencia, al menos en los próximos meses. Si bien la economía mexicana se ha desacelerado, el mandato del banco central no incluye impulsar el crecimiento económico. De hecho, la trayectoria ascendente que recientemente presentó la inflación aunado a los incrementos nominales registrados en las negociaciones salariales y la probabilidad de que la divisa mexicana pudiera presentar una mayor volatilidad, podrían considerarse condiciones suficientes para que el banco central decidiera mantener su tasa de referencia sin cambio, al menos en las próximas reuniones de política monetaria. De mantenerse la calificación crediticia de nuestro país en los próximos meses, aumentaría la probabilidad de que el banco central decida recortar su tasa de referencia.

*Director de Analítica en Grupo Financiero Banorte. Las opiniones que se expresan son responsabilidad exclusiva del autor.

Twitter: @alexcervantes

Publicado por El Universal