Crisis migratoria beneficia a proxenetas

Diversas organizaciones en EU denuncian que el reforzamiento de los diversos operativos en la frontera sur de México facilita el trabajo a los traficantes de personas

El endurecimiento de la política para frenar el cruce de centroamericanos, incluyendo familias con mujeres y niños, que utilizan México para llegar a Estados Unidos, les está haciendo más fácil a los tratantes la captación de jovencitas que terminan en burdeles clandestinos en la Unión Americana.

Así lo alertan organizaciones como la Coalición Trasnacional Contra el Tráfico de Mujeres (CATW), la cual advierte que, “al ritmo de la crisis migratoria en México y Centroamérica y las crisis humanitarias en naciones como Venezuela, la poderosa industria de la trata se está modernizando con el soporte de nuevas tecnologías, en combinación con grupos irregulares como las guerrillas, los carteles del narcotráfico y los traficantes conocidos como coyotes o polleros”.

Según CATW, las mujeres, en su mayoría jovencitas, están siendo “enganchadas” a través de páginas en internet que les prometen reunirlas con su familia en Estados Unidos o un trabajo en esa nación, pero terminan explotadas sexualmente.

Otras son engañadas por hombres que inician supuestamente una relación sentimental con las víctimas y, tras cierto tiempo, las convencen para trasladarse a Estados Unidos, donde terminan reclutadas como prostitutas. Incluso, señala la organización, les consiguen documentos falsos y les pagan el pasaje para el viaje.

Laura Ramírez, coordinadora de CATW, refiere que a partir de que el presidente Donald Trump prácticamente obligó a México a cerrar el paso de centroamericanos por su frontera sur, hace ya 50 días, las solicitudes de auxilio para la coalición han ido en aumento.

“Nos atrevemos a asegurar que el tráfico humano sigue ascendiendo como la organización criminal trasnacional más poderosa, porque las armas y las drogas, las comercializas una vez, pero a las mujeres varias veces. Tenemos reportes de que los traficantes están aprovechando que tanto México como EU han endurecido sus operativos contra los migrantes, para enganchar a mujeres bajo el engaño de evitar a las autoridades migratorias para llegar aquí, de 100 consultas que teníamos en un mes, de junio a la fecha hemos tenido casi 300 y refieren que son migrantes”, dijo.

VÍA LIBRE

Pero además de la crisis migratoria, otro factor que está causando preocupación entre los activistas, es el anteproyecto de ley que despenalizaría el trabajo sexual en ciudades de Estados unidos como Nueva York, y cuya discusión se reiniciaría en enero del 2020.

CATW, en alianza con organizaciones como AF3RM, un centro feminista internacional con varias sedes en EU, en conexión con varios países latinoamericanos, ya afinan sus estrategias para iniciar la batalla contra la polarizante propuesta, ya que aseguran empeorará el tráfico sexual.

AF3IRM, cuyo trabajo se basa en la experiencia de mujeres inmigrantes, especialmente hispanas, considera que hay suficiente documentación acerca de la experiencia de países y el “efecto perverso para la mujer”, en donde se ha legalizado la prostitución.

“Si en este momento, en donde las nuevas tecnologías y la crisis migratoria están facilitando el trabajo de los traficantes, pensamos que, si se despenaliza el comercio sexual, le estaremos abriendo las puertas a los proxenetas”, señaló la organización a un diario local.

En México, el panorama contra la trata de personas no es mejor. De acuerdo con un informe de la Auditoria Superior de la Federación, el año pasado sólo uno de cada 36 asuntos relacionados con este delito fue vinculado a proceso por la Procuraduría General de la República (PGR) -ahora Fiscalía General de la República-, lo que evidencia la persistencia de un entorno de impunidad e incumplimiento de compromisos con el marco constitucional y tratados internacionales. De acuerdo con la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), el 84 por ciento de las posibles víctimas de trata en nuestro país son niñas, adolescentes y mujeres adultas, siendo la explotación sexual el principal motivo del delito. Sólo en el año 2017, hubo 5 mil 245 posibles víctimas de trata de las cuales 4 mil 394 son mujeres y 781 hombres. Las cifras revelan, además, que el 84% de las víctimas son de origen mexicano y 133 fueron de extranjeras.

Foto: Ernesto Muñoz

Texto: Roxana González | El Sol de México