Damnificados: múltiples anomalías en la reconstrucción

Ciudad de México.- El colectivo Damnificados Unidos de la Ciudad de México acusó a César Cravioto, titular de la Comisión de Reconstrucción, de solapar a las empresas encargadas de rehabilitar, reconstruir o edificar las viviendas dañadas por el sismo del 19 de septiembre de 2017.

Su protección les ha permitido que no acudan a las mesas técnicas para dar a conocer a los afectados los avances reales de las obras, llevar a cabo una revisión técnica de los trabajos realizados y hasta secuestrar planos, lo que retrasa los proyectos.

La entrega de un mayor monto de recursos respecto de las obras concluidas además pone en riesgo su conclusión, que se realice con materiales de baja calidad y no se cumpla con la norma, exponiendo a las familias de los 42 predios involucrados.

En conferencia de prensa, Francia Gutiérrez, Roberto Vivanco e Israel Ballesteros exigieron al comisionado que deje de proteger a las empresas y las obligue a acudir a las mesas de trabajo para explicar las inconsistencias e incumplimientos detectados.

“No sólo está en juego la seguridad de cientos de familias, sino recursos públicos –625 millones 226 mil 423 pesos–, porque el señor no tiene capacidad de gestión para convocar a las constructoras y evaluar el trabajo que realizan”, argumentaron.

En el multifamiliar Tlalpan, precisó Ballesteros, el avance de las obras lleva un retraso de 15 por ciento respecto del cronograma programado y la empresa REM Reingeniería Ecológica amenaza con detenerlas si no le siguen adelantando pagos.

Mientras, en Rancho San Lorenzo 32, colonia Girasoles III, la empresa Planificaciones y Cimentaciones no reforzó todos los muros de carga, los acabados son de mala calidad y no se observa la marca de un anclaje correcto de las columnas con la losa de cimentación.

Por ello solicitaron a la jefatura de Gobierno que se realicen pruebas de laboratorio y una auditoría técnica y financiera de los trabajos de reforzamiento realizados, señaló Vivanco.

Los vecinos de Insurgentes Norte 476 denunciaron que pese a que se pagó a la empresa Darmi casi el total de los recursos destinados para el reforzamiento, sólo se tiene un avance de 70 por ciento.

La empresa Beca, encargada del reforzamiento de Insurgentes Norte 1260, secuestró un mes los planos del proyecto sin que el comisionado actuara; y en avenida Del Taller 21 no ha agilizado los procedimientos jurídicos para su reconstrucción, comentaron.

No permitiremos que nuestra tragedia se use como carnada para la voracidad del mercado inmobiliario, por lo que rechazamos que el comisionado solape a las empresas, al decir que no tiene facultades para exigirles cuentas.

Al final advirtieron que “si el gobierno central no entrega esta semana un informe técnico-económico detallado, la siguiente volveremos a tomar las calles, porque es la única forma de ser escuchados”.

Por la noche, la Comisión para la Reconstrucción emitió un comunicado de prensa en el que afirmó que se da seguimiento permanente a las obras y señaló que los dichos de los damnificados son producto de diferencias entre administradores y representantes del colectivo.

Foto: Pablo Ramos

Texto: Laura Gómez Flores | La Jornada