Decisión de Doña Rosario Ibarra deja responsabilidad moral al Presidente con los desaparecidos, senador Monreal

Ciudad de México, 23 de octubre de 2019

No queremos galardonados aduladores del gobierno, sino que sean la voz crítica de los sin voz, indicó.

La decisión de Doña Rosario Ibarra de Piedra de entregar en custodia la Medalla “Belisario Domínguez” del Senado de la República al Presidente Andrés Manuel López Obrador, “es inédito, nadie lo esperaba, y le deja (al mandatario) una gran responsabilidad moral hasta cumplir los compromisos por los desaparecidos, contra la ‘guerra sucia’ y la ilegalidad”, afirmó el senador Ricardo Monreal.

Cabe recordar que desde el 25 de noviembre de 1973, doña María del Rosario Ibarra de la Garza (su nombre real) no ve a su hijo Jesús Piedra Ibarra, desaparecido por motivos políticos, acusado de ser presunto guerrillero miembro de la Liga Comunista 23 de septiembre. Tenía entonces 19 años y cursaba el tercer año de Medicina. Fue hijo del doctor Jesús Piedra Rosales. Sus hermanos son: María del Rosario, Claudia Isabel y Carlos.

La activista de 92 años de edad, fue seleccionada para recibir el máximo galardón que entrega el Senado de la República, de entre 459 candidatas y candidatos. Claudia Isabel dio lectura al mensaje de su madre durante la Sesión Solemne efectuada en la ex sede de la Cámara Alta, en la calle de Xicoténcatl número 9, en el Centro Histórico de la Ciudad de México.

Monreal Ávila, presidente de la Junta de Coordinación Política, reconoció en entrevista que fue una ceremonia con un simbolismo extraordinario:

“Inédita, nunca había ocurrido que la o el galardonado le entregara al Presidente de la República la Medalla, con el propósito de que se cumplan los compromisos de la lucha que emprendió desde hace 40 años. Es un asunto inédito, nadie lo esperaba”, declaró.

Aseguró que en lo personal no le extrañó el tono del discurso. “El discurso era así. Desde el momento en que la Comisión respectiva determinó que fuera ella a la que se le entregara Medalla, ella trae todo un sentimiento de lucha que ahora expresó y que en otros gobiernos y en otras épocas no lo hubiera hecho nunca”, señaló.

“Ahora el Presidente tiene una gran responsabilidad Moral. Pero estoy seguro que va a estar a la altura de las circunstancias (como él dijo), y le creo. Es una hazaña titánica para el Presidente de la República (por ser una exigencia de hace 40 años) y que, obviamente, él se ha comprometido a hacer todo lo que humanamente es posible. Lo dijo así”, expuso.

“A mí no me sorprendió el discurso. Conozco a Doña Rosario. Fue compañera mía como senadora y le escuché cien discursos más duros que éste. Ahora, en el gobierno de Andrés Manuel, siendo amigos, ella renueva su esperanza de encontrar a sus muertos, y si es o no justo, él es el Presidente, y él tiene que aceptar, escuchar y expresar con toda nitidez la esperanza”, subrayó.

Y continuó: “Nos sentimos muy contentos, porque no queremos entregar galardones a cambio de aplausos o de actitudes adulación o de dulzura. No, hay que entregar los galardones a quienes lo merecen, aún cuando no coincidan con el gobierno. Ella es una mujer auténtica, es una mujer de lucha, por eso hoy refrendo mi respaldo. No me equivoqué al darle mi voto, en el sentido de que ella recibiera la Medalla Belisario Domìnguez”.

“¿Belisario Domínguez por qué se destacó? Se destacó por denunciar la usurpación el golpe de Estado. Es lo que queremos, que las y los mexicanos que sean galardonados no aplaudan, no hagan laudas, no hagan ningún afán de adulación de ningún gobierno, sino que su voz sea crítica y que sea la voz de los sin voz. Esa es la idea”, precisó el senador Ricardo Monreal Ávila.

Texto y Foto: Senado de la República