Declaración Conjunta de Secretarios de Relaciones Exteriores Canadá-México-Estados Unidos

Los Ángeles, California, 10 de junio de 2022

La ministra de Asuntos Globales de Canadá, Mélanie Joly, el secretario de Relaciones Exteriores de México, Marcelo Ebrard Casaubon, y el secretario de Estado de los Estados Unidos de América, Antony Blinken, emitieron hoy el siguiente comunicado conjunto:

“Canadá, México y Estados Unidos comparten una estrecha relación basada en valores y prioridades compartidas. Reconocemos que trabajando en conjunto como América del Norte podemos traer nuevas ideas y energía al hemisferio, y nos comprometemos a revigorizar la forma en que abordamos juntos los problemas de nuestro tiempo. Como tres países con ideas afines, afirmamos nuestro sólido compromiso con los principios democráticos y tenemos la intención de cooperar estrechamente para defender el multilateralismo y el orden internacional basado en reglas, apoyar el Estado de Derecho, promover el crecimiento inclusivo, invertir en el desarrollo de las comunidades, proteger y promover los derechos humanos, impulsar la igualdad de género y reforzar la democracia al interior e inspirar el desarrollo democrático en todo el mundo. Trabajamos juntos para poner fin a la pandemia de Covid-19 y seguir creando las condiciones para un crecimiento equitativo y fortalecer la competitividad de América del Norte. Con motivo de la Reunión de Secretarios de Relaciones Exteriores de América del Norte de hoy en Los Ángeles, nuestros tres países se comprometen a mejorar aún más su profunda asociación y continuar trabajando juntos en apoyo a la paz y prosperidad en todo el mundo.

“Reafirmamos nuestro apoyo a la independencia, soberanía e integridad territorial de Ucrania y condenamos la invasión no provocada de Rusia a su vecino soberano y democrático en violación del derecho internacional. Canadá, México y Estados Unidos han condenado reiteradamente las muertes de civiles causadas por la invasión ilegal de Rusia en Ucrania y han expuesto la importancia de defender el derecho internacional, incluida la Carta de la ONU. También enfatizamos la necesidad urgente de permitir y facilitar el paso rápido y sin impedimentos de ayuda humanitaria para los civiles necesitados. Estos son principios que sustentan nuestro orden basado en reglas. Afirmamos la necesidad de garantizar la rendición de cuentas en los tribunales nacionales e internacionales pertinentes por los delitos cometidos, sin excepciones, y apoyamos el trabajo del Fiscal de la Corte Penal Internacional y la Comisión Internacional Independiente de Investigación sobre Ucrania establecida por el Consejo de Derechos Humanos. Estamos unidos en nuestro continuo apoyo al pueblo de Ucrania. También expresamos nuestro compromiso de trabajar juntos en apoyo de quienes sufren en todo el mundo los impactos globales de esta invasión, en particular las poblaciones vulnerables que ahora experimentan una mayor inseguridad alimentaria y económica.

Nuestras respuestas coordinadas a la agresión rusa contra Ucrania, incluidos los llamamientos para establecer una ruta diplomática hacia adelante, demuestran la importancia de la solidaridad de América del Norte. Hacemos un llamado a la Federación Rusa para que retire inmediatamente todas sus fuerzas y equipos militares dentro de las fronteras internacionalmente reconocidas de Ucrania y regrese a un camino de diálogo y diplomacia. Canadá, México y los Estados Unidos, como socios y amigos hemisféricos cercanos, están comprometidos a fortalecer aún más sus relaciones, lo cual es clave para nuestra seguridad y prosperidad colectivas.

“Reafirmamos nuestro compromiso de abordar las causas fundamentales de la migración irregular y la pobreza y de invertir en la región, priorizando la cooperación para el desarrollo con el fin de crear oportunidades económicas para todos. En particular, los tres gobiernos están unidos en esfuerzos para invertir en iniciativas que beneficien directamente a las comunidades más marginadas. Apoyamos los esfuerzos multilaterales para desarrollar cadenas de valor e infraestructura física en las Américas que generen empleo y crecimiento equitativo. Reconocemos que abordar la migración irregular en la región requiere un enfoque coordinado, y apoyamos la Conferencia Regional sobre Migración, el Marco Integral Regional para Protección y Soluciones y la visión del Pacto Mundial sobre Migración.

“Celebramos la tradición de nuestra región de dar la bienvenida a personas refugiadas y migrantes, y reconocemos las contribuciones positivas de las personas refugiadas y migrantes al desarrollo socioeconómico de sus comunidades de acogida. Aplaudimos los esfuerzos sostenidos de los Estados de nuestro hemisferio para garantizar una migración segura, ordenada y regular mediante la acogida de refugiados, proporcionando vías regulares de migración, promoviendo la integración económica y social local, facilitando el retorno voluntario y apoyando la reintegración de los retornados. Seguimos comprometidos con aprovechar colectivamente los beneficios de la migración mientras abordamos sus desafíos en los países y comunidades de origen, tránsito, destino y retorno.

“Estamos comprometidos a continuar nuestra cooperación para apoyar y fortalecer el proceso democrático de Haití, incluyendo nuestros esfuerzos colectivos para promover un camino político inclusivo y dirigido por haitianos. También estamos comprometidos a trabajar en estrecha colaboración con las Naciones Unidas y otros socios regionales para promover un crecimiento pacífico, justo y sostenible en todo el hemisferio.

“Reafirmamos nuestro compromiso de proteger los derechos humanos, particularmente para los miembros de comunidades vulnerables e históricamente marginadas, como la comunidad LGBTQI+ y de dos espíritus, y las comunidades afrodescendientes, así como los derechos de los pueblos indígenas. También enfatizamos la importancia de la libertad de expresión individual y la libertad de los medios, y juntos abogamos por abordar la impunidad y la desigualdad.

“Nos comprometemos colectivamente a tomar medidas audaces, rápidas y coordinadas para abordar la crisis climática. El cambio climático amenaza nuestras economías y nuestras comunidades, especialmente aquellas que son vulnerables y desatendidas. A medida que trabajamos para abordar la crisis climática, reconocemos la gran oportunidad de reconstruir mejor, crear empleos estables y bien remunerados en mercados en constante crecimiento y posicionar a América del Norte como líder mundial en soluciones de energía limpia.

“Como países socios en la defensa del desarrollo en las Américas, reafirmamos nuestro compromiso de promover enfoques feministas, eliminando barreras estructurales e indirectas para mujeres, niñas y personas marginadas, e integrando perspectivas de género en nuestras prioridades compartidas. Continuamos abogando por enfoques feministas para una Organización de las Naciones Unidas más efectiva, justa, relevante y responsable en apoyo a los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

“Reconocemos el lugar integral de los pueblos indígenas en América del Norte y sus contribuciones a la diversidad y riqueza de nuestra cultura y sociedad. Reconocemos que la diversidad cultural y la pluralidad lingüística son parte del patrimonio de la humanidad, por lo que otorgamos gran valor al legado histórico y cultural de las comunidades indígenas de la región.

Al reconocer el legado histórico hacia las comunidades indígenas, nuestra visión apunta a lograr un progreso real hacia la reconciliación y una relación renovada basada en el respeto, la verdad, la cooperación, la asociación y en el reconocimiento de los derechos de los pueblos indígenas. Reiteramos nuestro compromiso inquebrantable de garantizar que los derechos, intereses y aspiraciones indígenas sean reconocidos en la toma de decisiones. Tenemos la intención de trabajar juntos, en asociación con los pueblos indígenas de nuestros tres países, para lograr nuestros objetivos de seguridad, bienestar, desarrollo socioeconómico y empoderamiento para todos los pueblos indígenas. También reconocemos que poner fin a la violencia contra las mujeres y niñas indígenas requiere un enfoque holístico, multidimensional y multisectorial.

“Durante nuestra reunión de hoy, también discutimos la planificación de la próxima Cumbre de Líderes de América del Norte en México en diciembre.

“Esperamos con interés una mayor cooperación en los próximos años”.

Texto y Fotos: SRE