Disputa en Senado de EU retrasa votación sobre proyecto de estímulos económicos

El acuerdo percibe dos billones de dólares y tendrá como fin aliviar el shock económico causado por el patógeno en ese país.

Los republicanos y los demócratas llegaron la madrugada del miércoles a un acuerdo difícil de conseguir sobre el estímulo fiscal de 2 billones de dólares para apuntalar una economía paralizada por la pandemia del nuevo coronavirus.

El Senado regresó al mediodía del miércoles y, aunque se espera una votación, el líder de la mayoría, Mitch McConnell, aún no ha fijado una hora en medio de tensiones entre senadores republicanos el demócrata Bernie Sanders.

La versión final fue producto de intensas negociaciones lideradas por el líder demócrata del Senado Chuck Schumer y el secretario del Tesoro Steven Mnuchin. Una vez que la medida pase por el Senado, la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, estará bajo presión para aprobar la medida rápidamente para que el presidente Donald Trump firme la ley.

Más de 12 horas después de que los líderes del Senado anunciaron un acuerdo, las negociaciones continúan sobre varias partes del texto final del paquete de alivio, incluido el lenguaje sobre proveedores de abortos, según una persona familiarizada con el asunto.

McConnell y Schumer anunciaron el acuerdo en la madrugada y después del mediodía, ambos dijeron que esperaban una votación de procedimiento más tarde durante el día.

Sanders profundiza la disputa

Una disputa en el Senado sobre el paquete de estímulo para hacer frente al ‘golpe’ del SARS-COV-2 se profundizó cuando el senador de Vermont, Bernie Sanders, amenazó con retrasar el proyecto de ley si se hacen cambios a los beneficios de desempleo para satisfacer a algunos republicanos.

Los senadores republicanos Ben Sasse, Tim Scott y Lindsey Graham presionaron durante el día por un tope en los beneficios de desempleo para garantizar que los trabajadores despedidos no reciban más que su nivel salarial anterior. Dijeron que, de lo contrario, los empleadores tendrían un incentivo para despedir trabajadores para que pudieran obtener mayores beneficios.

Los senadores argumentan que al permitir que los beneficios de desempleo excedan el pago de los empleados en algunos casos, el proyecto de ley crearía un incentivo para los despidos y las interrupciones de la cadena de suministro.

“Si el gobierno federal incentiva accidentalmente los despidos , corremos el riesgo de sufrir una escasez que pone en peligro la vida en sectores donde los médicos, enfermeras y farmacéuticos intentan atender a los enfermos, y donde los productores y tiendas de abarrotes, camioneros y cocineros intentan llevar alimentos a las mesas de las familias”, dijeron los senadores en un comunicado.

Sanders, candidato para la nominación presidencial demócrata, dijo que él mismo bloquearía la legislación si los republicanos no cedían. Sanders dice que quiere una supervisión más estricta de la ayuda para las corporaciones y quiere exigirles que paguen salarios más altos y que dejen de deslocalizar trabajos.

“Sería un ultraje evitar que los estadounidenses de clase trabajadora reciban asistencia de emergencia por desempleo incluida en esta legislación”, dijo Sanders.

Alrededor del medio día, Schumer dijo que una vez que se completara la redacción del proyecto de ley, los demócratas estarían listos para acelerar la consideración de la legislación tanto como sea posible, en cuestión de horas.

“Le digo al pueblo estadounidense que la ayuda está en camino. Gran ayuda, ayuda rápida”, dijo Schumer en el piso del Senado. “Es hora de pasarlo”.

Mientras tanto, la Cámara planea dar aviso a los miembros con 24 horas de anticipación antes de votar, dijo la demócrata de segundo rango Steny Hoyer en una carta a los miembros.

“Debemos tener el texto legislativo final y una dirección clara sobre cuándo votará el Senado”, dijo Hoyer.

Pelosi ha dicho que quiere que la Cámara actúe por voto de voz, sin tener que llamar a los miembros a Washington. Algunos miembros demócratas han dicho que quieren tiempo para examinar el proyecto de ley.

El líder republicano de la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy, instó a la cámara a avanzar lo antes posible, diciendo en un comunicado: “Ya estamos atrasados”.

Foto: Bloomberg

Texto: Steven T. Dennis | Bloomberg