Distritación Nacional 2021-2023 del INE, agresiva e insensible con los pueblos indígenas

Ciudad de México, 12 de julio de 2022

Elevaría costos de movilidad y aumentaría tiempos de traslado; podría desincentivar la participación ciudadana: dip. Maribel Martínez

Necesario que se tome en cuenta la labor legislativa de cada congresista a favor de las comunidades originarias: dip. Esther Martínez

La diputada del Partido del Trabajo, Maribel Martínez Ruiz, aseguró que la Distritación Nacional 2021-2023, que realiza el Instituto Nacional Electoral (INE), es agresiva e insensible para los pueblos indígenas y afromexicanas, ya que esta nueva redistribución elevaría los costos por movilidad y aumentaría los tiempos de traslado, lo que podría desincentivar la participación ciudadana.

Durante la reunión de la Comisión de Pueblos Indígenas y Afromexicanos de la Cámara de Diputados con funcionarios del INE, la legisladora explicó que en esta redistritación se pretenden aumentar y suprimir municipios; “sin embargo, se atenta con formas sociales y antropológicas de la población, que constituyen principios y valores que esta comisión nos hemos propuesto proteger”.

Precisó que es fundamental diseñar políticas públicas con una perspectiva e identidad de respeto cultural a las comunidades indígenas. “En el caso específico de Oaxaca hay una propuesta para que el distrito 10 vaya de norte a sur, pero en ese territorio convergen el pueblo Mixe y el Istmo de Tehuantepec, que son regiones totalmente diferentes, lo que generará complicaciones de movilidad y de ideologías”.

En su oportunidad, la diputada del PT, Esther Martínez Romano, alertó que en el caso específico de Puebla la redistritación cambia la cabecera distrital por una que no cuenta con una alta población de pueblos originarios. “A pesar de que se aumenta un distrito, ahora hay 15 y se incrementa a 16, pero la cabecera que se propone no tiene una gran representación indígena y para nosotros es de vital importancia que sí estén bien representados”.

Advirtió que, además, en procesos electorales anteriores algunos partidos postularon candidatos indígenas de forma incorrecta, pues no comprobaron su arraigo a los pueblos originarios; además, subrayó que es tarea del INE revisar las acreditaciones de las y los candidatos para que se cubran bien los requisitos.

“Asimismo, es necesario que se tome en cuenta la labor legislativa de cada congresista que es impulsado como representante de las comunidades indígenas, porque actualmente muchos de ellos no hacen propuestas a favor de las comunidades originarias”, concluyó.

Texto y Foto: Grupo Parlamentario del PT en la Cámara de Diputados