El CEDIP de la Cámara de Diputados organizó la mesa redonda “Mariano Otero a 175 años de su voto particular”

Ciudad de México, 9 de junio de 2022

La Cámara de Diputados, a través de las secretarías General y de Servicios Parlamentarios y el Centro de Estudios de Derecho e Investigaciones Parlamentarias (CEDIP), realizó, de forma virtual, la mesa redonda “Mariano Otero a 175 años de su voto particular”.

Mesa uno: Impacto del voto particular en el ámbito Legislativo

La diputada Luz Adriana Candelario Figueroa (Morena) refirió que el voto particular dejó huella porque sentó las bases del juicio de amparo y planteó una defensa a los actos violatorios de la Constitución.

 Consideró que las y los diputados deben seguir el ejemplo de este gran legislador, estar siempre con el pueblo y del lado del pueblo y usar la máxima tribuna para hacer leyes que realmente repercutan en beneficio de los habitantes del país. “Nos invita a que cada voto expresado a favor o en contra sea un voto razonado, que previo a él exista análisis, estudio y una profunda reflexión”.

Del PRI, el diputado Brasil Alberto Acosta Peña dijo que Mariano Otero se adelantó a grandes pensadores como Hegel y Marx y nos dio el legado de la ley de leyes, la Constitución, y del juicio de amparo y la división de poderes que hoy son vigentes.

“Es necesario defender sus principios para evitar que se violente la Constitución y con ella los derechos humanos y el orden social federalista en contra del centralismo que históricamente ha representado una posición social de atraso. Tenemos un pendiente, diputadas y diputados: poner en letras de oro, en el Muro de Honor, el nombre del gran Mariano Otero”.

La diputada Paulina Rubio Fernández (PAN) afirmó que Mariano Otero es un referente en la historia jurídico política mexicana, asociado de un modo inevitable al juicio de amparo. Recordó que, frente a las diversas intromisiones de Antonio López de Santa Ana en la vida parlamentaria, Otero defendió la libertad de deliberación del Congreso y la importancia de que la propia autoridad respete irrestrictamente la ley.

“Integró en nuestro sistema jurídico que no se admitirá ninguna exposición y proyecto que se haga en una forma contraria a las leyes. Su memoria se sigue reconociendo por el Congreso de la Unión porque su legado institucional y jurídico sigue vigente”, agregó.

El diputado Mario Alberto Rodríguez Carrillo (MC) expresó que uno de los reclamos más fuertes de los estados es la falta de un federalismo puro, y Mariano Otero aprendió la vocación de delegarles ciertas autonomías y tener en mente la distribución equitativa de los recursos y hoy federalmente habría que hablar de un nuevo pacto fiscal.

Hizo votos para que en el Muro de Honor del Palacio Legislativo se inscriba en letras de oro el nombre de Mariano Otero.

Mesa dos: Incidencia del voto particular en el ámbito jurisdiccional

José Barragán Barragán, investigador de la Universidad de Guadalajara, destacó aspectos de la implementación del juicio de amparo, y mencionó que “éste está establecido desde el patriarcado”.

Froylán Muñoz Alvarado, director nacional de Juzgadoras y Juzgadores Federales, refirió que el pensamiento atemporal de Mariano Otero es importante aún hoy en día debido a que encumbró al Poder Judicial y ha permeado al sistema jurídico. Comentó que el voto particular de Otero buscaba encontrar el equilibrio en la división de poderes.

Froylán Borges Aranda, director nacional jurídico de Juzgadoras y Juzgadores Federales, consideró que los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial tienen una responsabilidad grande para aprender de la historia, hacer más clara y eficiente cada función encomendada por la Constitución y no hacer fraude a la ley. “Es momento de repensar este magnífico voto, muy adelantado a su época, para seguirlo actualizando en las instituciones y funciones encomendadas a cada poder del Estado”.

Inauguración

Previo a las mesas de trabajo, en la inauguración el director general del CEDIP, Juan Carlos Cervantes Gómez, expresó que el voto particular es el primer texto en instituir el juicio de amparo a nivel federal, y legitima al autor como uno de los más brillantes juristas mexicanos de todos los tiempos.

“El voto particular de Otero va precedido de una exposición de motivos de mayor interés a la que sigue un proyecto de actas de reforma que contienen un total de 22 artículos que con ligeras modificaciones pasarían a integrar el Acta Constitutiva y de Reforma el 21 de mayo de 1847”, dijo.

El secretario de Servicios Parlamentarios, Hugo Christian Rosas de León, afirmó que Mariano Otero fue un jurista, político y hombre de letras que hizo mucho en poco tiempo y tuvo una participación relevante durante una época aciaga de la historia.

Buscaba rescatar una figura que protegiera derechos fundamentales y limitara el ejercicio del poder público de manera importante, que se evitara una colisión entre los poderes Judicial y Legislativo que pudiera resolverse anulando las facultades de la jurisdicción que resultaran incómodas a la participación política, destacó.

Texto y Foto: Cámara de Diputados