El diputado Bonifaz Moedano propone no reducir salario ni eliminar aguinaldo de trabajadores del sector salud

Ciudad de México, 8 de abril del 2020

Son pilar esencial ante la pandemia por el COVID-19, afirmó

Se debe reconocer la labor que realizan, incluso, a costa de su bienestar, enfatizó

El diputado Raúl Eduardo Bonifaz Moedano (Morena) promueve un punto de acuerdo que exhorta a las secretarías de Salud y de Hacienda y Crédito Público, a evaluar que las y los trabajadores del sector salud del ámbito federal queden exentos de la reducción de salario y gocen del aguinaldo correspondiente, hasta en tanto se decrete por el Consejo General de Salubridad la suspensión de la emergencia sanitaria causada por el COVID-19.

Indicó que la pandemia provocada por este virus es un reto mayúsculo que está presente en México y en el mundo, por lo que en la medida que nuestro sistema de salud esté fortalecido se podrá enfrentar de buena manera este desafío.

Afirmó que un pilar esencial y relevante del sistema de salud son sus médicos, doctores, enfermeras, camilleros y personal administrativo de clínicas y hospitales; por ello, enfatizó que a estos servidores públicos se les deben dar todas las garantías por el desempeño de su labor que, incluso, realizan a costa de su salud y la de sus familias.

Refirió que las acciones y políticas del gobierno, si bien deben buscar una aplicación general, también pueden contener matices basadas en consideraciones y casos justificados. En ese sentido, el anuncio del pasado 5 de abril respecto de que a los servidores públicos -a partir del nivel de subdirección- se les reducirá su salario y aguinaldo, no debe aplicarse al personal médico y hospitalario que en estos momentos enfrenta al coronavirus, hasta en tanto acabe la contingencia.

El también presidente de la Comisión Frontera Sur planteó que se evalúe exentar a las y los trabajadores del sector Salud del ámbito federal (IMSS, ISSSTE e Insabi), de las medidas anunciadas en el Primer Informe Trimestral del Segundo Año de Gobierno Federal.

“Estamos en momentos críticos y de ahí la determinación del ajuste salarial y la reducción de prestaciones; es una decisión difícil pero que apela a la vocación de servicio público. Sin embargo, en el caso del sector salud es pertinente evaluar su aplicación, porque deseamos que haya personal médico motivado y al que se le reconozca su trabajo”.

Explicó que las secretarías de Salud, y de Hacienda y Crédito Público tienen que ponderar y revisar la situación particular del personal médico y de salud, a quienes se debe animar y procurar, en virtud de la batalla que están dando ahora y que darán en los próximos días.

Texto y Foto: Cámara de Diputados