El Ensamble Segrel ofrece concierto de Música Antigua “Oigan las folías que se cantan hoy”

Ciudad de México, 8 de junio de 2022

Fue en el marco del Espacio Cultural San Lázaro

En el marco de las actividades del Miércoles Cultural San Lázaro, se presentó el Concierto de Música Antigua “Oigan las folías que se cantan hoy”, a cargo del Ensamble Segrel, quienes realizaron una muestra con múltiples referencias a la música que hay en la poesía de Sor Juana Inés de la Cruz.

El ensamble, llevado a cabo en la Cámara de Diputados a través de las secretarías General y de Servicios Parlamentarios, la Coordinación de Servicios de Información, Bibliotecas y Museo, y las Bibliotecas Legislativa y General del Congreso de la Unión, fue dirigido por Manuel Mejía Armijo, con la voz y guitarrilla de Carmen Mastache y Francisco Bringas en las percusiones, quienes hicieron un recorrido por las fuentes musicales de la época renacentista.

La directora de Bibliotecas y Archivo de la Cámara de Diputados, María Vázquez Valdez, dijo que este programa musical tiene el propósito de dar a conocer las aportaciones de la “Décima Musa” en el campo de la poesía, la música y la danza en el espacio conventual.

Resaltó que la vida en el claustro virreinal resultaba propicia para la creación de mujeres del Siglo XVII, entorno en el que la poeta y dramaturga logró dominar diversos géneros, no sólo de la poesía o la prosa, sino se permitió componer celebres villancicos y algunas letras de canciones tanto sacras como profanas.

Apuntó que el Ensamble Segrel está dedicado a la interpretación, investigación y recreación de la música antigua en su contexto histórico, lo que permite un acercamiento a la cultura medieval, renacentista y a las tradiciones lírico musicales y las influencias de Medio Oriente.

Recordó que en el siglo XVII los villancicos estaban vinculados con la cultura popular, mientras que en el claustro eran interpretados en un ambiente virtuoso, sensible y genuino, atmósfera que pudo ser recreada por el Ensamble Segrel con su música y canto.

Explicó que la palabra “Segrel” era designada a un juglar de la época medieval, un escudero y trovador que creaba sus composiciones y poemas.

Durante el concierto, donde se escuchó parte de la obra lírica de Sor Juana Inés de la Cruz, el director del ensamble, Manuel Mejía Armijo, expuso que en el ambiente conventual se vivía una espiritualidad a través de la belleza, una devoción alegre y festiva que se manifestaba con la música y la poesía.

Agregó que el villancico es un género medieval que originalmente eran cancioncillas de amor y se fue volcando a lo devocional; es decir, es un género de poesía que siempre va acompañado con la música, el cual fue muy popular en las fiestas de Corpus y en el ambiente conventual se daba de forma íntima entre hermanas de devoción de la música, no sólo de forma litúrgica, sino de convivencia para reforzar los lazos en el Convento.

Precisó que los villancicos de Sor Juana, así como de otros poetas de su tiempo, están construidos sobre cánones musicales que eran muy conocidos porque se usan en la música popular.

Añadió que las seguidillas es un género de poesía renacentista cuya característica es que la métrica de los versos es irregular; un verso largo, un verso corto en el caso de Sor Juana tiene la característica de que tiene una sombra que no se ve, pero que se escucha en las palabras.

Texto y Foto: Cámara de Diputados