El Estado de Israel asume la autoría del ataque terrorista en contra de El Líbano