Entrevista a Arturo Escobar y Vega, respecto a la reforma educativa

Ciudad de México, 4 de abril de 2019

P.- Diputado, qué sabor de boca les deja el adelanto que podría tener el destino de la Reforma Educativa. El Presidente señala que si no hay acuerdos va a cancelar su iniciativa y derogar la del 2013, y se quedaría la anterior a ésta.

Dip. Arturo Escobar y Vega (AEyV).- No se podría derogar, tendía que ver una reforma constitucional y si eso pasa, los grupos parlamentarios tanto en la Cámara de Diputados como en el Senado y en los Congresos locales, tendrían que construir las mayorías para regresar a la redacción del 2013; sin embargo, lo digo con todo respeto, es poco probable.

Yo creo que la interpretación es ni siquiera pensar que vamos a regresar a la reforma del 2013, es como pensar que otra vez los sindicatos van a tener la prerrogativa de decidir qué pasa con las nóminas magisteriales, eso lo veo poco probable.

Más aún, que los sindicatos decidan quién sube y quién baja en materia del escalafón magisterial, en materia de premios, en materia de subir a espacios más arriba dentro de la carrera magisterial, eso lo veo poco probable, y creo que nadie lo quisiera; además del tema de las evaluaciones.

Seguimos sosteniendo que todo es adaptable, mejorable y modificable en la reforma del 2013, lo único que creo que nadie quiere, es pensar que los maestros ya no sean sujetos a la evaluación.

Hoy estamos en el entendido de que sí se van a evaluar pero que no habrá ningún tipo de acción punitiva en caso de que no aprueben las evaluaciones. La interpretación que todos tenemos, por las palabras que dijo el Presidente, son unas, pero yo no veo que el jefe del Ejecutivo piense que en el México de hoy pudiéramos regresar a que los sindicatos tengan el poder absoluto sobre el sistema escolar mexicano.

P.- Diputado, ¿vez poco probable que esta situación se llegara a presentar por la correlación de votos?

AEyV.- No veo que nadie quisiera eso, creo que ni el propio Presidente.

P.- Pero el hecho de que el Presidente lo diga, ¿no prende focos de alerta?

AEyV.- Lo que genera es su opinión. La opinión por el lado de nosotros, es que no queremos regresar a lo que había en el 21013, por lo menos en esos tres aspectos: evaluaciones, control de la nómina por parte del magisterio y control de los escalafones en cuanto a recompensas y plazas por parte del magisterio; eso nadie lo quiere, nadie.

P.- El Presidente dice que, si no hay acuerdo, cancelaría la de él, derogaría la de Peña porque le quiere cumplir al magisterio.

AEyV.- Otra cosa extraña, también, de lo que se dice o se interpreta, es que le estamos dando a conocer al magisterio, especialmente al magisterio radical de la sección 22 de Oaxaca, la estrategia, “oye, tómame la Cámara de aquí hasta que se presente la iniciativa constitucional que derogue la reforma de 2013”, como que le estamos diciendo al magisterio qué hacer para que pase lo que ellos quieren.

Pero, siendo prácticos y siendo sinceros yo no le veo probabilidades a que lo que se reformó en 2013 se convierta otra vez en ley vigente, lo digo sinceramente y creo que el Presidente tampoco quiere, puede ser un juego de palabras, él es un hombre muy inteligente y a veces utiliza la ironía, pero nadie te repito, pensaría que México puede regresar a lo que teníamos antes de esta reforma.

P.- Por otra parte, ¿qué opiniones merece este regreso de Elba Esther Gordillo y el calificativo de “reformita” a la reforma que está aquí en la Cámara?

AEyV.- Bueno, yo creo que a Elba Esther le está pasando lo que le pasó en su momento a Cuauhtémoc Blanco, ¿no?, de que seguía jugando a los 40 años y de estar en equipos de primera A, veías a uno de los mejores jugadores de la historia México jugando en un equipo de la división de ascenso de nuestro futbol. Creo que ella tiene que entender que hay que saber retirarse.

Con todo respeto, ¿”reformilla”? ¿cuál “reformilla”? es una reforma que lo que busca es quitarle la parte punitiva que tanto rechazo generó, casi unánime, en el magisterio mexicano, pero lo que no estamos dispuestos es a quitar de la Ley la parte de la evaluación.

Yo creo que no hay “reformilla”, lo que hay es reforma. Lo que hay es un Congreso y lo que hay es discusión, entonces ojalá y entienda que hoy es el tiempo de otro sindicalismo, un sindicalismo que busca que no se adjetivíse sino que forme parte de las construcciones de acuerdos; lamento mucho lo que dijo.

Texto y Foto: Cámara de Diputados