ENTREVISTA QUE CONCEDIÓ EL SECRETARIO DE ECONOMÍA, ILDEFONSO GUAJARDO VILLAREAL, AL CONCLUIR SU PARTICIPACIÓN EN LA SEXTA REUNIÓN PLENARIA DEL GRUPO PARLAMENTARIO DEL PRI EN EL RECINTO LEGISLATIVO DE SAN LÁZARO

Foto: Especial

Ciudad de México, 31 de enero de 2018

Pregunta: Nada más unos minutitos. 

Con el mensaje que da el Presidente anoche, ¿cómo puede beneficiar o afectar estas negociaciones en el Tratado de Libre Comercio. 

Respuesta: Yo creo que más que concentrarnos exclusivamente en el mensaje, lo que podemos observar es que ya un año de haber reiniciado este diálogo con la nueva administración en Washington, creo que lo que nos dice el mensaje de anoche es que siendo básicamente un mensaje dirigido claramente a quien se lo tiene que dirigir, que es a sus conciudadanos, en elementos muy importantes de su política interna, se refleja también un cuidado en las implicaciones externas de su mensaje lo cual, sin duda, es un avance en relación de lo que estábamos en estas mismas alturas experimentando el año pasado.

 

Al menos crea mejores condiciones, no es una solución a la complejidad de los temas que tenemos, pero al menos manda, a partir de este mensaje, que hay un poco de mayor cautela a la hora de hacer referencias públicas al entorno internacional estadounidense.

 

Pregunta: ¿Cómo se va a preparar México para la próxima ronda?

 

Respuesta: Yo creo que tiene que haber mucho trabajo entre este momento y la próxima ronda, tenemos que llegar a la próxima ronda con algunas propuestas de solución a los temas más complejos.

 

Pregunta: ¿Cuáles serían esas?

 

Respuesta: Básicamente lo que anuncié en esta presentación, los temas de gran complejidad en la cláusula de terminación que propusieron norteamericanos, los temas de reglas de origen, los temas, la resolución de disputa, sobre resolución de controversias en los capítulos de inversión, de disputas comerciales y de disputas entre estados que es el Capítulo 20. hay varios temas que tenemos que empezar a proponer soluciones que nos permitan llegar a acuerdos que sean buenos para todos.

 

Pregunta: ¿Habrá avances significativos antes del periodo electoral?

 

Respuesta: Yo creo que ha habido, de hecho en la última ronda se reconocieron avances y creo que el hecho de que estemos muy avanzados en capítulos que tienen que ver con la modernización es importante.

 

Lo que ahora necesitamos son avances en los temas de mayor complejidad que no son tradicionales en acuerdos comerciales.

 

Pregunta: ¿Se puede ir la negociación  hasta el próximo gobierno?

 

Respuesta: ¿El próximo gobierno de dónde?

 

Pregunta: El que sea electo el 1º de julio, ¿le correspondería al otro?

 

Respuesta: Yo creo que en la negociación comercial es una responsabilidad que nadie puede diferir, si sus tiempos que no son los que determinan, sus tiempos no son los elementos que nos están definiendo cuándo vamos a terminar, la sustancia es la definirá si estamos listos o no a terminar.

 

Lo que sí no puede ser una respuesta, porque sería irresponsable, es sentarnos o negarnos a estar interactuando en esta negociación.

 

Si la solución se llegara a diferir por circunstancias, no se descartar que sea después de la elección cuando siguiéramos continuando esta negociación, pero no es opción para ninguna de las partes sentarte a diferir la responsabilidad de modernizar este acuerdo.

 

Pregunta: ¿No le tomaría la palabra a Andrés Manuel que está pidiendo que sea hasta el próximo, que se lo dejen al otro gobierno?

 

Respuesta: Esto no es una decisión de ningún país en lo individual, es una definición de tres socios de un acuerdo comercial y lo único que no puede hacer ninguno de los tres socios es, irresponsablemente, negarse a ser parte de esta negociación.

 

Gracias.