Entrevista telefónica concedida por Laura Angélica Rojas Hernández, Presidenta de la Cámara de Diputados, a Leonardo Curzio, en ADN 40

Ciudad de México, 25 de febrero de 2020

PREGUNTA.- Presidenta ¿cómo está? Buenos días.

RESPUESTA.- Hola doctor Curzio. Muy bien, muy buenos días a ti y al auditorio.

PREGUNTA.- Un discurso el día de ayer  muy comentado decíamos o comentábamos también ayer en conversación, pero un discurso que va al fondo, o sea, la bandera abraza también la causa de las mujeres, Laura.

RESPUESTA.- Así es doctor. Yo creo que cada Día de la Bandera, en cada año, deberíamos de hacer una reflexión sobre las causas actuales que debería de inspirar la bandera, siempre viendo al pasado, por supuesto, recordando que la bandera ha sido inspiración y causa de las mejores luchas que ha dado nuestro pueblo.

Pero que muchas veces nos quedamos en estos días ceremoniosos en el recuerdo del pasado y olvidamos, y yo creo que de eso se trata en este tipo de ceremonias cívicas, de no olvidar que tenemos hoy día todavía muchas batallas que luchar.

Por supuesto, en el México de hoy hay muchas; sin embargo, creo una de las principales y eso fue lo que dije el día de ayer, es la lucha por la igualdad entre mujeres y hombres. La lucha por la igualdad salarial, la lucha, por supuesto, en contra de las violencias, en contra de los feminicidios, porque hay que recordar que somos la mitad del país, poco más de la mitad del país y que si no construimos una sociedad auténticamente igualitaria, el desarrollo simplemente no va a ser posible, el desarrollo para todos.

De eso se trató el discurso, de claro, hacer una remembranza del pasado; pero, sobre todo, de actualizar nuestras luchas, nuestras causas.   

PREGUNTA.- Y hacía una llamado la presidenta de la Cámara de Diputados a la autocrítica; hace un momento platicaba con el presidente del Tribunal Superior de Sonora, y le digo: “¿no se ha preguntado usted por qué las mujeres fueron a protestar a su edificio?”

Creo que es tiempo de abrir, efectivamente, el oído, escuchar los reclamos de la gente y decía usted ayer, presidenta, es tiempo de autocrítica.  

RESPUESTA.- Sí, es tiempo de autocrítica. Yo decía ayer y lo creo, sinceramente, este es un problema milenario y estructural; o sea, yo creo que desde que existe la humanidad ha habido estas relaciones dispares de poder entre mujeres y hombres que han persistido hasta nuestros días. Es un problema muy complejo y que es responsabilidad de absolutamente todos.

Por eso ayer, yo hacía una crítica desde las familias, las familias, la sociedad en su conjunto, que a veces vemos, incluso, como en las empresas, vemos comerciales machistas, misóginos y los programas de televisión.

Hemos normalizado, de alguna manera, como sociedad, la violencia hacia las mujeres; por supuesto, las autoridades, que creo que todas, los municipios, los gobiernos de los estados, el Ejecutivo federal, los poderes, el Poder Legislativo local y federal, el Poder Judicial; o sea, todo mundo tiene algo que hacer, tiene un pedazo de responsabilidad y, en ese sentido, creo que todos tenemos que acelerar el paso para dar respuesta a este tema, que si bien no es nuevo, sí es verdad que en las últimas semanas hemos visto estos casos tan atroces de feminicidios que nos han movido a todos, que creo que han sacudido a la sociedad.

En ese sentido, creo que es urgente que demos resultados.

PREGUNTA.- ¿Qué va a hacer el día nueve, Laura?

RESPUESTA.- El día nueve me voy a sumar al paro, sí me voy a sumar al paro, creo que sí es importante darle (…) hacer visible cómo sería nuestro México sin mujeres.

Muchas no lo van a poder hacer porque van a tener que salir a trabajar, etcétera, no van a poder tener ese derecho, ejercer ese derecho a la manifestación; pero creo que las mujeres que podamos hacerlo, las más que podamos hacerlo, pues hay que hacerlo.

Creo que es importante que la sociedad mexicana en su conjunto, por un ratito, por un día, pueda ver cómo sería un día sin mujeres; y eso es una manifestación para -como dicen las que están convocando al paro- si no nos cuidan, pues que no nos vean.

PREGUNTA.- Muy bien. Presidenta, muy agradecido por la entrevista.

Muy buenos días.

RESPUESTA.- Al contrario doctor, muy buenos días a ti y al auditorio.

Texto y Foto: Cámara de Diputados