Familias mexicanas en Estados Unidos requieren ayuda para repatriar los cuerpos de sus fallecidos

Ciudad de México, 22 de mayo de 2020

Se reúne Comisión con funcionarios de la Secretaría de Relaciones Exteriores

Representaciones de México en el mundo siguen operando: directora general de Servicios Consulares

La presidenta de la Comisión de Asuntos Migratorios, diputada Julieta Vences Valencia (Morena), aseguró que hay familias mexicanas en los Estados Unidos que están desesperadas porque no saben qué hacer para repatriar los cuerpos de sus fallecidos. Por su condición irregular, dijo, no pueden acceder a programas de asistencia.

En reunión virtual con funcionarios de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) para conocer las acciones emprendidas durante la emergencia sanitaria, indicó que en el caso de las mujeres víctimas de violencia, se requiere que ellas sepan a dónde acudir y qué hacer para proteger sus vidas. “Debemos dar el mensaje a los paisanos de que no están solos y que vamos a ayudarlos dentro de nuestras competencias”.

La legisladora señaló que la pandemia ha evidenciado la vulnerabilidad de miles de mexicanos en el exterior, especialmente en Estados Unidos, porque al vivir de manera irregular no tienen todos sus derechos.

Participación de diputadas y diputados

El diputado Ulises García Soto (Morena) comentó que, en Ciudad Juárez, Chihuahua, se constituyó un “hotel filtro” donde asociaciones civiles, en cooperación con ACNUR, rentan 108 habitaciones para que los repatriados sospechosos de contagio, permanezcan en cuarentena de manera segura. Sugirió replicar esa acción en otros puntos de llegada.

La diputada de Movimiento Ciudadano, Pilar Lozano Mac Donald, preguntó qué medidas se tomarán para el regreso de connacionales y cuál es la situación de los repatriados centroamericanos porque, dijo, los vuelos llegan y salen de la Ciudad de México, donde se encuentra el pico de contagios más alto de COVID-19.

El diputado del grupo parlamentario de Morena, Oscar Rafael Novella Macías, destacó la labor realizada para ayudar al retorno de mexicanos que se encontraban en el extranjero en tiempo de pandemia. Solicitó apoyo de la dependencia a fin de eliminar el cobro de impuesto para introducir vehículos americanos a nuestro país.

La diputada María Eugenia Leticia Espinosa Rivas (PAN) preguntó qué solución brinda la SRE a niñas, niños y adolescentes que ingresan a México sin documentos que respalden su nacionalidad, y a las personas que solicitan la doble ciudadanía. Comentó que los trámites son muy difíciles.

De Movimiento Ciudadano, la diputada María Libier González Anaya solicitó saber qué medidas se implementan para proteger a los connacionales que regresan y si se realizan a mediano o largo plazos. Preguntó si hay planes para ampliar nuestros consulados en el extranjero.

La diputada de Morena, María Teresa Rebeca Rosa Mora Ríos, solicitó información respecto de la distribución de alimentos mediante el consulado de México en Nueva York, debido que ahí se ubica uno de los mayores focos de contagios de COVID-19.

Oficinas de México en el mundo siguen operando: SRE

La directora general de Servicios Consulares de la SRE, Carolina Zaragoza Flores, explicó que ante esta crisis las representaciones de México en el exterior han mantenido su operación, aunque de manera disminuida y en dos fases. Una, para entregar documentación de manera expedita, pero aminorando la presencia de connacionales en los consulados. Otra es la de atención en línea, lo que permitirá un número importante de personas asistidas.

Comentó que en temas de registro civil y de notaría pública, se tienen ya requisitos previos en línea, a fin de que los interesados, cuando acudan al consulado lo hagan una sola vez.

Respecto de los mexicanos que fallecen en el exterior, subrayó que los documentos son expedidos para que los familiares trasladen los cuerpos, ya sea por inhumación o cremación. “Estamos en constante contacto con las autoridades sanitarias de cada entidad para el manejo de los restos”.

Dijo que apoyan los puentes humanitarios mediante gestiones ante el Instituto Nacional de Migración para los extranjeros que se repatrian y deben pasar por territorio nacional. Además, se da atención a las mujeres víctimas de violencia, se les contacta con dependencias específicas de auxilio legal y psicológico e “incluso hay ayuda para cuando las personas agredidas en la violencia familiar son hombres”.

Julián Escutia Rodríguez, director general de Protección a Mexicanos en el Exterior de la Subsecretaría para América del Norte, afirmó que se respalda a las familias en la repatriación de los restos de connacionales fallecidos por el Coronavirus en los Estados Unidos, sin desatender las estrategias de apoyo a trabajadores agrícolas en contratación temporal.

Informó que son casi mil muertos por el COVID-19, la mayoría en Nueva York; se está apoyando a las familias con la repatriación y se tiene un fondo adicional para ello. “Estamos recomendando la cremación, aunque sabemos que culturalmente es complejo, porque los mexicanos no suelen hacer esto, pero en estas condiciones sanitarias se requiere”.

Estimó que desde el inicio de la pandemia han regresado al país más de doce mil mexicanos; sin embargo, no se puede registrar a cabalidad su número porque muchos lo han hecho por sus propios medios, en vuelos comerciales.

Aseguró que en la repatriación de mexicanos que realiza la Cancillería se toman todas las medidas sanitarias: se checa la salud de cada persona para evitar contagios y que enfermos no suban a esos aviones, tanto en los países de origen como al ingresar a México.

Iván Sierra, director ejecutivo del Instituto de los Mexicanos en el Exterior, advirtió que el reto ante la pandemia es atender a 30 millones de connacionales con diferentes estatus migratorio a través del uso de redes, como la consular, que incluye 50 representaciones, y por medio de 51 ventanillas con apoyo de la Secretaría de Salud, en atención primaria y psicológica; el personal habla español y lenguas indígenas y se usan líneas telefónicas y redes sociales.

También se ofrece atención financiera para que los mexicanos protejan su patrimonio ante la pérdida de empleos, que ya se ubica en los 38 millones, de marzo a la fecha, en los Estados Unidos. Es un tsunami económico de consecuencias que no podemos prever y se necesita activar todas las alianzas para ayudar a que los connacionales allá puedan acceder a programas de ayuda, comentó.

Otro tema es la protección a la educación para que no se profundice el rezago en los hijos menores de mexicanos, mediante una red de alianzas con instituciones de enseñanza de México y estadounidenses, a fin de que haya continuidad en el aprendizaje.

Asimismo, se refirió a los jóvenes que recibieron el beneficio de la acción diferida (Daca) desde 2012, porque de concluir en junio próximo, habrá 700 mil personas que habían tenido una protección migratoria y que se convertirán en indocumentados de la noche a la mañana. “Requerirán documentos de identificación e insertarlos en el ámbito laboral”.

Texto y Foto: Cámara de Diputados