Finalizan mesas de análisis sobre la regulación ética de la inteligencia artificial en México: conclusiones irán a la RAM de la UNESCO y a candidatos presidenciales

Ciudad de México, 29 de enero de 2024

Los elementos fundamentales para que Inteligencia Artificial esté al servicio de la inteligencia humana y del planeta son la ética en el desarrollo y uso de la IA, derechos humanos y la innovación.

La senadora del Partido Verde, Alejandra Lagunes Soto Ruiz declaró finalizado el proceso de análisis sobre la Regulación Ética de la Inteligencia Artificial en México, por lo que las conclusiones de este trabajo en conjunto con especialistas, legisladores, representantes de gobierno y de organismos autónomos se publicarán en la RAM de la UNESCO y se compartirán con las candidatas y el candidato a la presidencia de México, pues es un documento que contiene el diagnóstico de la materia en el país, es decir,  la ruta a seguir para la regulación de la IA.

Soto Ruiz, promovente de estas mesas de análisis, junto con la Alianza Nacional de Inteligencia Artificial (ANIA) y de la  Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) aseguró que después de las observaciones de las 6 mesas temáticas, en tres sesiones, se llegó a la conclusión de que los elementos fundamentales  para que Inteligencia Artificial esté al servicio de la inteligencia humana y del planeta son la  ética en el desarrollo y uso de la IA, derechos humanos y la Innovación.

Las temáticas que se abordaron en las mesas fueron políticas públicas y derechos; educación y mercados laborales; ciberseguridad y gestión de riesgos; género, inclusión y responsabilidad social; infraestructura y datos, así como innovación e industria.

Subrayó que México se sumó a más de 50 países con los que está trabajando la UNESCO implementando la RAM (Readiness Assessment Metodology) para crear una hoja de ruta que permita realizar el primer diagnóstico sobre el estado e impacto de la inteligencia artificial en el país, la cual sentará las bases para futuras líneas de acción.

Cabe destacar que entre las conclusiones está el regular el uso de la Inteligencia Artificial más que la tecnología y a través de la educación reducir la brecha de participación de mujeres en IA y carreras STEM, capacitación de los profesores y cambio en el modelo educativo, concientización de los riesgos del uso de la tecnología.

Asimismo, el desarrollo de la IA debe ser sostenible y sustentable, pues hay un gran reto en el uso de energía y de agua por los centros de datos y de cómputo. Se espera que las emisiones de CO2 relacionadas con la IA representen el 1% de las emisiones globales para 2030 y el 4% para 2040, según la Universidad de Oxford.

De igual manera promover el desarrollo y uso de la IA en el sector público para mejorar el diseño de servicios digitales, y promover el diseño de política pública basada en datos, entre muchos otros rubros que abarcan la innovación, los derechos humanos, la inclusión, la diversidad, la educación, la seguridad y la ética de la responsabilidad.

Texto, Foto y Video: Grupo Parlamentario del PVEM en la Cámara de Senadores