Firma del Convenio de Colaboración entre el Senado de la República, que preside el senador Eduardo Ramírez, y el Instituto de las Mujeres

Ciudad de México, 25 de noviembre de 2020

SENADOR EDUARDO RAMÍREZ: Sí las entiendo. Entiendo que cuando las cosas no se hacen bien, la única forma de hacernos notar es a través de nuestra manifestación, de los sentimientos que nos embargan como personas, como seres humanos. 

Y por eso, cuando no se hacen bien las cosas se reflejan en violencia (falla de transmisión)… desde el momento en que nacemos, el ser inherentes a derechos, a gozar de nuestras libertades plenas.

Hoy las mujeres tienen mayor capacidad de denuncia, antes no. Antes se quedaban en silencio.

Y, esa capacidad de denuncia creo que debe ser lo que debe caracterizar a las instituciones, al sector femenino como una oportunidad de hacer valer (falla de transmisión)…

Cuando se presentan denuncias por maltrato, por violencia, que en muchas ocasiones llegan al feminicidio, y es cuando voltean a ver el problema. Creo debe haber la sensibilidad.

En este día tan importante, hacemos un llamado a los ministerios públicos, a los jueces de conciliación, a los jueces que imparten justicia, a los magistrados, que se sensibilicen y no solamente seamos intérpretes del derecho, sino intérpretes del sentir de las mujeres.

Creo que este debe ser el objetivo, que debemos hacer ese llamado a la sociedad y a las instituciones. 

Vean en esta casa del Pacto Federal, siempre una oportunidad para poder avanzar. Para avanzar en aquello que todavía tenemos pendiente.

Estoy completamente seguro de que, con el esfuerzo del Poder Ejecutivo, con el esfuerzo del Poder Legislativo, podemos transformar la vida de las mujeres, podemos transformar el pensamiento de los hombres, de nuestros niños y de nuestras niñas.

Reconozco el gran liderazgo de la doctora Nadine Gasman Zylbermann, presidenta del Instituto Nacional de las Mujeres, en el impulso de políticas públicas para la igualdad entre mujeres y hombres; así como plataformas estratégicas para erradicar la violencia contra las mujeres y niñas.

Y se lo reconozco, porque yo soy padre de tres mujeres, Dios me bendijo con pura mujer.

Para nosotros, el compromiso está firme: sin mujeres no, sin las mujeres no podemos avanzar, no queremos avanzar. Con ellas todo y para ellas todos los derechos y todas las libertades.

Muchas gracias.

MODERADORA: Muchas gracias, senador Presidente.

Solicitamos amablemente a la senadora Martha Lucía Mícher Camarena, nos dirija unas palabras, por favor.

SENADORA MARTHA LUCÍA MÍCHER CAMARENA: Muchas gracias. Muy buenas tardes a todas, a todos.

Doy la más cordial bienvenida a nuestras compañeras, amigas, colegas, insistencialistas. A todas ustedes. A nuestros hombres también, qué bueno que están aquí.

Un día como hoy, porque hoy hace 60 años asesinaron a Teresa, Minerva y Patria Miraval. No estamos celebrando nada, estamos conmemorando este espantoso asesinato; no se murieron de catarro: las mataron, las mataron a palos.

Y por ello, estamos recordando, porque así lo determinó Naciones Unidas, que cada 25 de noviembre se conmemorara este brutal asesinato y se alzara la voz en contra de la violencia y las violencias hacia las mujeres y las niñas en todo el mundo. Y así lo estamos haciendo.

Yo me siento muy orgullosa de que estas tres mujeres que se revelaron en contra de una dictadura, de la dictadura del señor Leónidas Trujillo, y llamadas “las mariposas”, ellas se llamaban en la guerrilla “las mariposas”. La gente cuando las veía, les decía: “larga vida a las mariposas”.

Y esas mariposas ahora nos han dado vida, porque nos han transformado la consciencia, porque nos han transformado nuestra vida, porque nos han enseñado ellas que hay que defender siempre las utopías. Pero las utopías no entendidas como lo imposible, sino lo difícilmente alcanzable.

Esa es la utopía feminista. Lo que ha sido llegar a codazos, ha sido llegar a sentenciazos, a base de burlas hemos logrado muchas reformas; hemos sido señaladas como aburridas, como monotemáticas, nos han acusado de lo que les ha dado la gana, a colegas de izquierda. Pero hemos logrado lo que hemos querido.

Aunque nos han dicho: “híjole, ustedes no salen del tema de las mujeres”, así nos lo dijo, no voy a decir quién, hace muchos años. Le dije: “no has entendido nada de la transversalidad de género. Nada”.

Por eso creo yo que es un gran día, y qué bueno que estamos celebrando este convenio. 

Me da mucho gusto Nadine bueno que estamos celebrando este convenio. 

Me da mucho gusto Nadine, eres una gran maestra, una gran maestra feminista. Gracias a ti y al equipo que tienes en el INMUJERES, un equipo histórico, porque nunca había llegado una feminista, ¿eh? Irredenta, como eres tú, porque eres irredenta. 

Así es que me siento muy orgullosa de este gran pacto. Me siento muy orgullosa del Presidente. 

Vean las palabras que acaba de decir, no las dice de la lengua para afuera. Está convencido, y aunque no tuvieras hijas, no importa, estas convencido, eso es lo más importante. 

Y el equipo que tenemos ha avanzado muchísimo. Le estamos entregando a las mujeres en este país un gran paquete, el paquete de la paridad; el paquete de la violencia política contra las mujeres en razón de género; el paquete de la violencia digital y mediática; el paquete de la igualdad salarial, que ya lo aprobamos, ya está a punto de aprobarse en la Cámara de Diputados.

La Ley de Amnistía, caramba, estamos dando la vida porque ahora sí la presencia de la mujer sí está garantizando presencia y conciencia de género.

Y estamos aquí con nuestros colegas, con nuestros compañeros, con nuestros aliados, que se unen a la causa feminista, a la causa insistencialista, porque eso somos, unas insistencialistas irredentas y aquí estamos también revisando cada uno de los ordenamientos para que se incorpore lenguaje incluyente, para que se incorpore la visión de género, en nombramientos, en escalafón en esta reforma del Poder Judicial, ahí estaremos revisando que se pongan estos lentes, los lentes de la desigualdad, como lo que estamos haciendo. 

Me da mucho gusto la celebración de este gran convenio. 

Felicito a Zulma Campos, a la directora de esta unidad técnica de igualdad, qué buena iniciativa, te felicito. Y qué bueno que estamos aquí celebrando este convenio para que la lucha histórica del reconocimiento de los derechos humanos se plasme todavía más en un convenio de colaboración, y el INMUJERES no nos pierda de vista; que esté vigilante, vigilante de que lo que hacemos lo hacemos para cerrar la brecha de desigualdad entre mujeres y hombres, y sobre todo mayores oportunidades y no discriminación para nosotras. 

Muchas gracias y felicidades.

MODERADORA: Gracias, senadora Martha Lucía Mícher, por su mensaje. 

Le solicito amablemente a la doctora Nadine Gasman Zylbermann, Presidenta del Instituto Nacional de las Mujeres, nos pueda obsequiar su mensaje.

Por favor, doctora. 

NADINE FLORA GASMAN ZYLBERMANN: Muchísimas gracias por la oportunidad de estar en el Senado.

Yo quiero decir que cada vez que estoy en un acto hibrido o presencial, me da muchísimo gusto. 

Parece un poco de normalidad, con todas las medidas, estas raras que tenemos.

Quiero empezar agradeciéndole al senador Eduardo Ramírez, Presidente de la Mesa Directiva del Senado de la República, por la posibilidad de tener este convenio, que es un convenio extremadamente importante, mucho más de lo que se ve, porque va a trabajar en todo lo que hace el Senado, y esa apertura realmente la agradecemos.

Quiero también agradecerle muchísimo a mi maestra Malú Mícher, es la presidenta de las insistencialistas. Una mujer de la que aprendo todos los días y que no hay barrera, sólo hay pequeños obstáculos que hay que ir caminando.

A la maestra Zulma Campos, titular de la Unidad Técnica para la Igualdad de Género desde el Senado de la República, que ha sido una aliada increíble con la que hemos trabajado, que me da muchísimo gusto estar aquí.

A Julio Rivera, por estar aquí también con nosotras. Todos los que nos ven en algún lugar del universo. 

Y a mis colegas, a Patricia Uribe, una insistencialista también, una mujer que ha hecho grandes aportes para la igualdad y los derechos de las mujeres; así como a mi colega Miguel Ángel González, del área jurídica. 

Yo quiero empezar diciendo y sumándome a las palabras de Malú, de veras no podemos olvidar nuestra encomienda, por qué estamos aquí. Creo que es muy significativo y simbólico que estemos firmando este convenio en el Día Internacional para Eliminar la Violencia contra las Mujeres.

Y esta es una jornada mundial, como nos recordaba Malú, que fue propuesta en el primer encuentro que la Ministra de Bogotá por las feministas latinoamericanas, realmente en memoria y en un homenaje a estas hermanas Mirabal, que estamos recordando 60 años después y agradeciéndoles lo importante que fue su lucha y su memoria para el trabajo que hacemos hoy en día aquí, en México, y en todo el mundo.

El asesinato de ellas ocurrió en el marco de un gobierno dictatorial, pero desafortunadamente la violencia contra las mujeres no sólo ocurre en este tipo de gobierno.

Ocurre en todas partes del mundo, en todos los regímenes políticos, en todas las clases sociales, en todas las religiones, en todos los ámbitos. Por eso es que es tan importante tener políticas públicas, tener transformaciones de la vida personal y comunitaria para poner fin a la violencia contra las mujeres.

Es una fecha emblemática. Hoy estuvimos en la mañana con el Gabinete, con el Presidente, realmente dando cuenta de cómo para nuestro gobierno la violencia contra las mujeres y las niñas es inaceptable.

Estamos trabajando en conjunto con el Legislativo, con el Judicial, evidentemente el Ejecutivo, pero también con los estados y con los municipios, para prevenir, para atender y para sancionar todo tipo de violencia.

Tenemos obligaciones nacionales e internacionales que estamos cumpliendo y de veras tenemos que aumentar los esfuerzos que estamos haciendo para que las mujeres en nuestro país podamos tener una vida libre de violencia.

Y esto requiere de acciones en todos los ámbitos y este Convenio General de Colaboración que tenemos tiene ese objetivo, refrendar nuestro compromiso, establecer las bases de coordinación para promover acciones que incorporen el principio de igualdad entre mujeres y hombres en el trabajo del Poder Legislativo.

Y yo quiero decir que es un privilegio y es un honor ver la paridad en acción, porque una cosa es lograr la paridad, que es muy difícil, pero ver que lo que decimos, la diferencia que hace ser 50-50 en la vida real, es realmente impactante y la agenda legislativa de esta Legislatura, lo estructurantes que han sido las leyes de la paridad en toda la ley, la ratificación del convenio 189, el reconocimiento de la violencia en la política contra las mujeres, por razón de género, la calidad de la legislatura y el cuestionamiento y el ver todas las propuestas con lentes con perspectiva de género, preguntándonos qué impacto tienen las mujeres, es realmente muy importante.

Es un privilegio y por eso para nosotras es realmente un honor poder firmar este convenio, porque sabemos que vamos a seguir trabajando juntas y juntos con esto.

Para nosotros esto es parte esencial del Programa Nacional de Igualdad entre Mujeres y Hombres 2020-2024, que es nuestra hoja de ruta, que no es un plan que se hizo en un escritorio.

El Plan recuperó las voces de las mujeres de todo nuestro país, en toda su diversidad, que nos dijeron claramente cuáles eran sus problemas, pero sobre todo qué esperan del Gobierno, qué esperan del Legislativo y del Judicial.

Y sus seis objetivos demuestran este trabajo, demuestran estas áreas de oportunidad donde evidentemente hay un espacio gigantesco para la agenda legislativa.

El objetivo que tiene el vínculo con la autonomía económica, la ley de Igualdad Salarial es esencial, el tema de salud y bienestar, las leyes en todos los ámbitos, pero especialmente las leyes en el tema de salud sexual y reproductiva, las leyes que vinculan y que le va a dar forma al sistema de cuidados, que esperemos que pronto aprueben la Ley del Derecho al Cuidado y salga la Ley de Sistema de Cuidados.

El tema de la participación igualitaria en todos los ámbitos, que ya lo han dado con la paridad en todo, y el tema de la construcción de entornos seguros y en paz, donde hay mucho que aportar.

Con la implementación de Proigualdad, queremos cerrar las brechas de desigualdad en todos estos objetivos para realmente contribuir de esta manera, porque sabemos que la mejor manera de contribuir a la disminución, a la prevención de la violencia es la promoción de la igualdad.

Tenemos que continuar el trabajo conjunto, coordinado, con todas las dependencias y entidades del Gobierno de México, pero también trabajar con las otras órdenes de Gobierno y poderes de la Unión, como son el Poder Legislativo, esta Cámara de Senadores y senadoras, y la Cámara de Diputados.

Tenemos acciones puntuales que consideran su participación y que están relacionadas, además de todo lo que dije, con la armonización de nuestro marco jurídico en diferentes ámbitos.

Por ejemplo, en el tipo penal de feminicidio, en el tema de la violencia obstétrica, la discriminación contra las mujeres y niñas, las normas relacionadas con el derecho a una vida libre de violencia, el reconocimiento de la identidad de género de las personas trans, y de los derechos sexuales y reproductivos de todas las mujeres.

Quisiera terminar mi intervención diciendo que, a pesar del tamaño de los retos, todas y todos podemos hacer algo para combatir la violencia contra las mujeres.

Podemos promover acciones que promuevan de manera directa la igualdad en la vida de las mujeres y las niñas en México y que atiendan sus necesidades.

Es extremadamente importante poder trabajar en la implementación del Proigualdad y el convenio, es un instrumento para hacerlo de una manera fácil y expedita.

Pero también quiero hacer un llamado a que propongan y aprueben las reformas necesarias para que la igualdad sustantiva se vuelva una realidad.

Y en este sentido, en el INMUJERES, celebramos la reciente aprobación de la reforma a los artículos 4 y 74, en la Cámara de Diputados y diputadas, que elevan a nivel constitucional el derecho del cuidado, el disfrute del tiempo personal, qué importante para las mujeres, y la obligación del Estado Mexicano de crear la Ley General de Cuidados, que contempla la conformación del Sistema Nacional de Cuidados, que hemos estado trabajando y pensando con la senadora Malú Micher.

Así que les hacemos un respetuoso llamado a que pueda aprobarse pronto en el Senado.

Ustedes pueden contar con nosotras, con el INMUJERES, con todas nuestras capacidades, las podemos acompañar, como lo hemos hecho, tanto en acciones que tienen que ver con la capacitación, como en opiniones en opiniones legislativas, con apoyo político, interlocución, para que estas propuestas sean conocidas y difundidas adecuadamente.

Compartimos la misión de transformar a México, de transformar a México en este país donde haya espacio para todas y para todos, para que la igualdad sea el común denominador y que las niñas y las mujeres de México tengamos mayores y mejores oportunidades.

Muchísimas gracias.

MODERADORA: Agradecemos el mensaje de la doctora Nadine Gasman Zylbermann.

Y, en este acto solicito respetuosamente a la doctora Nadine y al senador Eduardo Ramírez, procedan a la firma del Convenio.

(FIRMA DE CONVENIO)

SENADOR EDUARDO RAMÍREZ: Muchas gracias.

Escuchándolas, de verdad que uno aprende todos los días, más sobre la igualdad, sobre la participación de las mujeres. Pero el día de hoy, la conmemoración para erradicar la violencia contra las mujeres, es un asunto que nos compete a todos por igual.

Y sepan que los pendientes legislativos que tenemos, tienen ustedes una guerrera, una insistencialista en Malú, que trabaja todos los días, no tiene mayor agenda que no sea de las mujeres. Y creo que además de ser una gran aliada, es una gran legisladora y le voy a pedir que los temas pendientes que tengamos, podamos irlos trabajando a la brevedad posible.

Tenemos, aparentemente hasta el 11 de diciembre sesiones, entonces ya estamos con el tiempo encima. Hay que sacar los pendientes: en los temas de las mujeres no existe oposición, salvo en aquellas que tenemos un gran debate, que vamos a discutir seguramente en el siguiente periodo, una reforma constitucional más profunda.

Quedaron pendientes los cargos de participación política, de la Presidencia de la República y de las gubernaturas. Y es un tema que se tiene que dar, pero hay todavía pendientes legislativos que nosotros tenemos ese firme compromiso de llevarlo a cabo y sacar lo urgente y también lo importante.

Doctoras, sean bienvenidas. Doctora Patricia y aquí tienen su casa.

Muchas gracias, felicidades.

Gracias, Malú.

Texto y Foto: Senado de la República