Fundamental, impulsar política dirigida a madres y padres en materia de educación sexual

Ciudad de México, 5 de julio de 2022

No educar sexualmente a un hijo, debería estar considerado como negligencia parental, aseguró el experto Vidal Schmill

En el Senado de la República, el especialista en desarrollo humano, Vidal Schmill, impartió la conferencia “Guía para hablar sobre sexualidad con tus hijos”, evento que organizó el Instituto Belisario Domínguez, que preside el senador Miguel Ángel Osorio Chong. 

Durante su intervención, dijo que es fundamental la implementación de políticas dirigidas a la educación, preparación y actualización de las madres y padres de familia en esta materia, “pues no se trata de ser especialista, pero si se necesitan fundamentos, pues ya no es válido decir, yo voy a educar a mis hijos como a mí me educaron”. 

Expresó que los padres de familia deben estar completamente involucrados en este proceso educativo, y no proporcionarlo, se podría considerar una negligencia que afecta a los niños, porque debido a esta carencia se cometen una gran cantidad de abusos.

Señaló que la niñez, en muchos casos no es capaz de saber que los están padeciendo, hasta que lo procesan muchos años después, lo que impacta y se refleja en la sociedad.

“Hay quienes piensan que educar es pervertir, pero no educar sexualmente a un hijo, debería estar considerado como negligencia parental”, aseveró.

Los componentes de una buena educación sexual son la reproductividad, el género, el erotismo y la vinculación afectiva, los cuales se encuentran entrelazados y representan un patrón de referencia durante toda la vida.

Señaló que la reproductividad no es el único elemento de una buena educación sexual, pues en México se registran 350 mil embarazos adolescentes al año, casi mil por día; “es indispensable dejarlos ser niños, pero no ignorantes”.

Dijo que las y los padres deben hacer un replanteamiento al proporcionarle a sus hijas e hijos un celular, o plantear los criterios bajo los cuales se les permitirá acceder a ellos, ya que la pornografía les llega a las y los niños conectados a algún dispositivo, sin que ellos la busquen, con un promedio de edad de ocho años.

Apuntó que los elementos de una educación sexual responsable, como hablarla en el momento oportuno y necesario, establecer estrategias eficaces, con información bien documentada, útil, científica y actualizada, son factores que incluso permiten prevenir abusos sexuales o que alguien abuse de otras personas.

Con ellos, las personas podrían cuidar y disfrutar de su cuerpo, contar con información durante el desarrollo para evitar mitos y prejuicios; disfrutar con una pareja; respetar la forma de experimentar de otras personas, conocer sus derechos sexuales y reproductivos; y percibir oportunamente cuando se vinculan con una persona violenta.

Advirtió que México es el segundo país con más asesinatos de personas trans en el mundo, después de Brasil. En los últimos cinco años, agregó, se han registrado en nuestro país 461 homicidios de personas de la comunidad LGBTTTIQ+, siendo las mujeres trans quienes concentran el mayor número de casos, con 270.

Se trata, puntualizó, de transformar positivamente el futuro de las niñas, niños y jóvenes, al mejorar su presente, a través de una educación familiar y escolar inteligente, informada y consciente, porque realmente los hijos de hoy necesitan madres y padres de hoy.

Texto y Foto: Senado de la República