Garantizar gastos funerarios de adultos mayores en situación de pobreza, propone Eduardo Ramírez

Ciudad de México, 13 de enero de 2021

Señala que esas familias no pueden erogar gastos de este tipo; plantea que la Secretaría de Bienestar facilite esta asistencia social, sobre todo, ante la pandemia de Covid-19  

El presidente del Senado de la República, Eduardo Ramírez Aguilar, presentó una iniciativa con el objetivo de elevar a rango de ley que el Ejecutivo garantice a las personas adultas mayores de escasos recursos la asistencia de servicios funerarios integrales y de calidad. 

En la sesión de la Comisión Permanente, que se llevó a cabo este miércoles en su modalidad a distancia, el legislador expuso que se trata de asegurar que los adultos mayores que lleguen a fallecer, a consecuencia de la actual crisis sanitaria o por cualquier otra circunstancia, cuenten con el servicio funerario, como asistencia social por parte del gobierno.

Para muchas familias mexicanas el fallecimiento de un ser querido no sólo crea una quiebra emocional, sino también económica, toda vez que estos gastos no son contemplados ni planeados por la población más vulnerable, que está preocupada en cómo vivir y que difícilmente puede hacerse cargo de ese oneroso gasto.

A menudo, las familias de escasos o nulos recursos económicos en que, uno o varios de sus adultos mayores fallecen a consecuencia del Covid-19, no cuentan con lo necesario para subsanar, al menos en parte, la erogación de los gastos finales o funerarios de sus integrantes.

Si bien es cierto que el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado, el Instituto Mexicano del Seguro Social y el Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de las Familias apoyan este tipo de trámites, también lo es que existe un vacío legal respecto de las personas que no cuentan con estos apoyos.

Por ello, el presidente de la Mesa Directiva planteó facultar a la Secretaría de Bienestar para que otorgue esta asistencia a los adultos mayores que no cuenten con seguridad social o se encuentren en situación de pobreza.

Eduardo Ramírez aclaró que el gobierno no cuenta con la capacidad para dar estos servicios por cuenta propia, ni para hacer frente a la demanda que representa en la actualidad, por lo que se debe dar comienzo a la participación de los sectores productivos, al más bajo costo y en beneficio de los que menos tienen.

En este sentido, propuso que la Secretaría pueda celebrar contratos de colaboración para la prestación de servicios funerarios con aquellas empresas 100 por ciento mexicanas especializadas que cumplan con la infraestructura, capacitación, reconocimientos, experiencia probada y acreditada en la asistencia funeraria integral.

También planteó que el servicio funerario sea entregado en especie, con la finalidad de evitar fraude o abuso por alguno de los familiares del fallecido y dar transparencia a esta prestación. 

El presidente de la Mesa Directiva precisó que, para contar con servicios funerarios de calidad dignos y decorosos, se debe destinar como máximo hasta dos y medio puntos porcentuales de la pensión que se brinda en el Programa de Pensión para el Bienestar de las Personas Adultas Mayores

No se tiene que perder de vista que la igualdad y equidad son principios básicos que rigen al Estado de Derecho en México, de ahí que la asistencia social sea un tema que apremia en la actualidad, derivado de la pandemia por Covid-19.

El senador destacó la importancia de dignificar el último adiós a los integrantes de este sector poblacional y “hacerles saber a ellos, en particular, y a sus familias, que cuando el momento lamentable e inevitable de la partida llegue, tendrán una despedida digna”. 

La iniciativa que reforma diversos artículos de la Ley de los Derechos de las Personas Adultas Mayores, fue enviada a la Comisión de Desarrollo y Bienestar Social del Senado de la República.

Texto y Foto: Senado de la República