HAY UN POLICÍA EN CADA BANDA DE SECUESTRADORES EN EDOMEX

La zona de cultivo donde fue localizada la tumba clandestina en la comunidad nayarita de Pantanal. (Salvador Arellano)

El coordinador de Combate al Secuestro de la Fiscalía estatal dijo que sólo en 2017 fueron puestos a disposición de la autoridad judicial 20 ex servidores públicos que colaboraban con delincuentes.

Toluca, Chilpancingo y México.- En cada banda de secuestradores hay por lo menos un policía, reconoció Rodrigo Archundia Barrientos, coordinador de Combate al Secuestro de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México.

Al concluir un encuentro con la Asociación de Empresarios y Ciudadanos mexiquenses (Asecem), el funcionario afirmó que sólo el año pasado fueron puestos a disposición 20 ex servidores públicos que colaboraban con grupos delincuenciales, mientras que en lo que va de 2018 ya son dos.

En cada banda de plagiarios “por lo menos un policía está involucrado. Tuvimos un promedio de 20 en 2017, y este año llevamos dos servidores públicos que han participado. Algunos forman parte de la banda, dando protección o avisando de los operativos”, aseguró.

Archundia Barrientos detalló que se trata de policías estatales, ministeriales, municipales y federales, algunos de ellos inclusive asesoraban a los secuestradores; los casos detectados ocurrieron principalmente en los municipios de Chalco y Nezahualcóyotl.

Pormenorizó que en 2017 se reportaron 173 secuestros en la entidad mexiquense, lo que significó una reducción de 33 por ciento comparado con los 12 meses anteriores, cuando se atendieron 254 denuncias por este delito.

Según el coordinador antisecuestro, durante el año pasado 20 personas fueron ultimadas “porque muchos (casos) no eran secuestros extorsivos, sino homicidios que los delincuentes disfrazaron de plagio para distraer la atención de lo que verdaderamente era una privación de la vida”.

“De enero a febrero llevamos 19 secuestros, la mayoría resueltos, y en estos momentos hay dos vigentes que estamos en plena etapa de negociación”, expresó.

Respecto al sexo y edad de las víctimas, Archundia Barrientos comentó que los delincuentes privan de la libertad por igual a hombres y mujeres adultos, aunque también existen casos de estudiantes de entre 15 y 16 años, pero en un porcentaje menor, y hasta de ancianos.

Comentó que entre los nueve integrantes de una banda de secuestradores desarticulada recientemente en Valle de Chalco está un policía federal.

Para contener y reducir este delito, dijo, se cuenta con tres fiscales especializados asignados a los valles de Toluca y México, así como a la zona oriente.

ABANDONAN ESCUELA

En Guerrero, el Colegio Morelos, uno de los más antiguos de la Montaña Baja, anunció el cierre temporal de sus puertas, luego de que la congregación religiosa que lo administraba abandonó la ciudad por los asesinatos de una religiosa, de 18 años, y de sus familiares.

Dicha medida afectará aproximadamente a 700 alumnos de educación preescolar, primaria secundaria y bachillerato, informó la diócesis de Chilpancingo-Chilapa.

El cierre del colegio, ubicado en el Barrio de San Francisco, ocurre días después de que los padres y la hermana de una de las religiosas de ese centro educativo fueron asesinados y desmembrados.

El 30 de enero pasado, en la periferia de la ciudad, se reportó el hallazgo de ocho personas descuartizadas, entre ellas los artesanos indígenas que llegaron de Veracruz para vender muebles de madera.

Los otros cuerpos eran de los padres y la hermana de una joven religiosa, de 18 años, que trabajaba en este colegio y cuyo cadáver fue localizado tres días después en las inmediaciones del barrio del Calvario, con huellas de violencia sexual y decapitada.

En un comunicado, la diócesis expresó su “profunda tristeza e indignación (por) el secuestro y la muerte de los familiares de una de las religiosas de esta comunidad guadalupana; asimismo que se haya criminalizado a las ocho víctimas de la violencia encontradas el pasado 30 de enero y entre los que se encontraban sus padres”.

Estos crímenes provocaron, señaló en el documento, que la congregación se retirara de manera definitiva y que se tenga que buscar una nueva administración, “ya que cerrarlo ocasionaría que muchos niños y adolescentes se quedaran sin recibir una atención educativa de calidad”.

Al igual que los demás centros escolares, el Colegio Morelos suspendió clases de septiembre a diciembre de 2107 ante el temor de que los alumnos quedaran en medio de un enfrentamiento.

Ante ello, la diócesis exhortó a las autoridades a que aclaren estos crímenes y reinstalen la tranquilidad en Chilapa; y a los criminales a que “no toquen ni destruyan una de las cosas más sagradas que tenemos: la educación de nuestros niños y jóvenes”.

MÁS CUERPOS

La jornada de violencia de este miércoles dejó al menos 12 muertos en Guerrero, Oaxaca, San Luis Potosí, Chihuahua, Baja California y Nayarit; en esta última entidad, autoridades exhumaron una osamenta de una nueva fosa clandestina.

El colectivo Familias Unidas confirmó que el nuevo entierro fue localizado en el poblado de Pantanal, en Xalisco, en una zona de cultivo, a solo 500 metros del lugar donde el pasado 13 de enero encontraron 33 cuerpos.

Los trabajos de exhumación duraron ocho horas y participaron elementos de la Fiscalía de Justicia y policías científicos de Ciudad de México. En total, se estima que con el hallazgo de ayer suman ocho las fosas clandestinas en Xalisco y San Blas, de las que han extraído 57 cadáveres.

La jornada violenta incluyó cuatro muertos en Chihuahua (en la capital y Ciudad Juárez), al igual que en Oaxaca (en Juchitán de Zaragoza, Yautepec y Zimatlán); uno, en Acapulco; uno en San Luis Potosí y uno en Baja California.

DESMANTELAN “NARCOLABORATORIO” Y DETIENEN A CINCO EN COLIMA

Personal de la División de Investigación de la Policía Federal aseguró en Colima un predio que presuntamente era utilizado como laboratorio clandestino y detuvo a cinco personas, informó la Comisión Nacional de Seguridad (CNS).

A través de un comunicado, detalló que en seguimiento a información recabada a través de reportes de investigación de gabinete y campo, elementos federales se trasladaron al municipio de Villa de Álvarez y realizaron un cerco de seguridad en las afueras del terreno.

Ahí detuvieron a Carlos Omar “N”, Milton Fabián “N”, Jonathan Eduardo “N”, Maribel “N” y Marga Paola “N”, presuntos encargados de producir la droga conocida como metanfetamina.

Los policías revisaron el interior del lugar y aseguraron varios envoltorios de sustancia granulada, dos ollas con tubos incrustados en las tapaderas, dos tinas y dos mangueras de plástico, entre otros materiales.

Personal especializado determinará el tipo de sustancias que eran utilizadas, al igual que los instrumentos para la elaboración de la presunta droga; los detenidos fueron puestos a disposición del agente del Ministerio Público de la Federación.

Con información de: Juan José García, Óscar Rodríguez, Javier Trujillo, Antonio González, Bernardo Cisneros y Notimex

Alicia Rivera, Rogelio Agustín y Eugenia Jiménez | Milenio