Impulsan desde el Senado reformas para garantizar señales auditivas en pasos peatonales

Ciudad de México, 3 de enero de 2024

Se busca salvaguardar la integridad de personas con discapacidad visual

En muchas ciudades y localidades de México, las personas con discapacidad visual enfrentan obstáculos para cruzar las calles de manera segura, lo que representa un riesgo constante para su integridad física, aseguraron senadoras y senadores del Grupo Parlamentario del PRI.

Por tal motivo, presentaron una iniciativa para reformar la Ley General de Movilidad y Seguridad Vial, a fin de que la federación, los estados, municipios y demarcaciones territoriales de la Ciudad de México, dentro de sus criterios para el diseño de la infraestructura vial, garanticen la implementación de señales auditivas en los pasos peatonales, a efecto de salvaguardar la integridad de personas con discapacidad visual.

Subrayaron que la propuesta enviada a las Comisiones Unidas de Zonas Metropolitanas y Movilidad y de Estudios Legislativos Primera, tiene el objetivo de construir un país más accesible y respetuoso con la diversidad de capacidades de todas las personas.

Señalaron que si bien algunos puntos del país han implementado cruces peatonales con señales auditivas, la realidad es que son todavía insuficientes y desiguales, por lo que se requiere mayor atención e inversión en la construcción de infraestructura accesible.

Refirieron que de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en México, alrededor del 3.5 por ciento de la población vive con alguna forma de discapacidad visual, lo que representa aproximadamente 4.3 millones de personas que enfrentan diariamente desafíos al cruzar calles y avenidas, pues se desenvuelven en un entorno diseñado para personas sin discapacidad.

Precisaron que los estados con mayor número de personas con discapacidad visual son la Ciudad de México, el Estado de México, Jalisco, Veracruz y Puebla. “En estas regiones es donde se requiere una especial atención y una mayor inversión en infraestructuras accesibles”, afirmaron.

Puntualizaron que la implementación de este tipo de movilidad no solo beneficia a este grupo específico de la población, sino que también impacta positivamente en la vida de las personas mayores, mujeres embarazadas o con niños pequeños, y en general, en todos aquellos que enfrentan dificultades al cruzar las calles.

Texto y Foto: Cámara de Senadores