Inauguran Primer Foro Internacional “Hacia la Innovación Tecnológica, Sustentabilidad y el Desarrollo del Campo Mexicano”

Ciudad de México, 14 de julio de 2022

Las aportaciones y propuestas enriquecerán el trabajo legislativo y el presupuesto 2023 para el sector

Participan legisladores, académicos, funcionarios, especialistas y campesinos

Durante la inauguración del Primer Foro Internacional “Hacia la Innovación Tecnológica, Sustentabilidad y el Desarrollo del Campo Mexicano”, la diputada Ciria Yamile Salomón Durán (PVEM) dijo que es un espacio de diálogo y reflexión para buscar más y mejores oportunidades al sector.

No solo se trata de escuchar diagnósticos y planteamientos, sostuvo la diputada convocante al foro, sino de traducir las aportaciones en propuestas serias y viables que permitan saldar la deuda histórica con quienes viven y trabajan en el campo, subrayó.

Afirmó que la participación de las secretarías de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader) y de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), así como del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) y expertos internacionales, enriquecerán el trabajo legislativo para dar cauce a las problemáticas del campo e impulsar su desarrollo. “Eso incluye que el Presupuesto de Egresos de la Federación 2023 contemple recursos adecuados y suficientes para el campo”.

Manifestó su preocupación por la dependencia de México ante otros países en materia alimentaria y por el conflicto entre Rusia y Ucrania “que confirma la necesidad de ser autosuficientes en este ámbito pues, aunque la conflagración tiene lugar del otro lado del mundo, sus repercusiones nos afectan a todos, en especial a países que importan buena parte del alimento y los fertilizantes que consumen”.

Es momento de generar conciencia sobre el uso de insumos de origen biológico y mineral para alcanzar la restauración productiva de los suelos y maximizar la producción agrícola mediante la transferencia del conocimiento científico y tecnológico a productores rurales, indicó.

Señaló que no puede haber autosuficiencia, soberanía nacional ni control inflacionario de productos que integran la canasta básica alimentaria sin el apoyo al campo. Planteó aprovechar la experiencia y conocimientos de especialistas para, a través del diálogo fluido y constructivo, dar al campo una mejor perspectiva de futuro.

El diputado Tomás Gloria Requena (PVEM) externó que existe preocupación por la alta dependencia para cumplir lo que requiere el consumo y producción de alimentos en México. “Somos deficitarios en todas las áreas del sector privado, dependemos de casi todos los insumos para hacer producir la tierra y somos deficientes en la aplicación de recursos para impulsar el financiamiento al campo”.

Destacó la importancia de que participe la SADER, para dialogar e impulsar el desarrollo productivo de México. “Ésta es una ventana de diálogo, de discusión, análisis y acuerdos para proponer temas, no solo de presupuesto, sino estrategias y herramientas para el manejo sustentable del suelo. Por eso este foro es muy importante y dará grandes resultados”.

Necesitamos autosuficiencia alimentaria, somos deficitarios y creo que la estrategia funciona. “Hagamos el esfuerzo para que el Legislativo, el Ejecutivo y el pueblo hagan más productivo al país y lo hagan autosustentable cuidando y conservando el medio ambiente”, enfatizó.

Salvador Fernández Rivera, coordinador general de Desarrollo Rural, de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural, afirmó que el reto es producir alimentos para todos, ya que en la actualidad somos 126 millones de mexicanos y se necesitan alimentos suficientes en cantidad, sanos y de calidad nutricional. “No es sencillo, es un problema muy grande, pues 70 por ciento de la población tiene problemas de sobrepeso y obesidad”.

Edith Calixto Pérez, subdirectora de Prevención y Reducción de Riesgos de Conacyt, mencionó que hay múltiples desafíos en el campo mexicano, especialmente cuando se habla de medianos y pequeños productores, quienes son responsables del 80 por ciento de la producción primaria y viven en profunda crisis caracterizada por la pobreza extrema, marginación y, paradójicamente, altas tasas de desnutrición. “Actualmente tenemos una crisis de salud en el campo, donde se enferman por el uso desmedido de agroquímicos”.

Francisco Ibáñez Pérez, de la Semarnat, sostuvo que en estos dos años de pandemia quienes alimentaron al país fueron las y los campesinos, quienes no pararon en la producción de alimentos. Puntualizó que son varios puntos a analizar, entre ellos si el modelo tecnológico de la agricultura industrial es el adecuado, si es posible ecologizar monocultivos o no, y sostener un nivel de producción alimentaria solo a base de tres cereales: arroz, trigo y maíz, que ha provocado una devastación y genera mayor impacto al cambio climático.

Texto y Foto: Cámara de Diputados