Inflación registra en la primera quincena de agosto su menor nivel desde diciembre de 2016

Los energéticos fueron los productos que ‘ayudaron’ a que la variación anual de los primeros quince días del mes fuese de 3.29%, según datos del Inegi.

México. El Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) tuvo una variación de 3.29 por ciento anual durante la primera quincena de agosto, lo que representó su menor nivel desde la segunda quincena de diciembre de 2016, fecha en la que la inflación se estableció en 3.24 por ciento, informó este jueves el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

La información dada a conocer fue menor a lo estimado por analistas consultados por Bloomberg, quienes esperaban una variación de los precios de 3.5 por ciento a tasa anual.

De esta forma, la inflación está a ‘unos pasos’ de alcanzar la convergencia de 3 por ciento fijada por el Banco de México (Banxico), cuyo objetivo prioritario, por ley, es mantener una inflación baja y estable.

El principal factor de que la inflación se encuentre en su menor nivel en los últimos dos años con 8 meses, se debe a que los precios de la balanza no subyacente (aquel componente que toma en cuenta el comportamiento de los precios de productos de alta volatilidad como los energéticos y los agropecuarios), registraron un alza de 1.72 por ciento anual, lo que significó su menor incremento desde la segunda quincena de agosto de 2016.

Los energéticos presentaron una disminución de precios de 1.02 por ciento en comparación del mismo periodo del año anterior.

No se veía una contracción de precios más alta de la segunda quincena de junio de 2016, cuando sus precios reflejaron una caída de 1.68 por ciento anual.

Para analista de Grupo Financiero Banorte, esta disminución de precios en los energéticos se debe al compromiso del gobierno federal de mantener la electricidad y gasolina al menos constante en términos reales, además de que se comparó con un efecto de base favorable. En cifras quincenales, la inflación no subyacente hace un año fue de 8.5 por ciento anual, subiendo hasta 9.4 por ciento en la segunda quincena de septiembre.

“Es probable que este componente continúe apoyando la baja de la inflación general”, señaló la institución financiera.

De manera particular, el gas doméstico LP presentó una disminución en sus precios de 11.74 por ciento anual, mientras que el gas doméstico natural se mantuvo sin cambios aparentes respecto a la quincena anterior, con un aumento de 0.27 por ciento anual.

La electricidad reflejó un ligero repunte de 1.22 por ciento a tasa anual, cifra ligeramente superior al 1.02 por ciento registrado durante los quince días previos.

Los combustibles también mostraron resultados a la baja.

La gasolina Magna reportó una inflación de 2.06 por ciento anual (su menor nivel desde la primera quincena de septiembre de 2016), mientras que la gasolina Premium arrojó un incremento de 2.84 por ciento anual. No se había observado un menor aumento de precios desde la primera de quincena de enero de 2018 .

Por otra parte, la balanza subyacente continuó dando muestras de resistencia a la baja, al ubicarse en 3.77 por ciento a tasa anual durante los primeros quince días de agosto.

En la variación quincenal, la inflación reportó una disminución de 0.08 por ciento frente a la quincena inmediata anterior.

Los productos que más aumentaron de precio durante la quincena fueron el limón (18.52 por ciento), la naranja (8.19), la papaya (7.48), el huevo (3.40) y los costos universitarios (1.38).

Este efecto fue compensado con la disminución de precios en diversos productos como el transporte aéreo y la cebolla (10.89 y 14.37 por ciento, respectivamente). A su vez, el pollo y el aguacate ya se pudieron encontrar un poco más baratos, al registrar disminuciones de 6.25 y 8.83 por ciento, en cada caso.

Foto: Cuartoscuro

Texto: Héctor Usla | El Financiero