Interpretan en el Senado piezas que dieron identidad a música mexicana

Ciudad de México, 29 de mayo de 2022

El pianista Armando Merino interpretó obras surgidas a raíz de la Revolución Mexicana con toques modernistas

El pianista Armando Merino engalanó la más reciente edición del programa de “Conciertos de Bellas Artes en el Senado de la República”, con la presentación “Nacionalismo y modernismo, insignias de la música mexicana después de la Revolución”.

La noche del pasado viernes, el coordinador de Actividades Artísticas y Culturales del proyecto Casa Nuestra, Salvador Vera, dio la bienvenida al público que asistió a la Antigua Casona de Xicoténcatl, sede alterna del Senado que poco a poco se ha convertido en uno de los principales recintos culturales de la Ciudad de México.

Armando Merino, explicó Salvador Vera, es un pianista mexicano de gran relevancia, con una trayectoria destacada en México y en el extranjero, además de ser uno de los miembros del elenco del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura.

Por su parte, el pianista dijo que el programa “Nacionalismo y modernismo, insignias de la música mexicana después de la Revolución”, se integró por obras de compositores que forman parte del periodo de la Revolución Mexicana. 

Desde el momento en que fuimos Colonia y todo el siglo XIX, la música mexicana se realizó con el ideal y el molde de lo que se hacía en Europa, explicó.

La Revolución, describió, dio un giro en todos los ámbitos, el arte y la música en ese contexto reflejó, a través de sus compositores, este cambio, por lo que surgieron diferencias con la música europea para ser netamente mexicana, pero con elementos modernistas.

El programa interpretado por Merino incluyó piezas como “Sonatina”, de Carlos Chávez; “Allegro”, de José Rolón; “Retablo”, de Silvestre Revueltas; “Costeña”, de Eduardo Hernández Moncada; “Toccatina”, de Bernal Jiménez; “Cuatro danzas mexicanas” de Manuel M. Ponce; y “Muros verdes”, de José Pablo Moncayo. 

Texto y Foto: Senado de la República