Intervención de Jorge Carlos Ramírez Marín, para referirse al pronunciamiento de la Mesa Directiva de la Comisión Permanente en apoyo a la candidatura de México a formar parte del Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas

Senado de la República, 10 de julio de 2019

Muchas gracias, presidente.

Señoras senadoras y senadores, señoras diputadas y diputados.

Quisiera expresarles las razones por las que nuestro grupo parlamentario apoyará este punto de acuerdo, después de haber solicitado y obtenido algunas modificaciones en su redacción.

Lo vamos a apoyar, porque creemos exactamente en lo que acaba de decir el diputado Muñoz Ledo, en su vasta experiencia.

El Consejo de Seguridad es una posición de fuerza, nos pone en una posición de poder ciertamente.

Pero no nos engañemos, va a exigir de una altura de miras, de un patriotismo, de una firmeza, de una determinación que no pueden admitir titubeos, y por eso tenemos que vincular el apoyo que hoy le estamos dando a esta pretensión de nuestra política de relaciones exteriores, la necesidad de mantener en estricta comunicación al Senado de lo que vaya aconteciendo con las posiciones de México en este Consejo de Seguridad.

Queridos amigos, no tardamos mucho en contestar los requerimientos de nuestra nación vecina y hoy por hoy, una de las más poderosas del mundo, y acudimos con presteza, solicitud, y aceptamos condiciones que nunca habíamos aceptado.

No quiero imaginarme cuando se esté discutiendo la posición de nuestro país ante la posibilidad de una invasión armada a un país con el que sostengamos relaciones, no voy lejos, Venezuela.

No quiero pensar cuál va a ser la posición para hacer fuerza y presión sobre el voto mexicano cuando se requiera avalar la intervención armada en cualquier otra zona de la geopolítica del mundo.

En esos momentos es cuando más va a contar el apoyo del Senado, y en esos momentos es cuando más va a contar que no dejemos solo este voto que estamos dando hoy, al que le estamos expresando simpatía, al que estamos expresándole respaldo, pero no es el respaldo para conseguir el que va a ser más importante, sino el respaldo para hacer que efectivamente se convierta en una posición de poder para México y no en otro agravio para la política exterior mexicana.

Si en economía no pueden aceptarse posturas doctrinarias, en relaciones exteriores sí, y en relaciones exteriores México tiene una doctrina que tenemos que hacer valer.

Este voto de hoy no es el importante. El voto importante va a ser el de citar a comparecer a nuestro Canciller para expresarle la opinión del Senado cuando se trate de resolver algo grave en el Consejo de Seguridad.

El voto importante va a ser cuando llamemos a escuchar la opinión del Senado cuando se estén atropellando los derechos de otro país, y un país más poderoso quiera imponerle condiciones al voto mexicano. Es entonces cuando va a contar el apoyo del Senado.

Por supuesto nuestra fracción apoyará este punto, y de antemano les decimos que en esos momentos es cuando más estaremos para cuidar que la política exterior de México no sufra, no merme, sino que siga siendo la postura digna que lo ha convertido en un faro para todos sus hermanos en América Latina y el mundo.

Muchas gracias.

Texto y Foto: Senado de la República