Intervención de la Diputada Federal por el PRI, Sue Ellen Bernal Bolnik, durante los posicionamientos de los grupos parlamentarios, en el marco de la Efeméride con motivo del Aniversario de la Promulgación de la Ley de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia

Ciudad de México, 8 de febrero de 2024

Con su venia, señora presidenta.

Compañeras y compañeros diputados.

Hace 17 años se dio un paso crucial hacia la construcción de una sociedad más justa e igualitaria.

La promulgación de la Ley General de Acceso a las Mujeres a Una Vida Libre de Violencia marcó una fecha significativa en nuestro camino hacia la erradicación de la violencia de género y el fomento de la equidad entre mujeres y hombres.

Esta ley representa el resultado de un arduo trabajo colectivo, producto de compromiso y lucha de miles de mujeres que han alzado la voz a lo largo de los años.

La han levantado en contra de la violencia que tantas vidas (…) proteger a las mujeres de todas las formas de violencia.

Establece mecanismos efectivos para prevenir, atender, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres en todos los ámbitos de la vida pública y privada.

Además, esta ley no solo se limita a castigar a los agresores, sino que también contempla acciones afirmativas y programas integrales de atención y protección para las víctimas.

Reconoce la importancia de la prevención, la educación y la sensibilización como herramientas fundamentales para transformar nuestras estructuras sociales y culturales hacia la igualdad.

Sin embargo, debemos ser realistas, la creación de esta ley no ha sido suficiente para erradicar la violencia contra las mujeres.

Esta ley buscaba enviar un mensaje contundente: que en México la violencia contra las mujeres no sería tolerada y que quienes la incumplieran se enfrentarían a la justicia.

Con 11 mujeres asesinadas al día, todas aquellas que desaparecen también diariamente, con madres buscadoras buscando a sus hijas y que no han sido apoyadas, al contrario, han sido atacadas, es una muestra de que la meta para erradicar la violencia contra las mujeres aún se encuentra muy lejana.

En el grupo parlamentario del PRI creemos que es esencial continuar fortaleciendo el sistema de justicia para que las víctimas de violencia reciban una atención oportuna y efectiva a través de propuestas con un enfoque integral que aborden las causas profundas de la violencia y promuevan un cambio cultural en nuestra sociedad.

Exigimos al gobierno federal que asuma su responsabilidad y garantice un entorno libre de violencia y de inseguridad para las mujeres y para nuestras niñas.

Asimismo, hacemos un llamado a la unidad y a la solidaridad de todos los sectores de la sociedad para poner fin a la violencia contra la mujer, pues solo trabajando juntos, con determinación y compromiso, podremos construir un país donde todas las mujeres podamos ser libres.

Compañeras y compañeros, es necesario que todas y todos nos comprometamos a implementar esta ley, que se haga de una manera efectiva, a garantizar su cumplimiento y a dar seguimiento a los trabajos en la construcción de una sociedad más justa y equitativa. Mucho de ello podemos hacerlo desde este Congreso.

Las mujeres hemos luchado por muchos años, las mujeres hemos construido este país y por eso las mujeres vamos a seguir levantando la voz por todas las mujeres.

Aquí estamos en la lucha, más fuertes que nunca, porque la lucha de una es la lucha de todas y porque nunca más, que se oiga fuerte y que se oiga claro, nunca más nos van a callar.

Es cuanto.

Texto y Foto: Grupo Parlamentario del PRI en la Cámara de Diputados