Intervención de la senadora de la República por el PRI, Verónica Martínez García, para referirse al proyecto de decreto por el que se reforman, adicionan y derogan diversas disposiciones del Código Civil Federal, relativo a la prohibición del matrimonio infantil

Ciudad de México, 21 de marzo de 2019

Con su venia, presidenta.

Doy la bienvenida a las organizaciones que hoy nos acompañan:

Sandra Salcedo, de la Secretaría Ejecutiva del SIPINNA.

A Leonardo Mier, de UNICEF.

A Ivonne Piedras, de Save the Children.

A Irasema Zavaleta, de SIPINNA.

A (Diohema Anlleu), de Fundación JUCONI.

A Liliana Ruvalcaba y a Benjamín Yu, de El Pozo de Vida.

Que es muy importante su presencia hoy aquí, y que por supuesto estamos muy contentos de que nos acompañen en esta sesión histórica e importante, donde vamos a votar esta iniciativa que presentamos de manera conjunta, y que quiero agradecer públicamente a la senadora Josefina, por acompañarme y respaldar en esta iniciativa que hemos presentado de manera conjunta.

Así como también al senador David Monreal, que cuando fue senador de la República, también propuso parte de esta iniciativa, propuestas que recogen la preocupación que existe por fortalecer los derechos de las niñas, niños y adolescentes, cerrando el paso a todo tipo de prácticas que atenten contra estos derechos, así como es el caso del matrimonio infantil.

Lo que estamos logrando el día de hoy, es un avance importante para que los menores de edad cuenten con las condiciones óptimas para disfrutar de sus derechos en cada etapa de su vida.

Este dictamen cumple con las recomendaciones de organismos internacionales protectores de los derechos de la niñez, así como la homologación de nuestra legislación con el artículo 45 de la Ley General de Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, que prohíbe que los menores de edad contraigan nupcias, en atención al principio superior de la niñez.

El decreto que reforma y deroga diversas disposiciones del Código Civil Federal, que analizó con perspectiva de género el tema de prohibición en el matrimonio infantil, puesto que si bien es cierto vulnera los derechos de las niñas y niños, son más las niñas quienes son expuestas a tales prácticas.

Originando con ello, desde los embarazos precoces hasta diversos tipos de violencia, por lo que al prohibir tal acto, se pretende disminuir esos problemas que violentan la integridad y el desarrollo de las niñas, niños y adolescentes.

Con el decreto referido, también se cumple con la recomendación número 20, que el Comité para la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer, realiza el Estado mexicano con relación al noveno informe periódico de nuestro país que establece:

Matrimonios y relaciones familiares, asegurar la armonización de las disposiciones estatales con la Ley General de Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes que permita el matrimonio hasta los 18 años, elaborar campañas para combatir el matrimonio infantil, en específico en áreas rurales y remotas.

El decreto que hoy se votará, no solo considera los preceptos relativos a la prohibición del matrimonio infantil, sino también aquellos relativos a las consecuencias jurídicas generadas con su celebración.

Este dictamen es prueba del compromiso absoluto que tenemos en el Senado de la República, de seguir fortaleciendo los derechos de nuestras niñas, niños y adolescentes.

Agradezco también a todos los senadores y senadoras que participaron en la dictaminación de esta iniciativa; a los presidentes de las comisiones que nos acompañaron, y les pido a todos ustedes, compañeras y compañeros, que hoy votemos a favor por nuestras niñas, niños y adolescentes.

Es cuanto, muchas gracias.

Texto y Foto: Senado de la República