Intervención de la senadora del PRI, Sylvana Beltrones Sánchez, para fijar posicionamiento sobre el dictamen con proyecto de decreto por el que se reforma el artículo 19 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos

Ciudad de México, 6 de diciembre de 2018

Con su venia, presidente;

Honorable Asamblea:

Existe un gran reclamo social por la inseguridad y la violencia en nuestro país.

El aumento desmedido de delitos de alto impacto que afectan directamente a la gente, ocasionan un gran descontento que no es ajeno a este Congreso.

A nadie escapa el incremento de la delincuencia conforme los registros oficiales, agravado por la tasa de reincidencia, en donde a veces en algunos estados llega a ser hasta del 44 por ciento, lo que hace patente la falta de eficacia, de otras medidas cautelares y que inhibe la denuncia por medio de represalias y que motivan la puerta giratoria que sí existe.

Adicionalmente, vemos una grave situación de violencia hacia las mujeres en la familia, mismas que no denuncian por miedo a que las parejas agresoras, al llevar su proceso en libertad, ejerzan más violencia contra ellas o contra sus hijos.

De forma similar, el abuso a menores es alarmante, basta decir que somos primer lugar en casos de violencia y abuso sexual en niñas y niños entre las naciones que conforman la OCDE.

Esta situación motivó a que en el grupo parlamentario presentáramos diversas iniciativas para reformar el artículo 19 constitucional, a fin de hacer oficiosa la prisión preventiva para conductas lectivas, que hoy se reconocen en el presente dictamen respecto a los temas que acabo de referir, como lo es el abuso de menores, como lo es los delitos en materia de armas de fuegos y exclusivos del Ejército, Armada y Fuerza Aérea.

La inclusión de estas conductas junto a otras que son altamente perjudiciales para la sociedad y que hoy se adicionan al catálogo de excepción del artículo 19, son la respuesta que este Congreso dará a las exigencias de millones de mexicanos que hoy se encuentran en un estado de indefensión y abonará a que los tribunales dispongan de instrumentos con certeza jurídica, para poder establecer una medida que realmente proteja a las víctimas en conductas delictivas, en las cuales la evidencia ha demostrado que otras medidas de carácter cautelar han sido ineficaces.

Sabemos y estamos conscientes que esto no va a resolver todo el problema y coincido con quienes me han antecedido en el uso de la palabra, que debemos de ir encaminados al perfeccionamiento de lo ya implementado.

También es importante destacar que la prisión preventiva oficiosa de ninguna manera prejuzga sobre la culpabilidad del imputado, sino que es una medida que el poder constituyente ha decidido considerar de carácter excepcional; es decir, como medida cautelar.

En ese sentido, la presente reforma mantiene el principio de presunción de inocencia y debido proceso, eje rector del nuevo sistema de justicia penal y en consecuencia centro de gravedad de nuestro estado de derecho, que se articular en el respeto a los derechos humanos.

Estamos conscientes de la situación actual de nuestro país, basta recorrer las calles para recoger la demanda social de millones de mexicanos que quieren un alto a la impunidad; muchos de ellos, vas a las colonias y ya sabes quiénes son los delincuentes, por esta misma puerta giratoria que les permite seguir reincidiendo.

En este proceso legislativo, por lo mismo, en el grupo parlamentario del PRI hemos sido muy responsables en la formación de consensos con todas las fuerzas, que respeten los derechos humanos y que cumpla el objetivo de otorgar seguridad a las víctimas y que los imputados no se sustraigan a la justicia.

Por eso, no podíamos incluir otras conductas que ahí se proponían, ambiguas en su redacción y sin justificación de su inclusión, porque entonces sí estaríamos violando este principio de presunción de inocencia, que es el eje –como ya dije- de este nuevo sistema de justicia penal.

Sin embargo, el grupo parlamentario del PRI no será un obstáculo para que el nuevo gobierno pueda cumplir con su compromiso de acabar con la inseguridad y, por lo tanto, lo hoy aprobado será motivo de estarse revisando constantemente, porque como ya se ha dicho, eso no es la única solución, sino que necesitamos seguir trabajando en el perfeccionamiento de la implementación de la justicia en nuestro país, y eso estaremos checándolo y estaremos muy pendientes de que así sea.

Muchas gracias.

Texto y Foto: Senado de la República