Intervención de la senadora por el PRI, Claudia Anaya Mota, para referirse a la iniciativa con proyecto de decreto por el que se reforma la fracción VI Bis, del artículo sexto de la Ley General de Salud, en materia de medicina tradicional y alternativa

Ciudad de México, 6 de diciembre de 2018

Con su permiso, presidente.

Con el permiso de la Asamblea.

Esta iniciativa tiene que ver con la desesperación de muchas personas, muchas personas que acuden con un doctor y que no les resuelven la problemática, que no le resuelve la problemática y en su desesperación o en su necesidad acuden a otras estrategias de solución, puede ser la medicina alternativa.

Ésa, a la que muchas personas se aferran para revertir alguna discapacidad, para bajar de peso, para tratamientos cosméticos y que se saltan la regulación de COFEPRIS, a pasar el nombre de un medicamento a un suplemento.

Y es importante que no se lucre con la tragedia de las personas en materia de salud. Es importante que no se abuse de la necesidad de las personas o su desesperación de curarse y buscar diferentes remedios.

Hoy día, en cualquier mercado podemos acudir y comprar hiervas prácticamente para todo, para subir de peso, para bajar de peso, para conseguir novio, para dejar al marido, para curarte del hígado, del riñón, del corazón, del páncreas, prácticamente de todas las enfermedades, pero no está regulada, ni está prescrita, ni hay nadie que supervise.

No hay nadie que cuide nuestra salud ante la desesperación de muchas personas o de muchos padres de familia en su necesidad de búsquedas de solución ante algún padecimiento o ante alguna enfermedad.

Por eso es necesario que la Ley General de Salud vaya perfeccionándose y vaya adaptándose a las situaciones que en realidad acontecen, a las situaciones que se presentan todos los días.

Por eso esta reforma al artículo sexto, en la fracción sexta bis, que ya tiene la promoción, el conocimiento y desarrollo de la medicina tradicional indígena, pero habría que agregarle también que la misma Secretaría de Salud se haga cargo de la propia promoción, conocimiento y desarrollo de la medicina alternativa, así como su práctica en condiciones adecuadas.

La promoción de estas medicinas, será parte de una estrategia de salud integral para combatir las principales enfermedades de la población.

Es decir, que la Secretaría de Salud se haga del conocimiento de la existencia de estas prácticas, de la existencia de la medicina alternativa de uso cotidiano de la población e intervenga en su regulación, e intervenga en los mecanismos de supervisión para que la gente no se intoxique, para que la gente no degrade sus condiciones de salud por existir al alcance de la mano de tanta persona, tanto hiervas como suplementos, como muchas otras alternativas homeopáticas o de otro tipo, que la Secretaría de Salud no está regulando o que las propias autoridades sanitarias de los estados no están teniendo a consideración.

Por eso es que es importante que desde esta Soberanía vayamos avanzando en legislación que salvaguarde lo más importante que tenemos las personas, que es nuestra salud.

Esta iniciativa la construimos con varias organizaciones de la sociedad civil, que durante muchos años han utilizado muchos mecanismos aislados de la medicina tradicional, y que han sufrido consecuencias muy graves, muy dolorosas e irreversibles.

Por eso nos piden intervenir para que esto no siga sucediendo, para que no haya más charlatanes, para que no haya más gente que engañe, que la autoridad intervenga, regule y acompañe a la población en sus diferentes búsquedas de la salud.

Muchas gracias, presidente, y además le pediría, si usted tiene a bien, ayudarme a que los micrófonos que están en esta Tribuna puedan ser un poco más largos, porque siento que no me escucho, no sé si me escuchen los demás, pero quedo bastante lejos de ellos. Ojalá me pueda ayudar con eso, presidente.

Muchas gracias.

Texto y Foto: Senado de la República