Intervención de la senadora por el PRI, Claudia Ruiz Massieu

Ciudad de México, 27 de julio de 2022

Intervención de la senadora por el PRI, Claudia Ruiz Massieu, para presentar iniciativa con proyecto de decreto por el que se reforman y adicionan diversas disposiciones del artículo 78 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, en materia de Conformación, rasgos esenciales y reglas para la designación de las y los integrantes de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión

Muchas gracias, presidenta.

Compañeras y compañeros.

El Congreso de la Unión sin duda es un reflejo de lo que pasa en nuestra sociedad. Si se diversifica la realidad política imperante, cada una de sus expresiones debe tener lugar en este Honorable Recinto.

Si en cada elección cambia la distribución y el equilibrio en el poder, la integración de los órganos de representación popular debe reflejar ese cambio y respetar la nueva configuración de manera que continúe representando de manera fidedigna a la ciudadanía y su pluralidad.

Esta iniciativa tiene dos propósitos específicos y un medio para lograrlo: garantizar la máxima representatividad y la paridad entre los géneros en la integración de la Comisión Permanente a través de la revisión del número de sus integrantes y de la lógica de asignación de los espacios en la misma a las distintas fuerzas políticas.

La lógica está en una necesaria actualización. En 1917 la Comisión Permanente se integraba por un legislador por cada estado, en ese momento 28 entidades y la Ciudad de México; 15 diputados y 14 senadores, 29 en total.

En 1977 la Cámara de Diputados se amplió a 400 representantes, y en 1987 a 500, lo que llevó ampliar a 37 el número de integrantes de la Comisión Permanente, perdiéndose la referencia al número de federativas, pero reconociéndose que a mayor número de integrantes en la Cámara de Diputados debía corresponder una ampliación en el número de integrantes de la Comisión Permanente.

Después, en 1993 se duplicó el número de senadores, pero con esa modificación no se adecuó la conformación de la Comisión Permanente.

Cabe recordar que el mayor número de integrantes del Poder Legislativo obedeció al propósito democrático de enriquecer la representación plural en este Poder. Se reforzó así el concepto de la pluralidad como un valor y un principio esencial de la democracia mexicana, que en consecuencia debe reflejarse en la conformación de los órganos de representación política.

Por otro lado, hemos avanzado en la recepción integral del principio de la paridad entre los géneros en la conformación de los órganos colegiados con responsabilidades públicas. En este sentido, congruente con el principio que establecimos en el artículo 41 constitucional, considera necesario que de manera expresa se incorpore a las normas de conformación de la Comisión Permanente, que las propuestas para integrarlas que se aprueben en cada una de las Cámaras atiendan puntualmente el principio de paridad.

Esto es consistente con la interpretación del derecho ciudadano a que el efecto de su voto lleve a una representación paritaria.

A pesar de la buena voluntad que hay entre las distintas fuerzas políticas para que el Congreso nunca pierda su esencia como el máximo recinto de representación y pluralidad, durante el primer año de la Sexagésima Quinta Legislatura, la conformación de la Comisión Permanente ha visto vulnerada en dos recesos consecutivos los principios constitucionales de la máxima representatividad democrática, y se ha dejado de lado a grupos parlamentarios cuya presencia en el Congreso es la expresión del voto ciudadano.

Estas acciones son un acto deliberado de la mayoría parlamentaria en ambas Cámaras, haciendo uso de la carencia normativa para regular la proporción que a cada fuerza política le corresponde, se le ha negado la posibilidad de representación a grupos parlamentarios dentro de este órgano legislativo, la Comisión Permanente.

Ha pesado más la voluntad para asegurar la mayoría, que para reflejar el mosaico de la pluralidad de cada Cámara, como establece la Constitución.

Estas omisiones contravienen puntualmente lo resuelto por la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, sobre el precedente del anterior receso al que actualmente transcurre.

El Tribunal ha determinado que la integración de esta Comisión Permanente se ha incumplido con los principios de máxima pluralidad y proporcionalidad, acorde a la conformación de los grupos parlamentarios.

En consecuencia compañeras y compañeros, hay una lógica política actual en la integración que propongo a la Comisión Permanente, que el número de integrantes que la conforman refleje el crecimiento que ha tenido en el Congreso desde 1987, que la pluralidad emanada de la votación de la ciudadanía en los comicios para conformar la Cámara de Diputados y el Senado, esté plenamente representada en el órgano que actúa durante el receso, a fin de que al ejercer sus funciones constitucionales puedan expresarse y votar todas las fuerzas políticas con voz y voto en el Poder Legislativo, y que el principio de paridad se vea reflejado en su integración.

Concluyo, presidenta, pongo a la consideración del órgano revisor de la Constitución el proyecto de decreto para reformar el artículo 78 constitucional, a fin de precisar la naturaleza de la Comisión Permanente, su relación de equilibrio con el resto de los poderes públicos, garantizar la máxima representatividad en su integración mediante el incremento de sus integrantes a 65, de los cuales 33 serían electos por la Cámara de Diputados y 32 por el Senado, observándose el principio de paridad entre los géneros.

Muchas gracias.

Texto y Foto: Grupo Parlamentario del PRI en el Senado de la República